Ley de seguridad laboral en el Perú

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo se registran cada día 860,000 accidentes laborales y cada año mueren cerca de 2 millones de personas por enfermedades ocupacionales y accidentes en el centro de trabajo.

ESCRIBE GRISEL CÁCERES GARZÓN, ANALISTA DE MERCADOS & REGIONES

Estos hechos, además de generar pérdidas humanas, también afectan económicamente a las empresas: el costo, tanto directo como indirecto, de los accidentes laborales, se estima en US$ 2.8 billones (millones de millones) en todo el mundo.

En el mundo, un gran número de empresas han implementado un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional (SGSSO), estructurado de acuerdo con lo que dictan las normas OHSAS 18001 (Occupational Health and Safety Assessment Series, Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud Ocupacional), especificación internacionalmente aceptada que define los requisitos para el establecimiento, implantación y operación de un Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional efectivo.

Este sistema puede tener un costo alto, no solo en la etapa de implementación, sino también en la continua gestión a lo largo de los años. Y, aunque los beneficios pueden ser muchos, tanto al interior de la empresa –bienestar del personal y cuidado de las instalaciones–, como al exterior de la misma –reconocimiento y prestigio internacional–, las empresas no siempre están dispuestas a realizar esta clase de inversión –sobre todo las medianas y pequeñas–.

En este contexto, el 19 de agosto de 2011 en Perú se promulgó la Ley Nº 29783, Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo. Esta ley, aprobada mediante Decreto Supremo Nº 005-2012-TR el 25 de abril de 2012, tiene como objetivo promover una cultura de prevención de riesgos laborales, a través de la participación de los trabajadores y de sus organizaciones sindicales, así como también resaltar el deber de prevención de los empleadores, y el rol fiscalizador y de control por parte del Estado. Es la base legal aplicable a empresas tanto públicas como privadas dentro del territorio nacional, de todos los sectores económicos, incluyendo trabajadores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú y trabajadores por cuenta propia.

Muchos aspectos de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo y su reglamento tienen similitud con los estándares de normas como OHSAS 18001. Los principales requisitos que la Ley N° 29783 exige a las empresas son los siguientes: •Contar con un reglamento interno de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST).
•Conformar un comité paritario de SST que se reúna en forma periódica.
•Realizar al menos cuatro capacitaciones al año para todos los empleados, con contenido de seguridad y salud laboral.
•Realizar auditorías periódicas.
•Contar con los registros de accidentes, incidentes, enfermedades y muertes en forma actualizada.

Luego de la promulgación de la ley, el mayor desafío es la implementación de la misma. Desde su promulgación en el año 2011, diversos gremios empresariales han manifestado que se trata de una norma muy costosa, dura y compleja de cumplir, y que atenta contra la formalidad y estabilidad económica de las empresas en el país. Estas críticas llevaron a que, el 12 de julio de 2014, con la Ley N° 30222, se modificaron los artículos 13, 26, 28, 32, 49 y 76 del Reglamento de la ley. De esta manera, se corregirían en parte los sobrecostos y excesos de la Ley 29783 y los incentivos a la informalidad.

Toda empresa que no cumpla con lo establecido por la ley será sancionada de acuerdo con la gravedad de la falta. Sin embargo, conviene tomar en cuenta que el cumplimiento de la ley tiene beneficios más allá de evitar sanciones: permite cuidar la salud de los trabajadores, y mejorar la productividad y los resultados en la empresa –gracias a la disminución de ausencias por accidentes o enfermedades, y a menores gastos de atención de salud y de gastos de reemplazo–.

Publicado en Mercados & Regiones número 5, febrero de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Ley de seguridad laboral en el Perú"

Deje un comentario