Empresa Yura: una emblemática empresa arequipeña que sigue creciendo

Hoy en día Yura factura alrededor de S/. 4.2 millones al año, sin considerar las ventas de la distribuidora, y busca introducir nuevos productos al mercado.

ENTREVISTA A FERNANDO ODIAGA, GERENTE GENERAL DE EMPRESA YURA

“La empresa fue fundada en 1950 bajo el nombre de Aguas Minerales Yura, pero operamos como Empresa Yura S.R.L. desde los años 1970, cuando nos volvimos a acoger a la Ley de Pequeña Empresa”, cuenta Fernando Odiaga. “Antes de esto, durante el gobierno de Velasco, mi padre se vio forzado a asociarse a la Comunidad Industrial, y nos llamábamos Empresa Yura Armando Odiaga Sánchez S.A.”.

El gerente general de Empresa Yura continúa: “Algo que se sabe poco es que mi padre funda la empresa con la finalidad de promover las aguas medicinales provenientes de múltiples ojos de agua en la quebrada Yura; algunas aguas se usaban para baños y otras, de mejor sabor, eran consumidas por los pobladores. Ambos usos eran muchas veces recetados por los médicos de la época. Ante esto, mi padre quiso darle un plus a las aguas para consumo, con la finalidad de captar a un público más amplio, que no solo quiera tomar el agua por motivos médicos. Es así que nace Kola Escocesa. Más adelante, creamos Arequipa Dry, para competir con otras ginger ales que existían en el mercado”.

¿Cómo evoluciona el negocio?
Superados algunos problemas internos originados por la muerte de mi padre, en 1979, mi madre y yo retomamos las riendas del negocio y procedimos a fundar la distribuidora, gerenciada actualmente por mi hermana Marta. Después, en 2004, abrimos una nueva planta en Río Seco, que en su momento fue concebida como un piloto, para ampliar las operaciones de la empresa y dejar de depender exclusivamente del agua mineral de Yura para nuestros productos. Con la planta de Río Seco, hemos triplicado nuestra producción tradicional y, además, hemos invertido en líneas adicionales para seguir creciendo. Otro aspecto positivo de haber dejado de lado nuestra dependencia del agua mineral de Yura es que se abre la posibilidad de poner en marcha nuevas plantas en otras ubicaciones. Actualmente venimos analizando la posibilidad de montar una en Lima.

Entonces, ¿diría usted que Empresa Yura viene creciendo?
Hemos tenido crisis en el pasado, que no sólo nos golpearon a nosotros, sino a toda la industria de bebidas; sin embargo, afortunadamente, el Perú viene atravesando una etapa de bienestar económico sin precedentes, lo que ha ayudado a que el consumo de bebidas gaseosas se haya incrementado mucho en los últimos años, a pesar de que, efectivamente, se trata de un bien de lujo, por así decirlo, debido a los altos impuestos que este tipo de producto paga. Entonces, nosotros también nos hemos beneficiado y nuestras ventas siguen creciendo, a tasas anuales cercanas al 10%, aun cuando no invertimos mucho en publicidad y nuestra gaseosa es relativamente cara comparada con el resto. Esto último se debe, más que nada, a temas de distribución. Hoy en día facturamos alrededor de S/. 4.2 millones al año, sin considerar las ventas de la distribuidora.

¿Cuáles son los planes futuros?
Nos gustaría seguir creciendo y, definitivamente, introducir nuevos productos al mercado. Si logramos consolidar esas dos cosas, me voy a dar por satisfecho.

Publicado en Mercados & Regiones número 1, julio de 2014

Sea el primero en comentar sobre "Empresa Yura: una emblemática empresa arequipeña que sigue creciendo"

Deje un comentario