Despegue del Mercado Alternativo de Valores

En el mes de abril se cumplirán dos años del despegue del Mercado Alternativo de Valores (MAV), creado por la Bolsa de Valores de Lima y la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV), que busca promover el acceso al mercado público de valores a empresas no corporativas.

ESCRIBE RAISA BARRIOS MÁLAGA, ANALISTA DE AURUM CONSULTORÍA Y MERCADO

El objetivo del MAV es brindar facilidades de financiamiento a aquellas empresas domiciliadas en el Perú que facturan menos de S/. 200 millones –como promedio de los últimos tres años–y no tengan valores inscritos en ningún Mecanismo Centralizado de Negociación. Las empresas que cumplan con estos requisitos gozarán de trámite simplificado ante la SMV, empleo de formatos previamente estructurados para los documentos del programa, y estructura tarifaria 50% menor a la del mercado regular con respecto a la Bolsa de Valores de Lima y a la SMV, entre otras ventajas.

Según el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima, existen 800 empresas potenciales que cumplen con los requisitos para ingresar al MAV. A la fecha han ingresado cinco empresas:

Agrícola y Ganadera Chavín de Huántar, empresa dedicada a la exportación de frutas y vegetales frescos y congelados, que además brinda servicios de empaque de productos agrícolas y agroindustriales.

Tritón Trading, dedicada a la venta de maquinaria, equipos y repuestos, y servicio técnico, para los sectores portuario, logístico, construcción, minería y retail.

• A. Jaime Rojas Representaciones Generales, empresa proveedora de equipamiento médico.

• Medrock Corporation, empresa farmacéutica peruana, que tiene como actividad principal la producción de productos farmacéuticos, galenos, dietéticos, edulcorantes, además de recursos terapéuticos naturales y medicamentos.

• Edpyme Inversiones La Cruz, empresa especializada en el otorgamiento de créditos para la pequeña y microempresa, así como créditos pignoraticios –con garantía, preferentemente en joyas o bienes–.

Emitir valores a través del MAV implica costos fijos iniciales de emisión, como los costos de estructuración de los instrumentos financieros y la clasificación de riesgo de la empresa, que elevan el costo total de una primera emisión de valores. Sin embargo, a medida que las empresas realizan más emisiones, estos costos iniciales se van diluyendo. Como beneficios, las empresas reducen sus costos financieros, diversifican su fuente de endeudamiento y se hacen visibles frente a los inversionistas como empresas transparentes y menos riesgosas.

Interés de los inversionistas

Para las cinco empresas que ya cotizan en el MAV, las emisiones fueron exitosas. El monto demandado por los inversionistas fue mayor al monto colocado por las empresas; en el caso de Medrock Corporation, el monto demandado casi triplicó el colocado. La experiencia de estas cinco primeras empresas, el interés de los inversionistas por los valores emitidos, y las flexibilizaciones dadas por la BVL y la SMV sugieren que el MAV puede ser una buena oportunidad para más empresas con necesidades de financiamiento.

Publicado en Mercados & Regiones número 5, febrero de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Despegue del Mercado Alternativo de Valores"

Deje un comentario