Fusiones y adquisiciones en Arequipa

Arequipa, la principal ciudad fuera de Lima, representa un mercado lo suficientemente grande y pujante para que se hayan podido crear empresas de tamaño atractivo, con tasas de crecimiento envidiables, productos y servicios que trascienden las fronteras nacionales.

Existe un interés creciente por parte de las empresas arequipeñas y del sur en general por la actividad de fusiones y adquisiciones (F&A), que se espera que aumente significativamente en los próximos años. Un tema de particular interés es el de las oportunidades de venta parcial o total existentes actualmente en el mercado. Arequipa, la principal ciudad fuera de Lima, representa un mercado lo suficientemente grande y pujante para que se hayan podido crear empresas de tamaño atractivo, con tasas de crecimiento envidiables, productos y servicios que trascienden las fronteras nacionales, y que son, en muchos casos, líderes en sus rubros a nivel nacional.

Muchas de estas empresas se crearon hace más de cincuenta o cien años, como La Ibérica, Bodega Nájar, Grupo Inca, Grupo Michell, Laboratorios Portugal, entre otras empresas emblemáticas. Algunas de las empresas de esta generación, como Banco del Sur, Cervesur, Socosani, Aceros Arequipa, La Positiva y Cementos Yura, han pasado ya por procesos de fusiones o adquisiciones, siendo absorbidas, en algunos casos, y manteniendo las marcas, en otros.

Sin embargo, otras empresas de relevancia han surgido en los últimos 20 a 30 años, alcanzando valorizaciones importantes, mayores a los US$ 10 millones en varios casos —o incluso superando los US$ 50 millones o US$ 100 millones—, en sectores como alimentación, educación, finanzas, restaurantes y hoteles, construcción, salud, manufactura, retail, agroindustria, entre otros. Empresas de esta generación que han pasado por estos procesos son Caja Rural del Sur, Edpyme Nueva Visión, Financiera Crear, Casinos El Portal, Comercial Luciano, Clínica Vallesur, Quimera City Center, y otras empresas de capitales arequipeños cuya operación principal se ubica fuera de Arequipa, como la empresa El Pedregal, Agrícola Challapampa, Neogas y Boticas Arcángel del Grupo Albis —parte del Grupo Inca—.

Ya se trate de las más antiguas o de las más recientes, estas empresas constituyen activos atractivos para distintos fondos de inversión limeños o del extranjero, family offices, grupos económicos diversificados o compradores estratégicos (empresas de mayor tamaño, usualmente del mismo sector). Son numerosos los inversionistas, pertenecientes a alguno de estos grupos, que desde hace varios años vienen tocando las puertas de algunas de estas empresas arequipeñas. Y el interés de venta por parte de las empresas tampoco es bajo, pero, como es sabido en esta industria, distintos obstáculos impiden llegar a un entendimiento, ya sea que provengan del vendedor (percepciones sobre el valor de la compañía —endowment effect—, necesidad de mantener una participación minoritaria, desconfianza del proceso en general, falta de capacidades para atender el proceso, desorganización interna, etc.) o del comprador (oferta demasiado baja, identificación de contingencias propias de empresas pequeñas y medianas con las que no puede lidiar, establecimiento de condiciones e hitos que escapan a las expectativas de los vendedores, etc.).

No obstante, las transacciones llegan a concretarse, y es de esperarse que esta tendencia continúe y se incremente en los próximos años, dadas las adecuadas perspectivas para el país —al menos para los próximos cinco años— y para la región Arequipa en particular. En concreto, las empresas arequipeñas y del sur en general que cumplan con la mayoría de las siguientes condiciones deberían estar preparadas a que, en cualquier momento, las visite un potencial comprador:

– Pertenecer a sectores de rápido crecimiento y con buenas perspectivas a futuro.
– Valor de la empresa mayor a US$ 5 millones.
– Ebitda mayor a US$ 1 millón.
– Ventas mayores a US$ 3 MM o US$ 10 MM,dependiendo del sector.
– Con activos inmobiliarios relevantes y/o marcas reconocidas.
– Un crecimiento mayor al 5%, y posibilidad de crecer o expandirse a nivel nacional.
– Operaciones consolidadas, pocas o ninguna contingencia laboral, legal o tributaria.
– Posición de caja fuerte, y flujos de caja estables y predecibles.
– Deuda baja.
– Información disponible, confiable y ordenada.

Publicado en Mercados & Regiones número 16, junio de 2016

Sea el primero en comentar sobre "Fusiones y adquisiciones en Arequipa"

Deje un comentario