La dura batalla entre los malls arequipeños

SEMANAeconómica.- En Arequipa, un complejo escenario económico pone en aprietos a los malls. La ciudad tiene cinco centros comerciales, lo que la convierte —junto con Piura— en la de mayor cantidad de centros comerciales del país, exceptuando Lima. Sin embargo, según el IPE, el PBI de Arequipa crece a un menor ritmo que el promedio nacional desde el 2010, e incluso, entre el 3T14 y el 2T15, estuvo en recesión. A esta situación se suman errores estratégicos de los operadores de los malls.

Tan cerca y tan lejos

“En Arequipa, los malls han terminado ubicándose [geográficamente] muy cerca entre sí, y eso divide al público objetivo”, señala Joaquín Alcázar, socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado —que opera en Arequipa— y bloguero de SEMANAeconomica.com. Mall Aventura Porongoche y Parque Lambramani [de Parque Arauco] están a pocas cuadras de distancia al sureste de Arequipa, mientras Real Plaza, Mall Aventura Cayma y Arequipa Center [de Cencosud] están próximos entre sí, al noroeste.

Para Félix Villanueva, gerente general de Urbanias Negocios, entre el Mall Aventura Porongoche y Parque Lambramani destaca el primero. Éste cuenta con tiendas por departamento mejor posicionadas –Saga Falabella y Ripley, frente a Paris, de Lambramani– y tiene, según reportó Mall Aventura Plaza, el segundo ticket más alto de la empresa después de sus malls en Lima. En cambio, según los estados financieros al 1T16 de Parque Arauco, Parque Lambramani ha caído en ventas, ingresos, área ocupada y ebitda respecto al 1T15.

Según un locatario que alquila en ambos centros comerciales y que pidió mantener el anonimato por la cláusula de confidencialidad de sus contratos, la renta fija que cobra Mall Aventura Porongoche es 30% superior a la que cobra Lambramani. “Alquilamos en cuatro de los cinco malls, y en ventas ubicaría en último lugar a Lambramani”, precisó.

Al norte de la ciudad de Arequipa, según las fuentes entrevistadas, destaca negativamente el Arequipa Center. “No se ve a tanta gente y hay varias tiendas por alquilar”, refirió Alcázar. Aun así, según los estados financieros al 1T16 de Cencosud, la ocupación de este mall creció hasta casi 95%.

Pero la economía no perdona. Y aunque, según APOYO Consultoría, este año el PBI de Arequipa crecería por la mayor producción minera, esto no impediría la caída de la demanda interna. Además, “en el caso de provincias, la mayor desaceleración del crédito de consumo está explicada por el sur, donde a inicios de este año [el crecimiento] ha sido prácticamente cero”, señala Víctor Albuquerque, director de análisis sectorial de APOYO Consultoría.

Pese a este contexto –o debido a él–, las empresas continúan remodelando su oferta en Arequipa. Parque Lambramani está techando su operación, pues su formato al aire libre “limitaba la permanencia de los clientes en invierno”, señala Eduardo Herrera, gerente general de Parque Arauco. También señala que incorporarán operadores de moda. Mall Aventura Cayma está ampliando su operación sobre el terreno que fue del Open Plaza: tendrá Saga, Ripley, ocho bancos y seiscientos estacionamientos. No todo, por supuesto, está en sus manos.

Sea el primero en comentar sobre "La dura batalla entre los malls arequipeños"

Deje un comentario