Estudio Rodrigo, Elías & Medrano: “Después de los resultados de primera vuelta, ha habido mucho interés de inversionistas extranjeros en venir”

“En lo que se refiere a infraestructura y energía, va a haber muchas transacciones. No es el boom de hace unos años, pero seguimos hablando de un país que está creciendo.”

ENTREVISTA A FERNANDO MOLINA, SOCIO DEL ÁREA DE FUSIONES Y ADQUISICIONES DEL ESTUDIO RODRIGO, ELÍAS & MEDRANO

¿Qué le recomendaría usted a quienes piensan vender una empresa que tengan listo antes de iniciar el proceso de compraventa?
Si el vendedor es un grupo de personas, una familia o socios, lo mejor es que ese grupo de personas se alinee y tenga claro cuáles son los objetivos del proceso. Es mejor que ese alineamiento de intereses se dé antes a que después surjan problemas cuando el proceso de venta se concreta.

Lo segundo es ordenar la casa, tanto para facilitar la labor del comprador —porque va a querer hacer un due diligence— como para que el vendedor sepa cuál es la situación, tanto en el nivel legal como financiero de la empresa, y de esa manera maneje expectativas.

En estas situaciones, ¿qué es lo más complicado que ha encontrado?
Lo que ocurre, sobre todo con las empresas más pequeñas o familiares, es que el tema laboral se maneja de manera muy informal. Muchas de las personas que laboran en la empresa no están registradas en la planilla o no todos los pagos están en planillas. Esos son temas de donde pueden surgir contingencias importantes. En el ámbito tributario, también. Obviamente hay empresas reguladas que tienen sus propios retos, pero lo que normalmente encontramos son problemas tributarios y laborales.

Perú es uno de los países que tienen menor número de fusiones y adquisiciones. ¿Esto se debe al tamaño de la economía o a temas de regulación?
El Perú no tiene un control de fusiones y adquisiciones —salvo en el mercado eléctrico, y, curiosamente, en el mercado eléctrico sí ha habido varias transacciones—. En el nivel regulatorio, no hay restricciones para la transferencia de acciones y pueden crearse monopolios sin problemas. Lo que se regula o se restringe es el abuso de la posición dominante.

Entonces, por el lado regulatorio no veo que haya problemas. Sí probablemente en el tema tributario. El impuesto a la ganancia de capital para extranjeros, por ejemplo, es de 30%, que es un impuesto fuerte.

Sin embargo, no veo que el problema esté por el lado de las restricciones legales. Considero que tiene que ver más con el tamaño del mercado, con que muchas empresas familiares todavía no se sienten preparadas para vender, y quizás con retos en el tema de licencias y riesgos políticos.

Hablando de los temas tributarios, ¿qué consejos puede dar para ser más eficientes?
Desde el punto de vista tributario, la recomendación normalmente es que quien venda la empresa sea una persona natural. Una persona natural domiciliada en el Perú paga 5% por la ganancia de capital, mientras que una persona jurídica extranjera paga el 30% y una persona jurídica local, el 28%. La diferencia es muy fuerte.

En el tema de relaciones de socios, cuando entran nuevos socios, hay una operación de cash in. ¿Cuáles son los retos que hay en un earnout?
El reto depende del escenario. Si el vendedor sigue teniendo el control de la empresa, el tema es bastante más manejable, porque es el vendedor el que va a tener los incentivos de generar el earnout más alto posible. El problema se da cuando es el comprador quien controla y opera la empresa, porque los incentivos no necesariamente van a estar tan alineados. El comprador puede estar pensando más en el largo plazo, mientras que el vendedor está pensando en que se dé el mayor ebitda posible en los próximos años para que se eleve el earnout.

Un problema intermedio es cuando ni el vendedor ni el comprador tienen el control absoluto del negocio. Ahí es necesario tener mecanismos de solución de entrampamientos, para evitar que la empresa se paralice y no genere el earnout necesario.

Cuando una empresa quiere comprar otra, existen casos en los que el gerente comienza a manejar la decisión más por un tema de ego, por manejar una operación más grande, y se olvida de lo que es bueno para la propia empresa.
Ese es uno de los grandes problemas a nivel internacional, y más a nivel de los países anglosajones, donde tienes el famoso costo de agencia. Los incentivos del administrador están más por el lado de hacer crecer la empresa, mientras que el accionista lo que quiere son los dividendos.

En el caso de países latinoamericanos, no veo tanto un tema de costo de agencia, porque normalmente el accionariado está muy concentrado. Entonces, el administrador que quiera comprar otras empresas va a tener que convencer a los accionistas; y los accionistas sí van a hacer el análisis de si es que vale la pena el crecimiento.

En Latinoamérica hay más problemas en lo que se refiere a accionista mayoritario y minoritario. Si el accionista mayoritario está interesado en perpetuarse y no vender en un futuro, puede hacer que el grupo económico crezca y que no se generen los dividendos necesarios para los minoritarios.

¿Los abogados sólo se preocupan por la parte legal o también por conseguir el mejor precio posible o el mejor negocio posible?
Para eso está o la propia empresa o consultores, boutiques y bancos de inversión, que son quienes van a dar ese feedback, que es fundamental.

Donde nosotros aportamos más es en temas distintos al precio, como, por ejemplo, la responsabilidad máxima en el caso de inexactitud de declaraciones y garantías, temas de contingencias, el escrow o monto que se va a dejar en garantía.

Hay bastantes temas distintos al precio que pueden tener un impacto fundamental en la empresa. Si hay un proceso de ajuste de caja o de capital de trabajo o incluso de materialización de contingencias, el precio que originalmente iba a recibir el vendedor se va a reducir sustancialmente.

Nuestra labor está más por ahí, por el lado de la negociación del contrato. Pero sí trabajamos muy cercanamente con los financistas.

¿Cómo ve el mercado de fusiones y adquisiciones para los próximos años en el Perú y en Arequipa?
Este año y el siguiente van a ser muy activos después de unos años que han estado bajos. Definitivamente, después de los resultados de primera vuelta ha habido mucho interés de inversionistas extranjeros en venir.

En lo que se refiere a infraestructura y energía, va a haber muchas transacciones. Por ejemplo, a raíz del caso Lava Jato en Brasil, hay empresas brasileñas que están en proceso de vender activos en el Perú y en otras partes de Latinoamérica. También tienes empresas eléctricas que están en venta; por ejemplo, Duke anunció públicamente que está vendiendo sus activos en Latinoamérica. Entonces, por ese lado va a haber mucha actividad. No es el boom de hace unos años, pero seguimos hablando de un país que está creciendo.

En lo que se refiere a empresas de servicios, incluso de retail, va a haber un crecimiento en las transacciones de fusiones y adquisiciones en los próximos años. En Arequipa, hay muchas empresas familiares que han crecido mucho en este boom, pero que también han incurrido en muchas deudas. Probablemente necesiten o de una venta o de una asociación para continuar siendo competitivas.

Considero que lo fundamental, sobre todo para las empresas que no están muy involucradas en procesos de fusiones y adquisiciones, es prepararse bien. Gran parte del éxito de una operación de fusiones y adquisiciones es que la empresa haga una evaluación sincera de la situación en la que está y de lo que quiere lograr. Hay muchos temas emocionales que se involucran y es muy importante manejarlos bien para lograr que la transacción sea exitosa.

Publicado eMercados & Regiones número 16, junio de 2016

Sea el primero en comentar sobre "Estudio Rodrigo, Elías & Medrano: “Después de los resultados de primera vuelta, ha habido mucho interés de inversionistas extranjeros en venir”"

Deje un comentario