¿Cuál es el futuro del Gasoducto Sur Peruano?

Definido el futuro de la relación entre el consorcio liderado por Odebrecht y el proyecto Gasoducto Sur Peruano, lo siguiente es dar en concesión el proyecto mediante concurso público a otra empresa, pero ¿es esta una oportunidad para revisar y reformular partes del proyecto? 

Al no poder conseguir el financiamiento de US$ 4,125 millones para garantizar la culminación de la obra, Odebrecht (la empresa líder del consorcio encargado de la ejecución del proyecto Gasoducto Sur Peruano) emitió un comunicado donde invocaba al Estado a iniciar los trámites de devolución de la concesión.

Como lo indica el contrato, el consorcio está obligado a pagar US$ 262 millones como penalidad por no culminar la obra, los cuales terminaron de ser abonados el viernes pasado. El presidente Kuczynski, quien a través de su cuenta de Twitter comunicó la madrugada del martes 24 la ejecución del cobro, dijo que este monto se podrá utilizar para continuar con las obras del proyecto.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

Gonzalo Tamayo, ministro de Energía y Minas, anunció la conformación de un comité a cargo de la nueva licitación, la cual se tendría que resolver en un plazo de 12 meses. Considerando la posibilidad de imprevistos que extiendan dicho plazo, el ministro indicó que se está planeando un “gasoducto virtual”, que utilizaría camiones para trasladar gas natural a Cusco, Puno, Apurímac, Huancavelica y Junín, con el fin de reducir el impacto del retraso del proyecto.

Además de buscar un nuevo ejecutor, existen intenciones de revisar el proyecto previa licitación por un supuesto mal diseño y sobreestimación del valor de la obra. Durante su campaña presidencial, PPK indicó que el proyecto “partió mal” y que la “ingeniería no se hizo a tiempo”; además, Tamayo señaló que el contrato no permite modificación, por lo que esta característica abre la posibilidad de una revisión de diseño. Asimismo, el congresista Armando Villanueva, vicepresidente de la Comisión de Energía y Minas del Parlamento, consideró necesario hacer una auditoría al proyecto, ante una presunta sobrevaloración de la obra.

Síganos en Facebook

Cuando estaba en manos de Kuntur Trasportadora de Gas, se dijo que el gasoducto iba a costar US$ 1,320 millones por 1,300 km, de Camisea a Ilo, pero en el año 2012 Kuntur subió la cifra a US$ 5,616 millones y, posteriormente, el consorcio liderado por Odebrecht estimó el costo del proyecto en US$ 7,328 millones. Según Víctor Medina (ex integrante de los directorios de Petroperú y Electroperú, y consultor del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial), el costo por kilómetro que pagaría el Perú es muy alto: US$ 3.5 millones por kilómetro frente a un costo de US$ 600 mil por kilómetro en el caso vecino del gasoducto Tarija, de Bolivia a Sao Paulo.

Tamayo también anunció la anulación del cobro que se estaba haciendo en los recibos de luz para financiar el proyecto Gasoducto Sur Peruano. Señaló, además que la penalidad por incumplimiento de contrato se utilizará para nombrar un interventor que tome control de los activos y contratar una entidad valorizadora, todo esto con intención de definir lo antes posible un camino de salida a esta paralización.

Sea el primero en comentar sobre "¿Cuál es el futuro del Gasoducto Sur Peruano?"

Deje un comentario