INCAE: Liderazgo latinoamericano con perspectiva global

“La Educación Ejecutiva de INCAE busca apoyar el desarrollo integral de los ejecutivos de América Latina y para ello ofrece un portafolio de programas de diferentes niveles, enfoques y duraciones”, explica Camelia Ilie, decana de Educación Ejecutiva de INCAE Business School.”

ENTREVISTA A CAMELIA ILIE, DECANA DE EDUCACIÓN EJECUTIVA Y DIRECTORA DEL CENTRO PARA LA MUJER DE INCAE BUSINESS SCHOOL

Muchos profesionales buscan un crecimiento profesional a través de la educación ejecutiva. Además de los MBA, existen los programas cortos y los programas modulares, que pueden permitir que los ejecutivos obtengan los conocimientos específicos que necesitan en un menor tiempo. ¿Cómo se comparan estos formatos modulares de la educación ejecutiva frente a un Executive MBA?
En INCAE, tanto el Global Executive MBA como los demás programas ejecutivos pertenecen a la misma área, ya que nuestro enfoque está centrado en nuestros clientes –los ejecutivos de la región– y sus necesidades de desarrollo en distintas fases de sus carreras profesionales.

En el Global Executive MBA la aplicación del aprendizaje y el desarrollo de competencias gerenciales se realiza en tiempo real. Los alumnos están en el aula durante una semana al mes y, durante ese tiempo, desarrollan sus conocimientos y competencias con base en una combinación de tres metodologías: “intelectual”, a través de la actualización y desarrollo de nuevos conocimientos; “experiencial”, a través de estudios de caso, simulaciones, role-playing, outdoors; y “relacional”, a través de una metodología propia de desarrollo de competencias de liderazgo y equipos de alto desempeño.

En las otras tres semanas entre módulos, aplican lo aprendido en su puesto de trabajo. El programa permite aplicar el aprendizaje, probarlo en tiempo real y volver al aula con las dudas, preguntas y mejoras que contrastar con los profesores.

Por tanto, el Global EMBA es un programa que forma y transforma al ejecutivo al mismo tiempo.

Los demás programas ejecutivos para la Alta Gerencia, como el Senior Executive Program (SEP), el Programa de Alta Gerencia (PAG), o el Women’s Executive Leadership Program, buscan desarrollar competencias y compartir herramientas para la toma de decisiones, que ayuden a los participantes a mejorar rápidamente su impacto en las organizaciones.

Otro tipo de programas que ofrecemos son los funcionales, o por áreas temáticas –Estrategia e Innovación, Liderazgo y Desarrollo de Personas, Finanzas, Marketing y Ventas, etc.–, que tienen como objetivo desarrollar en profundidad a los participantes en un aspecto de la gestión.

Han comenzado a aparecer muchísimas escuelas de negocios y hay una especie de proliferación de los MBA. ¿Qué pueden hacer ahora los ejecutivos para diferenciarse del resto?
Es importante, antes de tomar la decisión, que se realice un análisis en profundidad de la oferta: hay que estudiar muy bien el programa, su enfoque y el valor de la escuela que lo imparte en el mercado. El programa tiene que ayudar a los alumnos a tener una mejor proyección en el mercado en el momento de su graduación y tiene que abrirles oportunidades de carrera profesional, de acuerdo con sus objetivos profesionales.

La otra diferenciación importante es escoger un programa con un contexto regional. Nosotros hacemos muchísimo énfasis en nuestro diseño curricular tanto en la parte internacional –vivimos en un mundo interrelacionado– como en la parte de contextualización de los modelos de negocio regionales: formamos líderes globales que saben hacer negocios en América Latina.

¿Usted cree que las ofertas de los MBA perduren en el tiempo, o las escuelas de negocios van a ir sacando nuevas ofertas educativas para el aprendizaje permanente?
Todos los profesionales, en el momento que adquieran una responsabilidad gerencial, van a necesitar desarrollar competencias y conocimientos de management, y actualmente los MBA son los programas por excelencia para adquirirlas en un tiempo relativamente rápido.

Por otro lado, la esperanza de vida de los adultos ha aumentado de forma dramática en el último siglo, y por tanto las vidas profesionales activas se han alargado. Para seguir siendo competitivos a lo largo de toda la carrera profesional, el lifelong learning es un imperativo.

Para responder a estos cambios de nuestra sociedad, en INCAE hemos realizado una transformación profunda, cambiando y adaptando el 80% de nuestro portafolio en los últimos dos años, ofreciendo soluciones de formación y actualización para todos los niveles ejecutivos, desde los jóvenes de alto potencial hasta los empresarios y máximos ejecutivos de organizaciones.

¿Cuál es su opinión con relación a la educación online o incluso los massive open online courses (MOOC), que son cursosgratuitos dictados por internet? ¿Tenemos la misma capacidad de aprender online, que a través del método clásicoo face-to-face?
Los conocimientos e incluso ciertas competencias gerenciales se pueden desarrollar online–Executive Education de INCAE tiene ya una amplia oferta de 17 módulos online cada año– pero no las competencias claves de liderazgo –entre ellos, la empatía–.

En nuestra experiencia, y con base en las teorías de aprendizaje de adultos, solamente un programa con componentes blended–presenciales y online– puede comprometerse con el desarrollo integral de un líder.

¿Cuáles son las principales habilidades que todo CEO debe tener para poder liderar organizaciones con éxito?
En lugar de una lista fija de habilidades, creo que los directivos necesitan tener un growthmindset; es decir, una mentalidad flexible, adaptable, curiosa para aprender permanentemente y adaptarse a diferentes equipos, organizaciones, contextos y entornos.

Asimismo, deben tener un auténtico modelo de liderazgo personal –basado en autoconocimiento y autocontrol– que les permitirá, por un lado, tener una gran fortaleza para enfrentar retos mayores, y por otro, formar con seguridad equipos de alto desempeño que les aseguren una brillante ejecución de la estrategia.

¿Qué tan nuevos son los campos de las neurociencias en los temas de poder influir en otras personas y en la toma de decisiones?
Es una ciencia emergente. Hasta hace pocas décadas no existían los escáneres digitales que permiten monitorear en tiempo directo los cerebros de las personas. Desde que se inventaron los MRI (magnetic resonance imaging) o los PET (positron emission tomography) se puede estudiar en tiempo real cuáles son los circuitos neuronales que las personas aplican en diferentes procesos de toma de decisiones.

Esto implica un conocimiento muchísimo más profundo del ser humano y de los sistemas cerebrales que pueden ayudar a desarrollar una mayor empatía, una mejor capacidad de escucha, un mejor autocontrol emocional, entre muchos otros aspectos críticos para el liderazgo de las personas y la toma de decisiones más eficiente y de mayor impacto.

Publicado en Mercados & Regiones número 6, marzo de 2015

Sea el primero en comentar sobre "INCAE: Liderazgo latinoamericano con perspectiva global"

Deje un comentario