Construyendo nuestra marca personal

¿Proyectamos a los demás una imagen consistente y atractiva que refleja lo que somos realmente?

ESCRIBE ROMINA YÉN MOSCOSO, ANALISTA DE AURUM CONSULTORÍA Y MERCADO

Cuando mencionamos a Gastón Acurio, pensamos en gastronomía y calidad. El embajador de la marca Perú logró que la gastronomía peruana se hiciera mundial; su profesionalismo se alineó con su pasión, y pudo destacar siendo auténtico. Ahora, la gastronomía está de moda; muchos quieren convertirse en chef, innovar, crear recetas, y explorar nuevas cartas y nuevos sabores. Pero ¿cómo lograr destacar? La paciencia, detalle, empeño y compromiso que debemos aplicar al construir nuestra marca personal es la misma con la que Gastón Acurio cultivó la suya.

Inés Temple, presidente de LHH-DMB Perú y Chile, define la marca personal de la siguiente manera: “Es tu nombre, tu prestigio, es quién eres tú y es cómo los demás te miran; pero uno tiene que ser súper coherente en cómo define esta marca con relación a lo que quiere hacer con su vida. …] La mayoría de peruanos no tiene un manejo consciente de su marca personal. Algunos lo hacen mejor que otros, aunque aún intuitivamente y no de una manera integral. Se olvidan que, de cada interacción que tenemos con otras personas, estas se llevan un recuerdo de nosotros que hace que nuestra imagen y reputación quede en ellos”. Ella aconseja manejar la marca personal de manera integral y en todo momento.

Respecto al márketing personal, Inés Temple señala que “se trata de vivir ética, correcta y respetuosamente, para así merecer el respeto y la confianza de quienes nos rodean. De eso depende el que nos refieran, recomienden, contraten, promocionen o compren nuestros servicios y productos”. El márketing personal es una responsabilidad que va más allá de términos mal usados como “promocionarse” o “venderse uno mismo”. El márketing personal efectivo está basado en la autenticidad; no se trata de disfrazar o adornar las cualidades propias para aparentar algo. Para realmente construir relaciones reales y válidas, sea en el ambiente laboral o social, necesitamos estar dispuestos a ser nosotros mismos “el mejor tú”. Como señala Simon Mainwaring, un conocido consultor de branding, “las claves para el éxito de marca son autodefinición, transparencia, autenticidad y accountability”.

La mentalidad que debemos desarrollar es aquella que genere consciencia y responsabilidad en nuestros actos, y asumirla a la hora de decidir, definir y gestionar la marca personal. Si bien las expectativas pueden ser altas, es un esfuerzo que vale la pena hacer para tener buenos resultados.

Uno de los primeros pasos para poner en marcha el plan de márketing personal y desarrollar la marca personal es definirla, comprometerse con lo que uno quiere proyectar, y luego vivir constante y consistentemente dicha marca. Al momento de hacer networking tenemos que estar muy conscientes de lo que proyectamos y generar una experiencia agradable, fortaleciendo la marca personal con la autenticidad de nuestros actos. Debe haber naturalidad en nuestro comportamiento, sin forzar ni pretender ser algo que no somos.

El impacto que podemos generar no solo es en interacciones face-to-face, sino también en las redes sociales. En ellas debemos mantener siempre la imagen que queremos proyectar como persona.

Resumiendo, el márketing personal lo podemos desarrollar en tres simples pasos:

• Autoconocerse: Ser auténticos, conocer nuestras metas, lo que nos apasiona, tener claros nuestros valores, nuestras fortalezas y nuestras debilidades, para trabajar en estas.

• Mostrarse: Tener claro quiénes somos y lo que queremos proyectar, construir la marca sin olvidar nuestra esencia.

• Crecer: Puede ser trabajoso el pensar cómo insertar la marca personal en todo lo que hacemos, pero valdrá la pena y se volverá natural. El crecimiento personal se dará naturalmente cuando los pasos anteriores han sido bien cimentados.

Publicado en Mercados & Regiones número 6, marzo de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Construyendo nuestra marca personal"

Deje un comentario