¿Cuáles son las creencias inquebrantables que los ricos tienen y el resto de nosotros no?

Business Insider recoge las creencias que tienen las personas ricas, sobre la base de un estudio hecho por Thomas C. Corley, durante cinco años, en los cuales estudió a 233 personas ricas y 128 personas pobres.

En este estudio descubrió que las creencias dictan las circunstancias en la vida. Las personas ricas tienen creencias diferentes a las personas que son pobres o cercanas a la clase media.

Las creencias son heredadas inconscientemente y representan la aceptación de algo sin ninguna prueba para respaldar lo que aceptamos como un hecho. Adoptamos las creencias de nuestros padres, familia, mentores, cultura y ambiente. La mayoría de personas que fueron criados en la pobreza heredaron creencias limitantes que les impiden avanzar en la vida. Aquellos que son capaces de salir de la pobreza y llegar a ser ricos encontraron mentores que tenían creencias de éxito o ciertas estrategias de servicio que les permitieron eliminar sus creencias limitantes e implantar creencias de éxito, reprogramando, efectivamente, su sistema total de creencias.

Corley indica que las personas ricas adoptan ciertas creencias que promueven el éxito, como las siguientes:

– Debo leer para aprender.
– Soy responsable de las circunstancias de mi vida.
– El dinero y la riqueza son buenos.
– Hay una abundancia de dinero y riqueza para todos.
– Cualquiera tiene la capacidad de llegar a ser rico. Yo puedo llegar a ser rico.
– Puedo resolver cualquier problema.
– Puedo superar cualquier obstáculo.
– Yo creo mi propia suerte.
– Las oportunidades están en todos lados.
– La oportunidad no toca la puerta. Tengo que salir, encontrarla y tomar acción.
– Debo ganarme el respeto.
– El fracaso es solo otra forma de aprender.
– El fracaso es el trampolín al éxito.
– El riesgo es bueno cuando es un riesgo calculado.
– Hay deudas buenas y deudas malas.
– Nadie consigue el éxito por su propia cuenta. Solo puedo alcanzar el éxito si me rodeo de personas con mentalidad    de éxito.
– Puedo conseguir todo lo que me proponga.
– El tiempo es el recurso más valioso. Debo usarlo eficientemente. Desperdiciar el tiempo es un crimen.
– Dios los cría y ellos se juntan. Evitaré personas tóxicas y, por el contrario, me rodearé de personas con mentalidad    de éxito.
– Los sueños y las metas son los peldaños en la escalera del éxito.
– Si ayudo a otros a ser exitosos, yo seré exitoso.
– Si mejoro la vida de otros, mejoraré mi vida.
– Siempre superaré las expectativas de otros.
– Tengo control de mis pensamientos y emociones.
– Nunca renuncies a un sueño.
– El éxito toma tiempo.
– Debo ahorrar más de lo que gano e invertir mis ahorros en mis sueños y metas.
– Soy increíble e imparable.

Corley señala que, si quiere ser rico, necesita entender las creencias que tiene actualmente. Recomienda que, por una semana, escriba en un papel cada creencia que aparece en su mente. Este ejercicio le permitirá aislar las creencias limitantes que, probablemente, lo detienen en la vida. Una vez que haya identificado aquellas creencias limitantes, es tiempo de eliminarlas y añadir las creencias que le permitirán ser rico y exitoso.

Entonces, la pregunta es cómo eliminar las creencias limitantes e implantar las creencias de éxito. Las recomendaciones son las siguientes:

– Asóciese con individuos que no tengan sus creencias limitantes y que más bien tengan las creencias de éxito que       usted quiere adoptar.
– Lea libros y artículos sobre personas que se hicieron millonarias.
– Lea libros y artículos inspiradores.
– Escuche podcasts
– Vea y escuche charlas inspiradoras.
– Cree afirmaciones diarias en torno a las creencias de éxito que quiere adoptar.
– Medite y céntrese en sus nuevas creencias de éxito (10-15 minutos al día es todo lo que toma).

Sus creencias existentes fueron formadas por muchos años. Toma tiempo reprogramar su sistema de creencias. ¿Cuánto tiempo? Al menos un año de dedicado esfuerzo. Pero ese año de inversión le pagará dividendos por el resto de su vida. Su futuro ya se lo agradecerá.

Sea el primero en comentar sobre "¿Cuáles son las creencias inquebrantables que los ricos tienen y el resto de nosotros no?"

Deje un comentario