Veinte preguntas que nunca debe hacer al final de una entrevista de trabajo

En la primera entrevista, usted quiere estar seguro de hacer las preguntas correctas: pregunte sobre el trabajo y la empresa. No dé la impresión de que no puede ser un jugador de equipo o de no estar dispuesto a dar el 100%.

Cuando esta por terminar una entrevista de trabajo, llega el momento en el que usted piensa que finalmente la entrevista ha concluido, y que podrá levantarse y salir; sin embargo, el entrevistador aún no ha terminado y le dice: “¿Tiene alguna pregunta para mí?”

En ese momento, usted querrá sacar el máximo provecho de la oportunidad que le están dando; sin embargo, no sabe exactamente qué decir. Como señalan Jacquelyn Smith y Rachel Gillett en un artículo para Business Insider, es entonces que el entrevistador podrá notar el conocimiento que usted tiene sobre la empresa, su ética de trabajo, su nivel de profesionalismo, y su interés en el puesto.

“En la primera entrevista, usted quiere estar seguro de hacer las preguntas correctas: pregunte sobre el trabajo y la empresa. No dé la impresión de que no puede ser un jugador de equipo o de no estar dispuesto a dar el 100%”, dice Amy Hoover, presidente de la bolsa de trabajo Talent Zoo. “El único propósito de la entrevista es determinar si usted es una buena opción para la empresa, y si la empresa es una buena opción para usted. Todos los demás temas y preocupaciones deben abordarse durante las negociaciones después de que la oferta de trabajo se ha hecho.”

Aquí hay 20 preguntas que usted querrá evitar durante su entrevista de trabajo, ya que pueden hacer más daño que bien:

1. ¿A qué se dedica la compañía?
Preguntas como esta muestran que le falta preparación. Nunca pregunte algo que puede averiguar usando Google.

2. ¿Cuál será mi salario?
Mantenga a distancia el tema del dinero. Las preguntas relacionadas con el tema del dinero, demasiado pronto en el proceso, envían el mensaje de que es una persona arrogante y grosera.

3 ¿Voy a tener que trabajar largas horas?
Esto dice: “Soy un perezoso”.

4. ¿Qué tan pronto puedo tomar unas vacaciones?
La planificación de su tiempo libre antes de haber conseguido el puesto envía el mensaje de que no está comprometido con el trabajo.

5. ¿Voy a tener una cuenta de gastos?
Realmente no hay razón para hacer esta pregunta en la entrevista. Además, se envía el mensaje equivocado.

6. ¿Con qué rapidez podría ser considerado para un ascenso?
Es una pregunta prematura.

7. ¿Qué ocurre si no me llevo bien con mi jefe o compañeros de trabajo?
El entrevistador puede preguntarse si usted ha tenido problemas con sus colegas en el pasado e incluso puede suponer que usted es una persona difícil de tratar.

8. ¿Cuáles son los beneficios que me brinda la empresa?
Es mejor guardar esta pregunta para el final del proceso, cuando es más claro que recibirá una oferta de trabajo. Además, a menudo las empresas publican información sobre sus beneficios en sus sitios web para atraer a los candidatos.

9. ¿Cuándo podré ser candidato a un aumento?
Esto puede decirle al entrevistador que el dinero es lo único que le importa.

10. ¿Puedo llegar tarde o salir más temprano mientras deje mi trabajo hecho?
No trate de hacerle ajustes al horario de trabajo antes de que le ofrezcan el trabajo.

10. ¿Estás casado? / ¿Tiene hijos? / etc.
Nunca le haga al entrevistador una pregunta personal

11. ¿Revisan los perfiles en redes sociales?
Los solicitantes de empleo siempre deben suponer que sus futuros empleadores encontrarán y verán sus perfiles de redes sociales. Preguntar sobre este punto puede indicarle a la empresa que usted es potencialmente una amenaza para la imagen de la empresa.

12. ¿Hacen verificación de antecedentes?
Esta pregunta lo vuelve sospechoso.

13. ¿Monitorean los mensajes de correo electrónico o el uso de internet?
Esta pregunta manda señales de alerta.

14. ¿Voy a tener mi propia oficina?
Es una pregunta inapropiada para alguien a quien no le han ofrecido aún el trabajo.

15. He oído un rumor sobre el gerente general. ¿Es cierto?
Nunca debe llevar un chisme a una entrevista de trabajo; es muy poco profesional.

16. ¿Cuáles podrían ser los motivos de despido?
¿Por qué hacer que el entrevistador piense en despedirlo, si aún no lo han contratado?

17. ¿Puedo hacer llamadas personales durante el día?
Esto dice que no está plenamente concentrado en su trabajo.

18. ¿Cómo lo hice?
Esta pregunta pone el entrevistador en una situación incómoda. Si realmente quiere una retroalimentación, debe esperar que llegue la oferta o el rechazo, y luego pedir en un correo electrónico lo que hizo bien o podría haber hecho mejor.

19. ¿Conseguí el trabajo?
Evite parecer demasiado ansioso.

20. La peor pregunta de todas es no preguntar.
No hacer preguntas puede revelar mucho sobre sus habilidades de comunicación, la personalidad y la confianza, y puede dejar al entrevistador con una mala impresión.

Sea el primero en comentar sobre "Veinte preguntas que nunca debe hacer al final de una entrevista de trabajo"

Deje un comentario