“Las AFP no están justificando el nivel de comisión”

“Bajo ciertos supuestos, la comisión por flujo tiende a beneficiar a los afiliados más jóvenes, mientras que la comisión por saldo beneficia a los afiliados mayores”.

ENTREVISTA A LUIS CHÁVEZ BEDOYA, PROFESOR DEL ÁREA DE FINANZAS DE ESAN, PH. D. y M. S. EN INDUSTRIAL EN ENGINEERING AND MANAGEMENT SCIENCES, POR NORTHWESTERN UNIVERSITY.

¿Cuál es su opinión sobre el rendimiento de las AFP?
En los últimos años, el rendimiento del Sistema Privado de Pensiones se ha visto afectado por el bajo rendimiento global de los activos y, también, por ciertas crisis que han hecho disminuir los fondos, sobre todo los más riesgosos.

Sin embargo, el punto fundamental es saber si realmente los rendimientos obtenidos, que han sido razonables en términos absolutos, justifican las comisiones pagadas y si estas empresas han añadido valor al afiliado a través de sus estrategias de inversión.

A partir de algunos estudios, en los que se comparan los rendimientos de las AFP con ciertos portafolios de referencia o índices de mercado, lo que se logra ver es que las AFP no han demostrado habilidad de escoger e incorporar adecuadamente activos que exhibían rendimientos excepcionales, habilidad que se conoce como selectividad.

¿La gerencia de una AFP debería cumplir una función activa?
Este es un tema que debería ser un punto central en toda política de sistemas previsionales de contribución definida. ¿Quieres administradores activos, que tratan de obtener rendimientos excepcionales sobre un portafolio de referencia, o administradores pasivos, que simplemente repliquen índices de mercado?

El problema está en que, en estos momentos, en el Perú no existe un portafolio referencia para cada tipo de fondo. Lo que hay son un conjunto de restricciones que limitan la proporción de activos riesgosos por tipo de fondo, pero no existe un benchmark.

Lo que está sucediendo es que existiría un benchmark implícito del que las AFP no se desvían mucho. Y es respecto a este benchmark implícito que las AFP no han tenido un rendimiento muy importante. El sistema regulatorio ha ido aumentando el límite al exterior, les ha dado ventajas para invertir en instrumentos alternativos, pero realmente no se ven rendimientos extraordinarios, importantes, sobre esos portafolios implícitos.

¿Considera que los rendimientos alcanzados por las AFP justifican la comisión que reciben?
Yo creo que no. Los estudios que se han hecho sugieren que no están justificando el nivel de comisión.
Y hay otro punto importante. Si estás en un fondo 2 o en un fondo 3, que invierte por lo menos un 50% o un poco más en el exterior, las AFP se han dedicado a hacer un fondo de fondos y están traspasando las comisiones de los fondos mutuos locales y extranjeros a los propios afiliados, a través de los fondos administrados. Esto se debe a que, por lo general, los fondos mutuos ya incluyen la comisión en los precios. En consecuencia, estás pagando una comisión a las AFP para después pagarles más comisiones a los fondos mutuos, lo cual merma los rendimientos.

¿Tenemos alguna referencia de otros sistemas sobre lo que debería ser un rango aceptable para las comisiones?
El sistema peruano no es un sistema tan maduro, pero tampoco es muy joven. Chile, por ejemplo, maneja una comisión total, incluyendo estas comisiones de fondos mutuos, de alrededor de 1% del total de la cartera, mientras que nosotros estamos alrededor de 1.2%; entonces, todavía tenemos espacio de mejora. Pero, si uno lo compara con otros tipos de sistemas de pensiones, estamos hablando de comisiones de 0.5%, 0.3% o 0.2%, sobre todo en países que están más avanzados en este tema.

Usted ha realizado estudios sobre las AFP. ¿Qué encontró en esos estudios?
En un estudio que hice sobre la conveniencia de la comisión por flujo y la comisión por saldo —a partir del problema que hubo del cambio de comisión hace tres años—, lo que resulta es que, bajo ciertos supuestos, la comisión por flujo tiende a beneficiar a los afiliados más jóvenes, mientras que la comisión por saldo beneficia a los afiliados mayores. Entonces, si bien la comisión por saldo te permite una mayor transparencia en el tema de la rentabilidad y saber cuánto está costando realmente la administración de fondos, la comisión por flujo podría resultar más barata en el largo plazo para los afiliados más jóvenes.

Ahí hay un tema que se tiene que discutir, porque de nada sirve que yo tenga dos afiliados prácticamente idénticos, uno por flujo y otro por saldo, y en el largo plazo uno termine pagando más que el otro por el mismo servicio.

¿Cuánto es lo que retienen las AFP?
Te retienen 10% como aporte al fondo y, si estás por flujo, te quitan el 15% del aporte. Es decir, si yo gano 1,000, aporto 100 a la AFP, pero me cobran S/. 15 de comisión. También existe la denominada comisión mixta, que cobra un componente por flujo y otro a partir del balance de tu fondo.

¿Cree que fijar la retención en 10% es adecuado?
La idea de todo sistema previsional es que las personas tengan una cierta cantidad de ahorro en el momento de la jubilación que les permita vivir durante su vejez. El 10% es lo que en estos momentos garantiza una pensión relativamente razonable en términos de los últimos salarios que podrían percibir. Con este 10% de aporte, si todo va bien en estos sistemas, la tasa de reemplazo —que es el ratio de la pensión que recibes sobre tu último sueldo— estaría en alrededor de 60%, lo cual es bastante bueno para sistemas previsionales. Pero lo que pasa es que tienes muchísimos riesgos, como riesgos de longevidad, riesgos de poco rendimiento de los activos (mercado) y riesgo de salario. La presencia de estos riesgos debe, en algunos casos, hacer aumentar el aporte.

