Nueva licitación retrasaría un año el GSP y causaría conflicto social

El Pueblo.- Carlos Herrera Descalzi, ex ministro de Energía y Minas, durante los gobiernos de Valentín Paniagua (transición) y de Ollanta Humala, estimó que una nueva licitación en el Gasoducto Sur Peruano (GSP) podría retrasar en un año el proyecto, ya que su ejecución necesitará un buen tiempo.

“La licitación se pude anunciar en enero del 2017, pero para ejecutarse se necesita un tiempo -como un año- si se licita no vale la pena hacerlo con las mismas condiciones actuales, habrían que poner otras y eso representa una modificación de bases, entre otros trámites”, precisó.

De otro lado, manifestó que en las actuales circunstancias, el gobierno tiene dos problemas marcados en este tema: el primero de carácter social y político ya que este retraso hará pensar a la población del sur que se le está quitando el Gasoducto Sur Peruano, y si no hay una explicación a tiempo se van a desencadenar las protestas.

En declaraciones a RCR, Red de Comunicación Regional, Herrera Descalzi, explicó que el otro temor del gobierno es de carácter jurídico, ya que las empresas involucradas en el proyecto pueden denunciar que este gobierno no cumple con los contratos.

Respecto a la cláusula anticorrupción, dijo, que estas se incluyen en concesiones de este tipo que establece que si detectan actos de corrupción en el proceso de licitación se cae el contrato.

En este contexto, recordemos que la empresa Odebrecht es investigada en Brasil y Perú, en el marco del caso Lava Jato, por coimas que habrían pagado a funcionarios para ganar obras públicas en diferentes países de la región.

Días atrás, el presidente Kuczynski manifestó que el país cuenta con reservas comprobadas de gas por cuatro trillones de pies cúbicos, lo que significa que se tendrá dicho recurso para decenas de años.

“Vinieron los chinos de CNPC para APEC y me dijeron: “Presidente, hemos certificado reservas comprobadas solo en un pedacito del lote que nos toca por cuatro trillones de pies cúbicos’, es decir, hay gas para decenas de años”, afirmó el jefe de Estado.

Lo malo, añadió, es que el consorcio que va a tomar el contrato de los brasileños sobre el gasoducto del sur se niega a firmar la cláusula anticorrupción. “Si no la firman, váyanse”, sentenció el mandatario, quien dijo esperar que, a inicios de enero, se tenga un reemplazante y el ducto se haga de todas maneras.

Para ver la noticia original, haga clic aquí.

Sea el primero en comentar sobre "Nueva licitación retrasaría un año el GSP y causaría conflicto social"

Deje un comentario