Situación macroeconómica 2017, entrevista a Luis Casabonne Gutiérrez, director comercial de la revista Mercados & Regiones

Se espera un 2017 con un crecimiento bajo, pero con buenas expectativas para el 2018. Necesitamos políticos mejor capacitados y más humildes, que se enfoquen en crear valor para la sociedad, porque de los buenos políticos surgen las buenas políticas.

ENTREVISTA A LUIS CASABONNE GUTIÉRREZ, DIRECTOR COMERCIAL DE LA REVISTA MERCADOS & REGIONES, PUBLICADA ORIGINALMENTE POR DIARIO EL PUEBLO.

¿Cuál es la situación actual del país? ¿Cuánto crecerá la economía este año?

Todo el país ha tenido una desaceleración muy fuerte. El consenso de los analistas está en que la economía crecerá alrededor del 2.2%. Este crecimiento sería el más bajo desde el 2009, durante la crisis financiera internacional; sin embargo, habrá un rebote en el 2018.

La situación no ha sido muy favorable. Si se considera el último trimestre de 2016 y el primer trimestre de este año, se ha estado en algo muy parecido a una recesión; se tiene una demanda interna muy débil. El freno en la inversión pública, los casos de corrupción en obras de infraestructura y la falta de consenso entre el legislativo y el ejecutivo podrían explicar en parte esta caída.

Lo bueno es que este pequeño ciclo recesivo ya está terminado. Ya se observa un rebote entre el primer y el segundo trimestre del 2017, y se espera que el cuarto trimestre se consolide este rebote.

Un mejor 2018 está condicionado principalmente por el gasto en rehabilitación y reconstrucción de los daños generados por el Fenómeno del Niño en el norte, la línea dos del metro de Lima, los Juegos Panamericanos, la ampliación de Jorge Chávez; y en menor medida, en Arequipa, Majes Siguas II y autopista Yura – La Joya.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

Sobre el tipo de cambio, Perú es una economía muy bien vista internacionalmente, y los inversionistas están con fuerte apetito por activos peruanos, y las primas de riesgo se siguen reduciendo. Se espera cada vez un mayor ingreso de dólares. Esto producirá una apreciación de la moneda local, pero de una manera más acotada, ya que depende del diferencial de tasas entre la FED y el BCRP.

Los niveles de inflación han regresado al rango meta, dándole espacio al BCRP para flexibilizar la política monetaria. La inflación ha tenido un rápido retroceso, por la normalización de precios de alimentos después del Fenómeno del Niño; la inflación se sitúa en 2.7%.

En este escenario débil, se considera que los esfuerzos contracíclicos dependerán más de la política monetaria.

Las reformas de los años 90 y los buenos datos macro no son suficientes. Se necesita políticos mejor entrenados y humildes que se enfoquen en crear valor para la sociedad, porque de los buenos políticos surgen las buenas políticas. Es vital que los políticos, desde los alcaldes distritales hasta los congresistas, se centren en hacer los negocios más sencillos y rápidos. El tiempo es dinero. Los mismo va para el poder judicial y para el presidente.

No todo es negativo. La economía peruana dentro de la región es una de las mejor manejadas, y a pesar de una América Latina con bajo crecimiento, seguimos creciendo. La clave es crecer por encima del crecimiento de la PEA.

¿Cómo ve la política monetaria?

El BCRP tiene espacio para bajar la tasa de referencia. La moneda local se está apreciando, además, la inflación ha regresado al rango meta. Si a ello, se suma la debilidad de la demanda interna y la desaceleración del crédito, entonces hay altas probabilidades de que el BCRP pueda reducir la tasa de interés antes de fin de año. Tampoco se descarta que continúen las reducciones en el encaje bancario. El BCRP ha reducido en dos oportunidades la tasa en los últimos cuatro meses.

¿Cuáles cree usted que van a ser los motores de la economía en los siguientes meses?

La economía peruana tiene dos motores principales: la inversión privada y las exportaciones. Cuando una de ellas o ambas aumentan, crece la economía. La inversión privada está débil, y no se esperan aumentos considerables en inversiones mineras en corto plazo. Este bajo crecimiento se explica por la falta de confianza de los empresarios. El primer motor está apagado.

Las exportaciones crecieron 27% en entre enero y junio de 2017, frente al mismo período en 2016; la balanza comercial paso de -625 millones a 2,250 millones de dólares en el mismo periodo. Las exportaciones tradicionales y las no tradicionales han aumentado en 35% y en 9%, respectivamente. Esto se explica por una mejora en los precios de los commodities y por la mayor producción de cobre.

Por otro lado, el gasto público, para el siguiente semestre, será de 4,000 millones de soles. Este gasto impulsará la inversión privada. Sin embargo, la ejecución del gasto es lento, por la burocracia propia del Estado. El grueso del gasto vendrá en el 2018. Se espera que el próximo año, o incluso antes, mejoren los rendimientos de la economía. El escenario sería este: una economía mundial más estable y con crecimiento, mejores precios de metales, retomar grandes proyectos en infraestructura, fuerte gasto público, y recuperación de la confianza empresarial. El BBVA Research y Moody’s han proyectado un crecimiento del 4% para el próximo año.

¿Se puede destrabar Tía María?

Sí, es posible, pero el proyecto no está trabado por vallas burocráticas del Estado. Está parado por un conflicto. Tía María sí es posible, pero garantizando agua y, probablemente, sin Southern.

El Valle de Tambo tiene reales preocupaciones por el agua, “guardo gran respeto por la actividad agrícola, necesitamos alimentos para vivir; sobre todo, tengo respeto por la gente del Valle, son gente buena”. El problema del Valle es el mismo de todo el Perú, la falta de agua, y si alguien quiere quitar esa escasa agua de la agricultura, pues no está bien. El Valle desde siempre ha tenido que enfrentarse a Moquegua por el agua; además, la gente recuerda los efectos de la contaminación por la fundación de Ilo, vieron sus productos agrícolas perderse. Eso fue hace años, cuando los estándares eran mucho menores a los actuales.

Southern ha cometido muchos errores en su historia y, sobre todo, con Tía María. Una de las mejores formas de restablecer una relación es pedir disculpas. Southern debería empezar reconociendo que hizo daño antes y pedir disculpas.

Southern ha cometido muchos errores, es un buen ejemplo de cómo no hacer las cosas. Dijo muchas cosas y luego se retractó. El problema ahora, fuera de lo político, es la falta de confianza. Tendrá que trabajar mucho en restablecer esta confianza, y poner negociadores capaces y con un sentido claro de resolución de conflicto. La base de toda negociación es la confianza.

Luego, hay que desmitificar que con minería no hay agro. Sí se puede hacer ambas actividades, incluso ampliar las tierras cultivables del valle con un gran reservorio. Y sí se puede hacer minería. Tiene que haber una situación donde ambas partes ganan. ¿Cómo? Bueno, que la empresa invierta en conseguir más agua para todos. Los niveles de agua pueden crecer enormemente; es decir, podemos hacer que haya más agua para todos, más agua para cultivar todo el año, más agua para cultivar tierras que no están cultivadas ahora, y más agua para procesar mineral. