Diez hábitos que debe evitar para ser feliz

Travis Bradberry, galardonado coautor del exitoso libro “Inteligencia Emocional 2.0” y cofundador de TalentSmart —proveedor mundial líder de pruebas de inteligencia emocional y formación, que atiende a más de 75% de las compañías Fortune 500— comparte desde LinkedIn los 10 hábitos de las personas crónicamente insatisfechas.

La felicidad viene en tantas formas diferentes que puede ser difícil de definir. La infelicidad, por otra parte, es fácil de identificar. El famoso “Terman Study” de Stanford concluyó que estar cerca de personas insatisfechas está vinculado a una mala salud y una vida más corta.

1. Esperando para el futuro

Diciéndose a sí mismo “voy a ser feliz cuando…” es uno de los hábitos más fáciles de encontrar en una persona insatisfecha porque pone demasiado énfasis en las circunstancias; y la mejora de las circunstancias no conduce a la felicidad. Concéntrese en ser feliz en este momento, en el presente, porque no hay garantía del futuro.

2. Pasar demasiado tiempo y esfuerzo en adquirir “cosas”

Hay un océano de investigaciones que demuestran que las cosas materiales no dan felicidad. Cuando usted hace el hábito de perseguir cosas y, finalmente, las consigue, podría descubrir que las ha ganado a expensas de lo que realmente puede darle felicidad, como la familia, los amigos y las aficiones.

3. Quedarse en casa

Cuando uno siente que no es feliz, es tentador evitar a otras personas. Este es un gran error, ya que la socialización —incluso cuando no lo disfrute— es ideal para su estado de ánimo. Todos tienen días en los que desean quedarse en casa, pero usted debe entender en qué momento esto se convierte en una tendencia que podría destruir su estado de ánimo.

4. Verse a sí mismo como una víctima

Las personas insatisfechas tienden a actuar a partir de la posición de que la vida es dura y fuera de su control. El problema con esa filosofía es que fomenta un sentimiento de impotencia. Aunque todo el mundo ciertamente tiene derecho a sentirse triste de vez en cuando, es importante reconocer cuánto está afectando esto a su visión de la vida. No es la única persona a la que le suceden cosas malas. Usted tendrá control sobre su futuro, siempre y cuando esté dispuesto a tomar medidas al respecto.

5. Pesimismo

El problema con una actitud pesimista, más allá de que sea duro para su estado de ánimo, es que se convierte en una profecía autocumplida: si espera cosas malas, es más probable que le sucedan cosas malas. Los pensamientos pesimistas son difíciles de sacudir, hasta que reconozca lo ilógico que es. Mire los hechos y verá que las cosas no son tan malas como parecen.

6. Quejarse

El quejarse es un comportamiento de autorrefuerzo, con el que reafirma sus creencias negativas. Hablar sobre lo que le molesta puede ayudarle a sentirse mejor; sin embargo, hay una línea muy fina entre la queja como medida terapéutica y la queja que alimenta la infelicidad.

7. Sacar las cosas fuera de proporción

Cosas malas le suceden a todo el mundo. La diferencia es que las personas felices las ve como lo que son, algo temporal, mientras que la gente insatisfecha las ve como una prueba más de que el mundo está contra ellos.
Una persona feliz suele decir: “pero al menos no fue más grave”; una persona infeliz, por el contrario, lo utiliza como prueba de que el día, la semana, el mes y tal vez incluso toda su vida está condenada.

8. Barriendo los problemas bajo la alfombra

Las personas felices son responsables de sus acciones, cuando cometen un error, les pertenece; por el contrario, la gente que no es feliz trata de ocultar sus errores. Los problemas tienden a aumentar de tamaño cuando son ignorados. Cuando usted no hace nada respecto a un problema, empieza a sentirse impotente y que no tiene control sobre su vida; y, de nuevo, se siente como una víctima.

9. No mejorando

Debido a que la gente infeliz es pesimista y siente una falta de control sobre su vida, tiende a sentarse y esperar que la vida les ocurra. En lugar de establecer objetivos y la mejora de sí mismos, persisten en hacer siempre lo mismo, y luego se preguntan por qué las cosas nunca cambian.

10. Comparándose con los vecinos

Los celos y la envidia son incompatibles con la felicidad; de manera que, si usted está constantemente comparándose con los demás, es el momento de parar.
En cierto estudio, la mayoría de los participantes señalaron que estarían bien con menos dinero, pero sólo si todos los demás también estuvieran con menos dinero. Tenga cuidado con este tipo de pensamientos, ya que no lo hará feliz y, con frecuencia, tiene el efecto contrario.
Cambiar sus hábitos para lograr una mayor felicidad es una de las mejores cosas que puede hacer para su propio bien. Pero también es importante por otra razón: tomar el control de su felicidad también hace que todos a su alrededor sean más felices.

Sea el primero en comentar sobre "Diez hábitos que debe evitar para ser feliz"

Deje un comentario