¿La gente hace aportes voluntarios?
Hay algunas personas que los hacen, pero no es lo más atractivo actualmente, por el nivel de comisiones y rentabilidad de estos fondos. En realidad, no existe ningún incentivo real para hacerlo.

¿Si tuviera que jubilarse mañana, qué sistema de jubilación tomaría?
En el caso ideal, a mí me gustaría tener totalmente disponible el 95% de mi fondo al momento de mi jubilación y yo, en ese momento negociar con las aseguradoras u otras entidades y analizar qué es lo que hago: si me voy por una renta vitalicia o por un retiro programado. Tal vez escogería la renta vitalicia si es que no tengo otra forma de ingreso.

Hay personas que critican que se pueda retirar el 95% del fondo y entiendo la lógica, porque piensan que las personas no lo van a utilizar para los fines previsionales para los que se realizó ese ahorro, pero eso ya depende de cada persona. Hay un riesgo. Definitivamente lo más conservador sería evitar eso, pero también podría haber personas responsables que utilizarían el fondo de una mejor manera que con las alternativas a las que son forzadas. Si hubiera más flexibilidad, podrías incrementar la competencia en el mercado de rentas vitalicias y de otras alternativas previsionales.

¿Cómo hacer para que el sistema tenga más dinamismo?
Como está ahora diseñado el sistema, una AFP cubre todos los servicios desde la información, el pago de pensiones, la estrategia de inversión; es decir, todo está integrado de manera muy vertical. Lo que habría que considerar es partir el negocio y proponer una serie de empresas: las que se encarguen de afiliar a la gente, de informar, de manejar las cuentas, y habrá otras empresas que se dediquen netamente al tema de inversiones.

Entonces, puedes generar una competencia mucho más alta en el tema de inversiones, con diferentes alternativas o con diferentes productos que pueden ser mejores que los actuales. No como ahora: un sistema que no genera competencia y pone barreras de ingreso demasiado altas para cualquiera, porque se tiene que invertir en todo el servicio previsional en vez de invertir solamente en una parte.

¿Las AFP son la única manera de tener un fondo previsional?
En el mundo se manejan básicamente dos sistemas previsionales importantes, que son el sistema de cuentas individuales, que es el que tenemos acá, y el sistema de beneficios definidos, que es básicamente un tema tipo ONP. Esas son las dos grandes ideas previsionales que hay.

Creo que el sistema de cuentas individuales, o sea el sistema de ahorros privados, es la mejor alternativa en países como el Perú. Yo no dejaría mi pensión para que el Estado la maneje, porque tenemos muy malas experiencias con todo lo que es administración del Estado. Entonces, lo que se tiene que hacer es reformar un poco este sistema, hacerlo mucho más competitivo, más que hacer borrón y cuenta nueva y tratar de redescubrir la pólvora.

Dentro del sistema de cuentas individuales podría haber mucha más flexibilidad en el tipo de activos que se gestionan o en la estrategia de inversión que se tenga, pero eso ya dependerá de las entidades que administran esas cuentas de retiro.

Por ejemplo, en Estados Unidos tienes muchísima flexibilidad en eso. Tienes empresas que te administran los fondos bajo ciertas características o te hacen invertir solamente en índices o solamente en bonos o solamente en cierto tipo de acciones o diferentes estrategias; pero eso es un sistema propio de un mercado más desarrollado, donde tienes muchísima más competencia en el tema de inversiones. Tienes fondos que buscan mayores rendimientos, pero te cobran más comisión, o fondos más o menos pasivos con poquísima comisión. Entonces, tú tendrías que ir viendo que es lo que más te puede convenir.

¿Usted recomendaría que, en el Perú, en lugar de que haya tres fondos, haya un mayor número de fondos, según el apetito de riesgo?
Sí. Bajo ciertos lineamientos claves —que incluyan obviamente ir reduciéndote tu posición en activos riesgosos a medida que aumenta el tiempo— se tendría muchísima flexibilidad para hacer las cosas. Lo ideal sería tener algunos fondos con pocos activos líquidos, en los cuales la proporción de ellos se ajuste dinámicamente según tus necesidades, tu perfil y lo que se observa en el mercado.

En teoría, la SBS es una entidad independiente, pero vimos que la última presión del gobierno resultó en la renuncia del presidente de la Superintendencia.
Mientras más independientes sean todas estas entidades —BCR, SBS, Indecopi— es muchísimo mejor para todos. Puede que haya sido una renuncia de la cabeza por un tema político; pero, si tienes una tecnocracia importante debajo de él, no creo que haya tenido mayores repercusiones. Lo importante es mantener una independencia a nivel tecnocrático y de las gerencias técnicas de estas instituciones. Estos reguladores deberían hacer un esfuerzo mayor en temas de investigación, de estudio de los sistemas, para proponer algunas mejoras y no solamente reaccionar de manera inadecuada a las necesidades o dejar todo a consultores para que les hagan el trabajo.

¿Cuáles son sus críticas con relación a la SBS?
En realidad, ha hecho su trabajo bien en algunas áreas. En temas bancarios han sido muy prudentes; pero, en el tema previsional ninguna de las reformas importantes que implementaron funcionó y más bien han desprestigiado el sistema. Tendrían que tener una mejor capacidad para diseñar e implementar reformas importantes.

Publicado en Mercados y Regiones número 14, febrero de 2016

Sea el primero en comentar sobre "“Las AFP no están justificando el nivel de comisión”"

Deje un comentario