La ISO 9001 y el camino a su nueva versión

La norma ISO 9001cambia de versión: El pasado 3 de junio de 2013, el comité ISO TC 176 publicó el primer borrador de versión ISO 9001:2015. El borrador adelanta importantes cambios de enfoque y nuevas cláusulas que requerirán profundas reestructuraciones en los sistemas de calidad ISO 9001 ya implantados. No se trata de una revisión formal o cosmética sino de una revisión profunda y trascendente de la norma ISO 9001.

ESCRIBE SUSANA BUSTINZA LÓPEZ, GERENTE ADMINISTRATIVO Y COMERCIAL DE ORIÓN GESTIÓN Y PRODUCTIVIDAD EMPRESARIAL

Principales cambios
• Mayor orientación a empresas de servicios: El término “producto” se ha cambiado por el de “bienes y servicios”.
• Enfoque a la calidad total: Además de comprender las necesidades de los clientes, la ISO 9001:2015 requiere comprender las necesidades y expectativas de todas las partes interesadas.
• Enfoque basado en procesos: Se detalla un conjunto de requisitos que se consideran esenciales para la adopción de un enfoque basado en procesos –definir los procesos, los recursos de entrada y de salida, la interacción entre los diferentes procesos, propietarios y responsables de los procesos, indicadores, etc.–. Para las empresas, esto significa que el orden de los procesos y su interacción tienen que estar definidos más claramente.
• Medidas preventivas y gestión de riesgos: Desaparece el concepto de “acción preventiva”. En su lugar, se considera que todo el sistema de gestión de calidad es el medio para la prevención de los riesgos de calidad.
• Gestión del conocimiento y gestión de competencias: Da importancia a la gestión del conocimiento como activo intangible.
• Más hincapié en la mejora continua: Insta a que las organizaciones utilicen herramientas para llevar a cabo la mejora continua de la organización y no solamente requiere que se gestionen las “no conformidades”, “acciones correctoras” o se realicen auditorías y encuestas.
• Información documentada: Los actuales términos “documentos”, “registros”, “procesos documentados”, etc. serán reemplazados por el término genérico “información documentada”. En la práctica, esto significa que se requerirán menos procedimientos documentados. Por lo tanto, la empresa tiene que decidir el grado de información documentada que considere necesario para asegurar la efectividad del sistema de gestión.

¿Qué implican estos cambios para las organizaciones?
Después de la publicación ISO 9001:2015, se tiene un periodo de transición. Las organizaciones tendrán que adaptar su sistema de gestión de calidad a los nuevos requisitos durante ese periodo.

Este cambio es una oportunidad para continuar con la mejora continua en la gestión de una empresa:

• Diseñar objetivos coherentes y desarrollar el seguimiento que proporcionará la verificación de su cumplimiento.
• Comprometer a los colaboradores en su permanente participación dentro del sistema de gestión de calidad.
• Inculcar a los trabajadores la necesidad de una mejora continua.
• Fortalecer las ventajas competitivas a través de la mejora de las capacidades de la organización.
• Alinear las actividades del sistema de gestión de calidad con la estrategia de la organización.
• Flexibilizar la gestión para reaccionar a las oportunidades de forma rápida.

Publicado en Mercados & Regiones número 2, agosto de 2014

Sea el primero en comentar sobre "La ISO 9001 y el camino a su nueva versión"

Deje un comentario