Opinan los expertos

Ante la incertidumbre en el contexto internacional, Mercados & Regiones realizó entrevistas exclusivas para recoger las opiniones de expertos académicos sobre las perspectivas económicas mundiales.

ENTREVISTA A ARNOLDO CAMACHO, PROFESOR DE INCAE BUSINESS SCHOOL, ESPECIALIZADO EN BANCA, FINANZAS Y MACROECONOMÍA, PH. D. POR OHIO STATE UNIVERSITY

¿La economía mundial ha logrado estabilizarse? ¿Esta estabilización es de largo plazo, o estamos en rumbo hacia un escenario aún más complicado?
El equilibrio de la economía mundial era muy frágil, con economías industrializadas dando indicios de una posible recuperación, pero, con los eventos recientes en China y su posible impacto global y, en particular, en economías emergentes, la incertidumbre y el riesgo han retomado la mente de productores, inversionistas y consumidores.

¿Debería existir una regulación más estricta sobre los límites del endeudamiento soberano?
No debería haber regulación sobre el endeudamiento soberano. Es tarea de los asesores de inversión y de los inversionistas evaluar el riesgo y determinar el rendimiento requerido sobre estas emisiones, y, sobre todo,
responsabilidad de las autoridades económicas asegurar que el uso de tales instrumentos esté orientado a promover estabilidad, inversión y a generar capacidad de pago.

¿Veremos un precio del petróleo por debajo de US$ 50 en promedio en los próximos años?
El estancamiento o posible desaceleración de economías emergentes y de economías industrializadas reducirá la demanda de mercancías, por lo que es probable que prevalezcan precios bajos del petróleo para los próximos años.

ENTREVISTA A MANOLA SÁNCHEZ, DECANA DE LA ESCUELA DE NEGOCIOS DE LA UAI, MBA POR HARVARD BUSINESS SCHOOL

¿Cuáles serán los motores de la economía mundial en los próximos años?
La recuperación de la zona euro y de Estados Unidos, aunque sea moderada, será el único motor de crecimiento, contrario a lo ocurrido en años anteriores en que las economías en desarrollo fueron un motor importante del crecimiento mundial luego de la crisis financiera global, parcialmente como consecuencia del boom en el precio de los commodities. Hoy en día, dichas economías enfrentan un ambiente económico más adverso. Los bajos precios de los commodities –dañino para economías intensivas en la exportación de recursos naturales–, así como ciertos
focos de inestabilidad interna, han intensificado su desaceleración. Por ende, se espera que el mundo desarrollado tome un papel más preponderante que el representado en los años posteriores a la crisis. El mundo desarrollado debiese ser empujado por la recuperación de la zona euro y un crecimiento algo más robusto en la actividad económica en Estados Unidos.

¿Podría el crecimiento chino caer por debajo de 5% en el corto plazo?
Creemos que es muy pronto para hacer proyecciones. Existen tres temas importantes a considerar. El primero de ellos es que hay una causa estructural en el crecimiento chino, que es consecuencia natural de una economía que llevaba demasiado tiempo creciendo a tasas muy elevadas. Con esto nos referimos a que, cuando una economía acumula capital y mejoras productivas de manera acelerada, se espera que la productividad del capital nuevo no sea tan alta y que el acervo de conocimiento comience a acercarse más lentamente a la frontera mundial. Dicho de
otro modo, detrás de lo ocurrido recientemente existe una causa estructural. Aún cuando no es el componente más importante en la coyuntura actual, puede convertirse en un riesgo futuro, ya que, si China no crece nuevamente a tasas de dos dígitos, ello puede generar cierta inestabilidad política o la tentación de dar pie atrás a las reformas pro mercado que comenzaron a implementarse en 1978. Por el momento, dicho riesgo es muy acotado, pero hay que tenerlo presente.

Por otro lado, cabe considerar que el activo flujo de crédito hacia el sector inmobiliario, luego de la crisis subprime, pudo haber sobrecalentado la economía China. Lo que estamos viendo hoy podría ser una corrección de este fenómeno. En este sentido, es algo cíclico. Por lo mismo, vemos poco probable que el crecimiento chino se
sitúe por debajo de 5%.

