Gamification: la ludificación está de moda

Como asesor de marketing digital y tecnología, he sido parte de muchas reuniones y comités en las áreas de comercialización y de marketing de distintas empresas del medio; en dichas reuniones, siempre se ha discutido el hecho de innovar para estar en la mente del cliente.

ESCRIBE ALFREDO GAMA ZAPATA, GERENTE DE VIRTUAL LABS

Sin duda, con el paso de los años, este proceso ha dado cabida a la ludificación (gamification) como una alternativa para diferenciarse. La ludificación es el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio, en actividades que de por sí no son recreativas, con el fin de potenciar el interés y la motivación.

Esta práctica consiste en emplear una acertada dinámica de juegos para alcanzar objetivos en el ámbito empresarial, como la fidelización de clientes, el incremento de las ventas, el ahorro de costos y un mayor compromiso de los colaboradores. Para ello, se aplican recompensas, niveles de dificultad, progresos con puntos, cuentas regresivas, rankings y muchas características más que son muy utilizadas en los juegos.

Beneficios internos en la organización:

–  Ayuda en las capacitaciones de la fuerza de ventas.
–  Fomenta la innovación en los trabajadores.
–  Mejora la cultura organizacional de la empresa.

Beneficios externos a la organización:

–  Ayuda a la fidelización de clientes hacia la marca.
–  Mejora el posicionamiento de la marca.
–  Incrementa las ventas.
–  Crea mayor empatía con los clientes.

Dos de las más grandes marcas que hacen un buen uso de la ludificación son Starbucks, con su programa Rewards —donde los clientes no sólo van por su café, sino que también obtienen una tarjeta titulada “My Starbucks Reward” y, con cada compra que realizan, obtienen una estrella; mientras más estrellas ganas, más niveles desbloqueas para poder tener acceso a premios especiales— y Coca-Cola, que te pone a bailar con sus máquinas expendedoras (https://youtu.be/DgtijpUNKGo).

¿Cómo funciona la ludificación?

Para el proceso de la implementación, es importante tener en claro los siguientes pasos:

Crear una estrategia que te permita medir los resultados, saber hacia dónde quieres llevar a los participantes,    qué ganarán ellos y qué obtendrás tú como beneficio para la empresa.
Tener una dinámica clara, lo que implica establecer las acciones que tus clientes deben realizar para poder    alcanzar y obtener los incentivos propuestos.
–  Comunicar las reglas de forma sencilla, lo que implica poner metas que motiven a acciones con las que los    clientes se sientan retados pero que, al mismo, sean divertidas. Los retos deben ser alcanzables, o sólo se logrará  frustración.
–  Brindar medios de retroalimentación donde los participantes puedan dejar sus opiniones.
 Medir los resultados. Aquí podemos ver qué tanto logramos alcanzar nuestros objetivos.

Sin darnos cuenta, la ludificación ya esta en nuestras vidas, con diferentes aplicaciones móviles. Aquí algunos ejemplos:

RunKeeper hace correr a millones de personas, guardando un registro de sus carreras, comparando con los amigos, proponiendo retos, caminatas, etc.

Strava es la aplicación preferida por los ciclistas, se usa para registrar tus salidas en bicicleta y la de tus amigos, descubrir nuevas rutas, mejorar tus tiempos y conocer más amigos. Dentro de la aplicación puedes ver mensajes como “nuevo récord personal”, etc.

Preguntados se sitúa en los primeros puestos en los rankings de descargas; es un buen ejemplo de cómo podemos ocupar nuestro tiempo aprendiendo y retando a nuestros amigos a participar.

Publicado en Mercados & Regiones número 13, noviembre de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Gamification: la ludificación está de moda"

Deje un comentario