CADE por la Educación: “Las personas están ejerciendo un mayor protagonismo en su itinerario formativo”

“Antes, pensando en los universitarios, la tendencia era hacer una carrera y después especializarse o hacer una maestría. Hoy por hoy, es más frecuente que las personas tengan más de una carrera o que valoren mucho más el poder armarse una carrera a su propio gusto”.

ENTREVISTA A LETICIA MALAQUIO, GERENTE DEL CENTRO POR LA EDUCACIÓN DE IPAE ACCIÓN EMPRESARIAL 

“IPAE Acción Empresarial es una organización sin fines de lucro que tiene como misión contribuir al desarrollo del país, y entendemos que una de la maneras de hacerlo es convocando a la reflexión sobre temas prioritarios que pueden impactar en la agenda nacional”, señala Leticia Malaquio. La gerente del Centro por la Educación de IPAE Acción Empresarial continúa: “Esta es la octava edición de CADE por la Educación, que es el principal foro a nivel nacional donde converge el sector púbico, el sector privado, la academia, los tomadores de decisiones y líderes de opinión para reflexionar sobre temas educativos, sobre cómo está la política educativa y generar propuestas que pueden ser llevadas a la práctica”.

De un anterior CADE por la Educación salió la propuesta de crear un observatorio del mercado laboral.
Esa propuesta fue conversada en CADE por la Educación 2013. El foro giró muchísimo en torno a cómo se estaba compatibilizando el sistema educativo con las demandas que tenía el mercado laboral y se planteó la necesidad de trasparentar a los jóvenes la información de la oferta educativa y cómo los egresados de distintas universidades se están comportando en el mercado laboral. Se vio que en varios países existía este tipo de observatorios, que dan una idea de empleabilidad y una idea de competitividad de las diferentes universidades. En CADE Ejecutivos se asumió como un compromiso y se empezó a llevar a la práctica. En el año 2015 salió la primera versión.

En una alianza que hemos trabajado IPAE, el Ministerio de Educación, y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se creó lo que hoy se llama “Ponte en Carrera”, donde encuentras información de la oferta educativa de institutos y universidades que hay en el Perú, qué carreras dictan y los egresados de esas carreras, y cómo está siendo su comportamiento en el mercado laboral, porque se utiliza la información de la planilla de la Sunat.

Mucha gente prefiere ser universitario a ser técnico, pero hay escasez de técnicos. Con relación a este tema, ¿cómo funcionan los sistemas educativos en otros países?
Para que un país sea productivo, necesita perfiles de toda clase; lo más importante es que uno pueda hacer lo que le gusta y que sea exitoso en lo que la vocación le dicta. En el CADE 2015 nos centramos en la educación para el desarrollo del Perú y se vio que es muy importante fortalecer la educación técnica para apuntalar el crecimiento que el Perú ha tenido en los últimos años.

De hecho, en el mundo hay varios sistemas educativos en los que los jóvenes pueden iniciar una carrera técnica y luego continuar a la carrera universitaria, si eso es que la desean hacer. En el Perú, la nueva ley de institutos ahora lo está promoviendo. En países como Alemania, destaca el tema de la formación dual, donde quienes estudian una carrera técnica tienen la oportunidad de, al mismo tiempo, hacer prácticas en las empresas; de esta manera, tienen un alineamiento muy claro con lo que necesita el mercado laboral y van desarrollando las competencias que el mercado laboral requiere. Ese es otro de los grandes temas en discusión, que el personal no siempre está capacitado con las competencias adecuadas para ser exitosos en el mercado laboral, porque no hay conversación entre el sistema educativo y el sistemas productivo.

En Perú, cerca de un 30% de los chicos que egresan de la educación secundaria van a la educación superior. En otros países, este porcentaje es muy superior. Necesitamos que más chicos se decidan por la educación superior, tanto técnica como universitaria, entendiendo que la técnica es muy relevante para el desarrollo.

Pensando en que las universidad sean más competitivas, ¿el título se debe dar a nombre de la nación o debe darse con el respaldo de la institución que esté detrás?
Una deuda pendiente en el país es empezar a regular la calidad educativa, a través de, por ejemplo, un sistema de acreditación, que permita poner estándares mínimos que tanto las universidades como los institutos deban cumplir. Uno de los grandes retos, que de hecho se está encarando con la nueva ley universitaria, con la ley de institutos y con las propuestas que está haciendo el mismo sistema nacional de acreditación, es empezar a poner estos estándares mínimos sobre la mesa y que las universidades e institutos empiecen a demostrar su cumplimiento.

¿Cuáles son los paradigmas que ustedes buscan romper en este foro?
CADE por la Educación 2016 trata sobre “la educación fuera de la caja”. Es una mirada a lo que está sucediendo con la educación en el mundo. La tecnología nos ha cambiado la vida a todos y hoy es innegable que la forma como nos interrelacionamos es diferente a lo que era hace unos pocos años. En este contexto, los paradigmas que estamos planteando tienen que ver con tres grandes temas: el paradigma del estudiante, del docente y del sistema educativo.

El estudiante de hoy vive en un mundo distinto y necesita aprender de manera diferente, mucho más activa. Hoy el conocimiento está en internet, lo que se necesita es saber filtrarla y procesarla, lo que implica habilidades distintas a las de hace unos años, cuando acceder a la información era lo complicado.

Si el estudiante es distinto, el docente debe también enseñar de una manera diferente, y hablamos de este rol de acompañante, de facilitador, donde el maestro ayuda a que el protagonista, que es el estudiante, pueda desarrollar sus potencialidades y sepa desenvolverse en un entorno donde la información sobra. Necesitamos un ambiente abierto a la innovación, al error, que se focaliza en el desarrollo de competencias socioemocionales. El mercado laboral está pidiendo cada vez más el tema de la conectividad, de las interrelaciones y de la colaboración.

El millennial aprende de manera diferente. Y las principales universidades del mundo están dando acceso gratuito a educación de primer nivel para todo el mundo. ¿También los empleadores comenzarán a valorar esta manera autodidacta de aprender?
Esa tendencia es cada vez más fuerte. Antes, pensando en los universitarios, la tendencia era hacer una carrera y después especializarse o hacer una maestría. Hoy por hoy, es más frecuente que las personas tengan más de una carrera o que valoren mucho más el poder armarse una carrera a su propio gusto.

Es similar a lo que ha pasado con la televisión. Hoy, Netflix ofrece contenidos de acuerdo con lo que cada usuario demanda, y cada quien puede mirar el contenido que quiere en el momento que quiera y de la manera que quiera. Lo mismo está ocurriendo en el sistema educativo en el mundo; los millennials quieren escoger qué aprender, no son tan pasivos.

Las personas están ejerciendo un protagonismo muchísimo mayor para tomar decisiones en su itinerario formativo. Eso va a tener un impacto en la forma como educamos en las universidades y en los institutos, y también en la educación básica, que es donde uno pone los cimientos en los chicos, sobre todo a nivel socioemocional y cognitivo: si no les enseñábamos a estos chicos a desarrollar habilidades que respondan más al mundo del futuro, vamos a seguir teniendo un atraso de treinta años en la educación.

Sea el primero en comentar sobre "CADE por la Educación: “Las personas están ejerciendo un mayor protagonismo en su itinerario formativo”"

Deje un comentario