¿Qué países se verán más afectados por la combinación de subida de tasas de interés en Estados Unidos y desaceleración en China?
Los efectos de lo anterior sobre la economía mundial dependerán de la capacidad de respuesta que cada país tenga a los shocks. Ello, a su vez, dependerá de aspectos como la flexibilidad del mercado laboral para mover recursos entre sectores y el contar con un esquema cambiario flexible, que es el buffer para los shocks externos, pero que debe ser complementado con sistemas financieros profundos, que eviten que la volatilidad cambiaria traiga problemas a las empresas. Otro factor es la política monetaria contracíclica, que ayuda a países que tienen espacio para implementarla y que podrán relajar la política monetaria sin generar presiones inflacionarias adicionales por el lado de una mayor depreciación de la moneda nacional.

ENTREVISTA A JUAN CARLOS MARTÍNEZ LÁZARO, PROFESOR DE IE BUSINESS SCHOOL

¿Cuáles serán los motores de la economía mundial en los próximos años?
En los últimos días, las tensiones originadas en los mercados bursátiles chinos se han extendido por las bolsas de todo el mundo, dando la sensación de que la economía mundial podría estar entrando en una nueva fase de inestabilidad. Todo apunta a que China va a crecer menos y que ese menor crecimiento va a tener efectos en todos aquellos países productores de materias primas. De hecho, esos efectos ya se vienen observando desde hace algún tiempo. Si a esto le añadimos la próxima subida de los tipos de interés en Estados Unidos, nos encontramos con que vamos hacia un nuevo escenario en el que las economías emergentes van a crecer menos mientras que Estados Unidos está ya en una clara fase expansiva, a la que parece que se están uniendo la mayoría de los países de la Unión Europea. En resumen, en el medio plazo vamos a ver unos motores de crecimiento distintos a los que veníamos observando en la última década.

¿Debería existir una regulación mas estricta sobre los límites del endeudamiento soberano?
La reciente crisis de la deuda en Europa ha vuelto a poner de manifiesto que los endeudamientos soberanos
excesivos acaban siendo muy problemáticos. Pero parece que los gobiernos no aprenden y siguen endeudándose,
pensando que la capacidad de endeudamiento es infinita. En la eurozona, existía el Pacto de Estabilidad y
Crecimiento, que limitaba el déficit fiscal al 3% del PIB y la deuda pública al 60%, pero se incumplió por muchos
países y pasó lo que pasó. Creo que sí, que los países deberían ser mucho más estrictos en el cumplimiento de la estabilidad fiscal y recurrir al endeudamiento moderado sólo en los casos de recesión y no en épocas de crecimiento económico. Y, además, el endeudamiento debería destinarse a inversión, nunca a gasto corriente.

¿Veremos un precio del petróleo por debajo de US$ 50 en promedio en los próximos años?
Es difícil de predecir, pero todo apunta a que sí. En estos momentos hay una sobreproducción de crudo, no sólo por el aumento de la producción en Estados Unidos, sino porque los países OPEP y otros que no lo son, como Rusia, están bombeando a niveles récord para compensar la caída de ingresos por los bajos precios. Además, tras el acuerdo sobre el programa nuclear con Irán, este país puede añadir uno o dos millones de barriles diarios al mercado. Y, por el lado de la demanda, la debilidad económica de China y de otros emergentes va a estabilizar los niveles de consumo. Esto nos lleva a pensar que, salvo que la OPEP decida recortar su producción, estamos abocados a ver precios del crudo bajo durante un tiempo considerable.

¿Qué países se verán más afectados por la combinación de subida de tasas de interés en Estados Unidos y desaceleración china?
Los países que se están viendo más afectados por la futura subida de tipos en Estados Unidos son aquellos que han recibido abundantes flujos de capitales en los últimos años, que ya han visto reducirse esos flujos y que ven cómo muchos de los capitales que llegaron se están yendo y seguirán haciéndolo en los próximos meses, depreciando sus monedas.

Los más afectados por la desaceleración china son los productores de materias primas, que han caído mucho de precio, y los que mantienen importantes flujos comerciales con el gigante asiático. Desgraciadamente, muchos países latinoamericanos se encuentran en esas categorías, por lo que en el medio plazo van a crecer menos y van a ver deteriorarse sus saldos comerciales y fiscales.

Publicado en Mercados & Regiones número 11, setiembre de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Opinan los expertos"

Deje un comentario