¿Dónde compran los arequipeños?

En los últimos años, la ciudad de Arequipa ha sido destino de grandes inversiones en diferentes sectores económicos, siendo el retail una de las actividades con crecimiento más visible.

En 2002, Arequipa contaba con solo una gran tienda de retail moderno, Saga Falabella; en 2007 arribó Plaza Vea. En 2015, los arequipeños pueden escoger entre seis diferentes opciones de grandes centros comerciales. El boom de la inversión en el sector retail se dio entre 2010 y 2012, años en que se invirtieron más de US$ 131 millones, con la apertura de tres grandes centros comerciales (Real Plaza, Parque Lambramani y Mall Aventura Plaza), cada uno con importantes tiendas ancla.

Un informe de Business Monitor International –publicado en el primer trimestre de 2015– estima que en el año 2014 las ventas totales de los hipermercados en el Perú ascendieron a S/. 3,100 millones y que alcanzarían los S/. 3,300 millones en el 2015. Respecto a los supermercados, las ventas estimadas para el año 2014 son de S/. 3,100 millones, proyectándose un total de S/. 3,400 millones para el 2015.

En Arequipa, en comparación con años anteriores, se presenta ahora una variada oferta de tiendas de retail moderno distribuidas en la ciudad y se espera, para los próximos años, el ingreso de más competidores con nuevos formatos. Sin embargo, ¿son estos los principales lugares a los que acuden los residentes a realizar sus compras?

Consumo en la región Arequipa

En 2014, Aurum Consultoría y Mercado realizó un estudio sobre el comportamiento del consumidor arequipeño. Los resultados señalan que, aún contando con una importante oferta de grandes tiendas de retail, gran parte de los hogares de la región continúa realizando sus compras en canales diferentes a los modernos.

Mantenimiento del hogar. Los principales canales de compra de artículos para el mantenimiento del hogar –artículos de lavandería, artículos para el aseo del hogar, servicios de limpieza, entre otros– son las bodegas, con un 36% del gasto, y los mercados, con un 27%. A los supermercados solo corresponde un 12% del gasto en estos artículos. Por nivel socioeconómico (NSE), se observa que a las bodegas corresponde el 26% del gasto del NSE A/B, el 35% del C, el 48% del D y el 57% del E. A los mercados tradicionales corresponde el 24% del gasto del NSE A/B, el 30% del C, el 31% del D y el 23% del E. A los supermercados, por su parte, corresponde el 22% del gasto del NSE A/B, el 10% del C, el 4% del D y el 0% del E.

Alimentos y bebidas consumidos dentro del hogar.Los principales canales de compra de alimentos y bebidas consumidos en el hogar son los mercados tradicionales, con un 52% del gasto, y las bodegas, con un 31%. A los supermercados corresponde solo el 6%. Considerando los niveles socioeconómicos, a los mercados tradicionales corresponde el 55% del gasto del NSE A/B, el 57% del C, el 50% del D y el 34% del E. A las bodegas corresponde el 19% del gasto del NSE A/B, el 28% del C, el 36% del D y el 50% del E. A los supermercados, por su parte, corresponde el 17% del gasto del NSE A/B, el 5% del C, el 1% del D y el 0% del E.

Vestido y calzado. Los principales canales de compra de vestido y calzado son las tiendas especializadas, con un 71% del gasto, seguidas por los mercados, con un 23%. Considerando los niveles socioeconómicos, a las tiendas especializadas corresponde el 86% del gasto del NSE A/B, el 70% del C, el 61% del D y el 58% del E. Por su parte, a los mercados corresponde el 8% del A/B, el 26% del C, el 32% del D y el 36% del E.

A modo de conclusión

Los arequipeños no dejan de ser ciudadanos apegados a sus tradiciones y costumbres, y queda un gran camino por recorrer en cuanto al desarrollo de los canales de compra: si bien se cuenta con una variedad de canales, muchos de ellos no se caracterizan precisamente por brindar seguridad para los compradores y garantía en sus productos.

Al mismo tiempo, el consumidor arequipeño ha venido sofisticado sus patrones de consumo, valorando cada vez más la calidad sobre el precio en la compra de muchos productos. El ingreso de un mayor número de competidores con características modernas en el negocio del retail ha generado que los actores en los canales de compra existentes se vean en la necesidad de sofisticar poco a poco sus productos y servicios. De esta manera, resultan beneficiados los consumidores, con mejores productos y servicios, y también el sector en su conjunto…, por lo menos aquellas empresas que logran alcanzar niveles de competitividad suficientes para enfrentar la nueva competencia de hoy y adelantarse a la competencia que vendrá en el futuro.

Publicado en Mercados & Regiones número 9, julio de 2015

Sea el primero en comentar sobre "¿Dónde compran los arequipeños?"

Deje un comentario