América Latina: evolución y perspectivas económicas

Durante el año 2015, la actividad económica de América Latina se contrajo un 0.4% respecto al año anterior; sin embargo, para el 2016 se espera un leve crecimiento de 0.2%, según señala la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su documento Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, con información actualizada al 30 de noviembre de 2015.

Latinoamérica presenta dos subregiones: América del Sur y Centroamérica. En el caso de América del Sur, en el 2015 las economías exportadoras de metales y productos energéticos —petróleo, gas natural y carbón— presentaron un deterioro de sus términos de intercambio, ante la caída de los precios de los metales, productos energéticos y productos agrícolas. Por su parte, las economías de Centroamérica se vieron beneficiadas, al ser importadoras netas de combustibles y de alimentos.

Se contrae el PBI de América del Sur

En el 2015, la actividad económica de América del Sur se contrajo en 1.6%. La mayoría de economías se vieron afectadas por la caída de los precios internacionales; los países más afectados fueron aquellos cuyas exportaciones se concentran principalmente en hidrocarburos —Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela—, con un deterioro en sus términos de intercambio de 27.0%. Por su parte, en el caso de Brasil, los términos de intercambio se redujeron en 10.0%, afectados por los menores precios de los metales —en particular, el hierro, cuyo precio se desplomó en un 42.0% en 2015— y de alimentos, como la soja y el azúcar, cuyos precios bajaron en más de 20.0%.

En América del Sur, el sector secundario —que incluye actividades de construcción y manufactura, y la generación de electricidad, gas y agua— se contrajo en 0.3%; en particular, la industria manufacturera registró una disminución de 4.2%. Asimismo, se registró una caída del consumo privado de 1.6%, mientras que el consumo público se estancó, con un ligero incremento de 0.1%. Al mismo tiempo, la formación bruta de capital fijo se redujo en 7.2%.

América del Sur: tasas de crecimiento del PBI, por países seleccionados, 2011-2015
(variación porcentual anual)

20

                     Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe.
                    Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado

Entre los países considerados, el mayor crecimiento en los últimos cinco años lo registran Bolivia, Perú, Colombia, Ecuador y Chile, mientras que los peores resultados corresponden a Argentina, Brasil y Venezuela. Entre 2010 y 2015, Bolivia registra un crecimiento promedio anual de 5.4%; Perú, de 4.7%; Colombia, de 4.6%; Ecuador, de 4.4%; y Chile, de 3.9%. Por su parte, Argentina registra un crecimiento promedio anual de 2.9%; Brasil, de 1.0%; y Venezuela, de -0.1%.

Asimismo, la inflación se ha acelerado en las economíasde América del Sur, pasando de 7.6% en 2014 a 8.5% en 2015 (acumulada en doce meses hasta octubre), explicada en gran medida por la situación de Venezuela y Argentina.

Centroamérica crece

La actividad económica para Centroamérica mostró un crecimiento de 4.4% en el año 2015, mientras que la de América del Sur fue de -1.6%. Las economías centroamericanas se beneficiaron por la caída de precios de los productos energéticos, de los que son importadores netos. Para este grupo, los términos de intercambio mejoraron un 5.0%. Asimismo, en el 2015, el consumo privado se incrementó en 4.6% respecto al 2014, y el consumo público, en 4.4%. De igual manera, la formación bruta de capital fijo aumentó en 7.0% respecto al 2014. El sector servicios fue el de mayor contribución a la actividad económica centroamericana.

Perspectivas para 2016

América Latina enfrenta una serie de incertidumbres originadas por la lenta recuperación de las economías desarrolladas, la desaceleración de los países emergentes y los bajos precios de las materias primas. A ello se añade la baja tasa de crecimiento del comercio, que en el año 2015 fue del 1.5% —la más baja después de la crisis ocurrida entre 2007 y 2009—; para el 2016 se espera que el volumen del comercio mundial crezca a una tasa cercana al 2.5%, aún por debajo del crecimiento de la economía mundial.

Según proyecciones de la Cepal, en el 2016 América Latina tendría una tasa de crecimiento de 0.2% y Perú, una de 3.4%. América del Sur presentaría una variación del PBI de -0.8%, principalmente como consecuencia de la contracción de la economía venezolana (-7.0%) y de Brasil (-2.0%); sin embargo, Centroamérica crecería a una tasa de 4.3%.

Las economías que dependen de las exportaciones de metales, productos energéticos y productos agrícolas, y que tienen a China como uno de sus principales destinos —mayormente economías de América del Sur— se verán más afectadas que aquellas economías orientadas a la producción de manufactura y a proveer servicios —mayormente economías de Centroamérica—.

Publicado en Mercados & Regiones número 15, abril de 2016

Sea el primero en comentar sobre "América Latina: evolución y perspectivas económicas"

Deje un comentario