Arequipa: ¿por qué fue la única región donde ganó PPK?, Blog de Joaquín Alcázar, socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado, en SEMANAeconómica.com

Luego de que Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski pasarán a la segunda vuelta electoral, los empresarios pueden respirar tranquilos y empezar a mirar el futuro con optimismo, pudiendo estar seguros de que el modelo económico que se ha venido implementando en el país desde hace ya casi tres décadas no será descartado o significativamente modificado.

A mi modo de ver —y al de tantos otros que comparten mi opinión—, cualquiera de los dos candidatos ofrecerá más que el actual presidente para implementar las reformas —de segunda generación— que necesita nuestro país para seguir creciendo.

El sur del Perú, como era de esperarse, dio su respaldo, en mayor medida, a la candidata ‘antisistema’ Verónika Mendoza. No obstante, Arequipa, el principal departamento del sur por su aporte al PBI nacional, fue la única región a nivel nacional donde ganó el candidato ‘más de derecha’ o más ‘neoliberal’, Pedro Pablo Kuczynski. De hecho, Arequipa fue la única región donde PPK ganó.

Esta región, donde a inicios de siglo se dio una de las principales manifestaciones en contra del gobierno por la potencial privatización de una empresa pública, y que el año pasado “negó” el inicio de operaciones de un importante proyecto cuprífero, es ahora una de las regiones más abiertas al modelo económico actual, o ‘neoliberal’. Estos factores pueden de alguna manera explicar este resultado:

– La región Arequipa es una de las que más ha crecido en la última década a nivel nacional, tiene un PBI per cápita muy cercano al de Lima y asimismo una calidad de vida que se ubica sólo por debajo de la de Lima. Ello puede ser un indicio para sus pobladores de las bondades del actual modelo.

– Los niveles de educación, si bien al igual que el promedio peruano dejan mucho que desear frente a estándares internacionales, son de los más altos del Perú.

– Casi 80% de la población arequipeña reside en la ciudad de Arequipa, la segunda más importante a nivel nacional, lo cual influye de alguna manera en la forma de evaluar los modelos económicos y políticos.

– La existencia de la minera Cerro Verde, una de las pocas grandes minas a nivel mundial, ubicada tan cerca de una ciudad de tamaño considerable, ha desarrollado una relación de cooperación mutua y respeto con la ciudad de Arequipa. La minera ha desarrollado importantes obras en la ciudad e innumerables iniciativas de desarrollo, y ha brindado a varias empresas de la región la oportunidad de trabajar y crecer de la mano con la operación minera, directa o indirectamente. La población, por su parte, ha comprendido que puede existir una relación win-win con la inversión extranjera directa responsable –así sea en el sector extractivo– y no ha puesto ningún obstáculo para la expansión de Cerro Verde, que culminó hace unos meses y que esté año dará un gran impulso al PBI regional.

– El caso de Tía María fue en realidad un caso aislado, que no corresponde a la opinión de la población de toda la región, sino únicamente a la de parte del valle de Tambo. Asimismo, la empresa detrás del proyecto cometió ciertos errores que complicaron el proceso y que explican parcialmente los resultados.

– Arequipa fue una de las regiones que menos se benefició de los gobiernos de Alberto Fujimori, recuerdo que aún persiste en la memoria de los pobladores arequipeños. Esto explicaría la menor cantidad de votos para Keiko Fujimori, quien presenta también propuestas ‘amigables’ para los mercados. Asimismo, los incidentes de hace unos meses de la campaña de Keiko en Arequipa tuvieron un cierto impacto negativo en el voto hacia la candidata.

– El ‘voto estratégico’, que pretendía darle votos de otros candidatos a Kuczynski, para que Mendoza y su visión antisistema no pasaran a segunda vuelta, al parecer tuvo un efecto importante en Arequipa, tal vez por la poca simpatía que originó la candidata con frases como “Tía María no va”, en una población en que casi el 70% apoya la minería formal.

Esperemos que esta forma de ver el desarrollo y progreso pueda perdurar en la región. Y que el sector privado, las grandes empresas y las autoridades electas sepan corresponder con iniciativas y políticas que beneficien a toda la población –especialmente a lo más pobres– con regulaciones adecuadas y respeto por el medio ambiente, así como una propuesta de progreso inclusiva que eleve la calidad de vida de los pobladores. Cabe mencionar esto, ya que si bien el modelo neoliberal o capitalista está mucho mejor equipado que los modelos de izquierda para reducir la pobreza y empujar el desarrollo, dista de ser perfecto y puede dar muchos sinsabores si no es correctamente implementado.

Sea el primero en comentar sobre "Arequipa: ¿por qué fue la única región donde ganó PPK?, Blog de Joaquín Alcázar, socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado, en SEMANAeconómica.com"

Deje un comentario