Claves para entender el lavado de activos

El tema de lavado de activos no es ajeno al Perú; por el contrario, últimamente ha estado muy vinculado al escenario político del país. Muchos ex y actuales funcionarios públicos y autoridades políticas se han visto inmersas en investigaciones por este delito. Para comprender mejor en qué consiste, presentamos sus aspectos más importantes.

El delito de lavado de activos, dependiendo de la legislación a la que se haga referencia, recibe variados nombres. En algunos países es también conocido como lavado de capitales, blanqueo de productos ilícitos, blanqueo de capitales o legitimación de capitales ilícitos.

¿Qué es el lavado de activos?

Según señala el portal de la Unidad de Inteligencia Financiera del Perú, el lavado de activos es el conjunto de operaciones, realizadas por una o más personas naturales o jurídicas, tendientes a ocultar o disfrazar el origen ilícito de bienes o recursos que provienen de actividades delictivas. El delito de lavado de activos se desarrolla usualmente mediante la realización de varias operaciones encaminadas a encubrir cualquier rastro del origen ilícito de los recursos.

¿Qué actos constituyen el lavado de activos?

El delito de lavado de activos se encuentra regulado por el Decreto Legislativo N° 1106. En los tres primeros artículos de dicha norma se regulan los tres tipos de actos constitutivos del delito.

El primero de ellos son los “actos de conversión y transferencia”, que consisten en la incorporación del activo ilícito al sistema económico mediante la conversión o transferencia de dinero, bienes, efectos o ganancias. El segundo grupo lo conforman los “actos de ocultamiento y tenencia”, en los cuales el autor adquiere, utiliza, guarda, administra, custodia, recibe, oculta o mantiene en su poder el activo ilícito, con la finalidad de evitar la ubicación del mismo. Por último, están los “actos de transporte”, destinados a evitar la identificación de su origen, su incautación o decomiso.

Herramientas para la investigación del lavado de activos

Para la investigación de los delitos de lavado de dinero, se consideran los mecanismos previstos por el Decreto Legislativo N° 1106. Referente a ello, el Fiscal podrá solicitar al Juez el levantamiento del secreto bancario, el secreto de las comunicaciones, la reserva tributaria y la reserva bursátil. La información obtenida será utilizada únicamente en relación con la investigación.

Elemento objetivo: Los activos con origen ilícito

Para el estudio del delito, es necesario que los activos provengan de fuentes ilícitas. Las más comunes en la actualidad son el tráfico ilícito de drogas, el terrorismo, el proxenetismo, la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes. Además, se tiene la defraudación tributaria, los delitos aduaneros, los delitos contra la administración pública, contra el patrimonio en su modalidad agravada y otros similares que generen ganancias ilegales.

Elemento subjetivo: Conocimiento del origen ilícito

El origen ilícito de los activos debe ser conocido o, por lo menos, presumido por el autor del lavado de activos. Cabe resaltar, además, que no es necesario que las actividades ilícitas que produjeron los activos se encuentren sometidas a la investigación, a proceso judicial o hayan sido objeto de condena.

Conocer las características particulares que tiene el proceso de lavado de activos permite un mejor entendimiento de lo que está ocurriendo actualmente en el entorno político peruano.

Sea el primero en comentar sobre "Claves para entender el lavado de activos"

Deje un comentario