El agua mineral Socosani alista su retorno a Lima

El Comercio.- Luego de 20 años, la firma arequipeña regresa con todo a Lima para conquistar el segmento premium de aguas minerales.

Cuando Alonso Estrada asumió la gerencia general de la envasadora de agua Socosani en el 2005, no solo se propuso mejorar la situación económica de la empresa y reflotarla, sino también regresar al mercado limeño en un plazo de diez años.

Luego de la mejora de sus procesos internos –que incluyeron el desembolso de US$ 6 millones para repotenciar la planta y ampliar sus capacidades de producción–, la firma supo que había llegado el momento de llevar su agua mineral del sur del país (estaban solo en Cusco y Arequipa) a Lima, ahora con una nueva imagen.

Aunque es consciente de que esta es una plaza altamente competitiva y que las nuevas generaciones no recuerdan la marca, el ejecutivo confía en que su producto podrá satisfacer las necesidades de un consumidor que está optando por bebidas saludables. Aguas es una de las categorías que se benefician de esta tendencia, con crecimientos a doble dígito en los últimos años.

“Somos una de las pocas marcas locales de agua mineral y nos valoran por nuestra naturalidad. Vamos a ir al sector premium, donde competiremos con marcas internacionales”, dijo.

Estrada espera, en ese sentido, que Socosani se consolide en un año como el segundo competidor en el rubro de agua mineral y además alcanzar el 1% del mercado total de agua embotellada.

¿Cómo lo lograrán?

El ejecutivo señala varios frentes. El primero será a nivel de portafolio. Así, con una imagen más estilizada, la compañía competirá con formatos de vidrio (355 ml) y de PET (500 ml y 1,500 ml) en un primer momento. Para el próximo año podríamos ver presentaciones de 750 ml en vidrio y una galonera de 3 litros.

El segundo pilar de la estrategia será el de canales de venta. Además de estar presentes en bodegas y supermercados, un sector que les interesa desarrollar es el de ‘Horecas’ (hoteles, restaurantes y discotecas).

“Queremos asociar el agua mineral a la gastronomía, ya que es una buena opción para la digestión. Esto se ve en otros países donde la gente come con una copa de agua o vino”, señala.

Así, ya han cerrado acuerdos con algunos hoteles como el Hilton, restaurantes como Fiesta o Chicha, y cafeterías como Altomayo.

Cabe mencionar que esta expansión no la harán solos. Se han asociado con la distribuidora de productos de alta gama Divinium, la que les permitiría llegar a cuatro mil ‘Horecas’ en Lima.

El tercer frente es el de la comunicación. Así, para conectar con el público joven y los consumidores que buscan alternativas saludables, van a seguir apoyándose en las redes sociales.

Con estas estrategias, el ejecutivo proyecta que al cierre de este año Lima represente el 20% de las ventas, que actualmente tienen en Arequipa y Cusco. Para el 2017 esperan que la cifra se eleve al 40%.

Pero estos no son los únicos proyectos que la arequipeña quiere cristalizar. Próximamente esperan traer su marca de agua saborizada. “Vamos a poner a Socosani de moda”, enfatizó Estrada.

El agua Socosani ya cuenta con 112 años en el mercado. Su planta puede producir cuatro millones de litros. Esperan que en el 2018, las operaciones en Lima estén consolidadas. En ese momento evaluarán ir a otras ciudades del país.

Sea el primero en comentar sobre "El agua mineral Socosani alista su retorno a Lima"

Deje un comentario