Un poco más de lluvia y se salva la campaña agrícola en Arequipa

La República.- Con las lluvias de estos últimos días, las siete represas del Sistema de Chili Regulado tienen acumuladas 213.33 hectómetros cúbicos de agua. Con esta cantidad se ha llegado a la mitad de la capacidad que tienen.

Para salvar la campaña agrícola 2016 se requieren 30 hectómetros cúbicos más. Si las lluvias continúan con la misma intensidad antes de fin de mes, se completaría esa carencia. Sin embargo, el director de la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Caplina – Ocoña, Isaac Martínez, indicó que es necesario captar 100 hectómetros cúbicos adicionales para asegurar el inicio de la campaña del 2017.

La capacidad total que tienen las siete represas es de 409 hectómetros cúbicos, pero con 340 se cubren las necesidades mínimas de la ciudad (energía, uso poblacional, agro, industria y para casos de emergencia).

Lluvias disparejas
Las represas no se llenan en la misma proporción. Hay zonas donde las precipitaciones son más continuas y de mayor intensidad. El Pañe, a inicios de febrero, sólo contaba con 21 hectómetros cúbicos, con las lluvias su volumen se ha duplicado.

La represa del Dique Los Españoles estaba casi seca, pero en la última semana se ha almacenado 5 hectómetros cúbicos. Pillones empezó el mes con 20 hectómetros cúbicos, ahora ya registra 31. El Frayle, que tenía 74 hectómetros cúbicos, subió a 91. Bamputañe es la represa que más agua captó, a inicios de febrero tenía 6 hectómetros cúbicos y ahora ya dispone de 13.

La presa de Chalhuanca va incrementando su caudal de a pocos, empezó con 4 hectómetros cúbicos y ahora se ha duplicado. Martínez explicó que estas seis represas no descargan nada para el río Chili; están cerradas hasta que capten más cantidad de agua.

Riesgo

Una situación diferente ocurre en el vaso regulador de Aguada Blanca. Este inició el mes con un volumen de 10 hectómetros cúbicos; hasta el pasado viernes tenía 13, pero en los dos últimos días subió a 20 hectómetros cúbicos.

Sólo el último domingo ingresaron a Aguada Blanca 56 metros cúbicos por segundo, seis veces más de lo que discurre por el río Chili. Si bien la represa tiene una capacidad para almacenar 30.43 hectómetros cúbicos de agua, buena parte de su infraestructura tiene sedimentación.

“No se sabe cuánta sedimentación habrá en el fondo de la presa, Autodema debió hacer una batimetría para conocer la capacidad real que puede almacenar y tomar medidas”, apuntó Martínez.

Más agua

Antes que el agua rebalse, la AAA dispuso una descarga adicional de 0.5 metros cúbicos por segundo. Aguada Blanca debe liberar 9.5 metros cúbicos por segundo. Con esa medida, se evitará un desborde en la presa e incrementos sorpresivos en el río.

Las lluvias de estos últimos días han incrementado el caudal del Chili. Discurre más agua de la que se descarga. A lo largo de la cuenca se han activado algunas quebradas que le aportan. Según Martínez, a la altura de Tingo la descarga estaría por los 15 metros cúbicos por segundo.

De ahí que no habría ninguna razón para que los agricultores de la Junta de Usuarios de la Zona Regulada acaten el paro que habían anunciado para el 24 de febrero por la reducción del caudal del Chili.

Sea el primero en comentar sobre "Un poco más de lluvia y se salva la campaña agrícola en Arequipa"

Deje un comentario