Startup: modelo de negocio y alternativa de inversión

El factor riesgo de una startup no es en absoluto preocupante en sus primeras etapas, pero, cuando se hace necesaria una inyección de capital para crecer, un inversionista realizará un análisis más meticuloso.

ESCRIBE RODRIGO BUENO GARCÍA, SOCIO FUNDADOR DE HUMANEN CONSULTING GROUP

Este artículo se dedica a aquellos que tienen una idea de negocio innovadora y quieren emprender una aventura empresarial con un riesgo controlado. Una startup puede ser la alternativa que están buscando.

La startup es una inigualable fuente de aprendizaje. Cuando se atraviesa la barrera que limita al empleado del emprendedor, se produce un cambio altamente beneficioso que ayuda a incrementar exponencialmente los conocimientos intrínsecos de la empresa, desarrollos, comercialización, costos, beneficios, impuestos, etc. No obstante, también requiere de una fuerte dosis de perseverancia, capacidad de análisis y humildad para ser capaces de aprender de los errores, que en muchos casos suponen la diferencia entre el éxito y la mediocridad.

La innovación: La fuerza de las startups en el aspecto creativo y su flexibilidad estructural respecto a las grandes empresas permiten que puedan diferenciarse en el factor innovación. Además, si la innovación implementada no ofreciese el resultado esperado, volver a la situación anterior no supone un costo significativo.

Potencial de crecimiento: Precisamente gracias a que la concepción de la startup es ofrecer un producto o servicio innovador y no centrarse en competir, por ejemplo, en precios, su potencial de crecimiento es muy elevado. Incluso en lo relativo a mercados globales, su fuerza de penetración les otorga ventajas que les permiten experimentar un rápido crecimiento.

Imaginemos que avanzamos en la línea temporal de la startup hasta que sus necesidades de crecimiento hagan necesaria la ayuda de financiación externa para que pueda ser sostenible. El factor riesgo de una startup no es en absoluto preocupante en sus primeras etapas, pero, cuando se hace necesaria una inyección de capital para crecer, un inversionista realizará un análisis más meticuloso. Analicemos alguno de los factores de riesgo más comúnmente valorados.

Riesgo de incertidumbre. El primer factor que tendrá en cuenta cualquier inversor es que aquello que ofrece la startup sea de su interés o conocimiento. Resultaría extraño ver a un inversor aportar su capital a una empresa, si no conoce de un modo apropiado el producto o servicio que esta comercializa.

Riesgo tecnológico. ¿Ofrece la startup una alternativa de innovación coherente respecto al potencial tecnológico actual? Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, se reduce el riesgo. Sin embargo, una respuesta negativa no tiene por qué derivar necesariamente en un rechazo de la inversión, si la innovación de la startup es viable con la tecnología actual y ofrece la posibilidad de patentarse.

Riesgo de comercialización. ¿Ofrece la startup un producto o servicio que pueda ser comercializable a gran escala o se trata más bien de una alternativa de comercialización de pequeñas cantidades? Un producto o servicio puede ser exitoso al comercializarse en canales reducidos o específicos, pero comercializarse a gran escala o hacerse extensivo a un segmento mayor puede ser riesgoso.

Riesgo de rentabilidad. ¿Es un producto o servicio que pueda ofrecer una rentabilidad sostenible en el tiempo? En este aspecto, se tiene en cuenta la rentabilidad que la startup ofrece actualmente. Además, se incluye la rentabilidad esperada en un plazo determinado. De este modo, el inversionista evalúa si la inversión es atractiva también en el mediano plazo.

Riesgo de dirección. ¿Está la startup gestionada por un personal o equipo competente y con las habilidades óptimas para ofrecer garantías de crecimiento? Si el inversor interpreta que la gestión de la empresa es deficiente, es muy probable que deseche la posibilidad de invertir su dinero en ella.

Conocido el potencial, así como los riesgos en etapas de expansión, ¿constituye la startup la alternativa de emprendimiento que estaba buscando?

Publicado en Mercados & Regiones número 9, julio de 2015

Sea el primero en comentar sobre "Startup: modelo de negocio y alternativa de inversión"

Deje un comentario