Perú: innovación hoy

Pese a años de subinversión, aún se mantiene vigente una ventana de oportunidad.

ESCRIBE FERNANDO RAMÍREZ LAZO, ESPECIALISTA EN EMPRENDIMIENTO E INNOVACIÓN

En el contexto internacional, según el Índice Global de Competitividad (IGC) del Foro Económico Mundial, el Perú ha tenido resultados poco alentadores en innovación y actualmente ocupa el puesto 117 de 144 países. Este panorama, aunado a fenómenos como la globalización e intensificación de la competencia, los avances tecnológicos, el incremento de las exigencias de los consumidores y la regulación internacional relacionada con la innovación –incluyendo las guías o manuales aceptados en las principales economías mundiales miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)–, exige que se promuevan cambios que aceleren procesos para ser más competitivos, alentando así un crecimiento y desarrollo sostenido y sostenible, y, por ende, mayores oportunidades y una mejor calidad de vida para todos los peruanos.

Desde hace aproximadamente veinticinco años, la economía peruana ha mostrado un crecimiento sostenido y sin precedentes en la historia republicana. Este crecimiento se debe, sobre todo, al incremento de actividades extractivas. Según un último trabajo de investigación realizado por Insitum en el Perú (septiembre de 2014), el 63% de las empresas no cuenta con presupuesto para la innovación y solo el 10% de ellas ve a la innovación como una herramienta para pasar de ser un país extractivo y exportador de materias primas a un país innovador, ofertando productos transformados, con valor agregado, finales.

Desde el Estado, el ministro de la Producción, Piero Ghezzi, en el texto Innóvate: Caja de herramientas para la innovación (enero de 2015), afirma que el Perú está sintiendo las consecuencias de su larga subinversión en estos temas, pero que aún se mantiene vigente una ventana de oportunidad –de no más de 10 a 15 años– en la que nos urge diversificar estratégicamente la matriz productiva; en otras palabras, innovar.

Algo que resaltar sobre el papel del Estado es la reciente promulgación de la Ley de Promoción de la Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica (marzo de 2015), mediante la cual se pretende motivar la innovación. Se proyecta un incremento en la inversión de las empresas en investigación científica y desarrollo tecnológico de US$ 500 millones al año 2016.

Era niño –no sé qué edad tenía exactamente– cuando escuché por primera vez esta frase, tan famosa como trágica: “El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”. Frase que puede ser interpretada desde diferentes ángulos, pero no cabe duda de que uno de ellos corresponde al económico, al empresarial. El reto siempre ha estado. La pregunta es si finalmente ha llegado el momento en que intentemos superarlo.

Publicado en Mercados & Regiones número 7, abril de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Perú: innovación hoy"

Deje un comentario