Los gemelos: pequeños detalles que marcan la diferencia

A pesar de su pequeño tamaño, los gemelos pueden contribuir en gran medida al resultado final de la imagen de un hombre, tanto para bien como para mal. Se trata de un complemento que, si es bien elegido, otorga al atuendo ese toque personal que requiere.

ESCRIBE REBECA CALDERÓN PARODI, BLOGGER DE ONMYPUMPS.COM

Los gemelos demuestran no sólo la preocupación de su portador por la elegancia, sino que también pueden convertirse en una forma de expresar sus gustos personales y estatus. En un principio, los gemelos se idearon como una forma de utilizar botones intercambiables en las camisas, añadiendo un toque personal a las mismas. De ahí viene su nombre: se trataba de un par de botones iguales unidos por un pasador o una pequeña cadena que cerraba el puño de la camisa. Pronto se solicitaron gemelos en materiales nobles y piedras preciosas, convirtiéndose en lo que son hoy en día: auténticas piezas de joyería que ninguna de las grandes marcas pierde la oportunidad de diseñar y ofrecer en sus catálogos año tras año.

Dentro de toda la variedad de gemelos, siguen siendo los más populares los de plata, con formas diversas y de varios colores. Así, el diseño de los gemelos puede basarse en el hobby de cada uno, pudiendo así encontrar gemelos con forma de dados, cartas, aviones o cualquier cosa que se nos ocurra. (Cuidado con los gemelos elegidos, pues unos gemelos demasiado arriesgados pueden malograr el estilo).

Es importante tener en cuenta que los gemelos sólo se usan en camisas de puño doble (francés): debe evitarse quitar el botón a las camisas de puño sencillo que llevan doble ojal. También se llevan en camisas de frac ya que, a pesar de no tener puños dobles, carecen de botones.

Los gemelos podrán llevarse siempre que se use camisa de puño francés, ya sea con traje, americana o blazer. El protocolo marca que una camisa de puño francés debe usarse con corbata. En realidad, la única “norma” por la que nos guiaremos será ver si el resultado final es demasiado elegante cuando lo que buscamos es un estilo más informal.

Los gemelos de nudo (knots) son gemelos hechos de tela, en uno o dos colores, y con nudos en los dos extremos o combinando nudo y barra. Esta es una posibilidad cómoda y muy económica y que da la opción de variar en los colores. Su asequible precio permite adquirir modelos para tantas combinaciones de americana, pantalón, camisa y corbata como se puedan imaginar. Son perfectos para usar a diario, por su aspecto más “desenfadado”, aunque hay que tener cuidado y evitarlos en ocasiones más formales, que piden más bien usar gemelos de plata. Son perfectamente válidos para utilizar en momentos más “sport”, vistiendo americana o jersey encima de la camisa.

Cuando hay que vestir de etiqueta, serán sobre todo la corbata o la pajarita las que definan la flexibilidad para elegir los gemelos apropiados. En el caso del frac, conviene buscar siempre gemelos sencillos y austeros, que vistan bien con la corbata blanca. La camisa que se vista con frac no tendrá botones ni puño vuelto. Será el único caso en que se use gemelos con camisa de puño sencillo. Estos gemelos, siempre en plata, oro blanco o platino, podrán estar decorados con piedras en negro o blanco (ébano, marfil, nácar, etc.).

Los gemelos apropiados para el frac son igualmente apropiados para el esmoquin, aunque la variedad de materiales es más extensa en este último caso.

¡Vale la pena invertir! Recuerda que, cuando usas un traje, lo que más habla del mismo es la corbata y los gemelos. Por eso, es muy importante que guardes una cantidad razonable de dinero y tengas por lo menos un par de gemelos elegantes. Puedes buscar un diseño que te agrade, pero que sea neutro; es decir, que se pueda adaptar a cualquier ocasión. No te creas eso de que es un accesorio que está pasado de moda; la prueba de ello son los más prestigiados diseñadores, que siguen produciendo este accesorio, adaptándolo a la vanguardia del estilo.

Publicado en Mercados & Regiones número 1, julio de 2014

Sea el primero en comentar sobre "Los gemelos: pequeños detalles que marcan la diferencia"

Deje un comentario