Préstamo de valores y su impacto en la liquidez de la Bolsa de Valores de Lima

Con el propósito de revertir la tendencia decreciente de liquidez que la BVL experimentó en los últimos años, se han propuesto medidas entre las que destaca, como más reciente hito, la introducción del préstamo de valores.

ESCRIBE FERNANDO SAAVEDRA, ADMINISTRADOR DE PORTAFOLIO DE LA DIVISIÓN DE INVERSIONES DE PRIMA AFP

Tras varios años de tendencia decreciente de liquidez en la Bolsa de Valores de Lima (BVL) y la “llamada de atención” por parte de MSCI, poniendo en riesgo nuestra categoría de Mercado Emergente, la BVL, junto con distintas autoridades y partícipes del mercado financiero local, han trabajado activamente en proponer soluciones para revertir este problema. Dentro de las medidas propuestas, hemos visto la eliminación temporal del impuesto a la ganancia de capital, la facilitación de condiciones a las Sociedades Agentes de Bolsa para la creación de mercado y, como más reciente hito, la introducción del préstamo de valores.

El principal uso de este nuevo producto es ser complemento del proceso de venta en corto. Para que un inversionista pueda realizar la venta en corto, debe –en paralelo— pedir prestadas las acciones que va a vender y, a cambio, pagar la tasa de interés acordada por el plazo del acuerdo. ¿Cómo impacta este nuevo producto en la liquidez del mercado? En primer lugar, agrega una nueva fuente de liquidez para los potenciales compradores, dado que hace uso de un stock de acciones que no estaba siendo ofrecido en el mercado, pero cuyos dueños están dispuestos a prestar para obtener un retorno adicional a la variación de precio y a los dividendos. En segundo lugar, toda venta en corto trae consigo dos operaciones: la venta inicial y la recompra para devolver los valores. Finalmente, como un efecto de mediano plazo, expande el abanico de opciones de inversión y, con ello, abre la puerta a que cada vez más inversionistas extranjeros quieran participar en la BVL.

En lo que respecta al prestamista, el incentivo principal es la tasa de interés —que es un resultado de la interacción entre oferta y demanda—; adicionalmente, se debe resaltar que el modelo local protege al prestamista con una garantía que equivale a por lo menos el 120% de la operación. En lo que respecta a los derechos económicos, el inversionista que se pidió prestado los valores debe pagarle todos los beneficios entregados por la compañía durante la duración del préstamo al prestamista, tras el vencimiento de la operación.

Esperamos que este producto, junto con las demás iniciativas puestas en marcha, contribuya a revertir la tendencia decreciente de liquidez que la BVL experimentó en los últimos años y con ello se consolide la posición de Perú dentro de la categoría de Mercado Emergente.

Sea el primero en comentar sobre "Préstamo de valores y su impacto en la liquidez de la Bolsa de Valores de Lima"

Deje un comentario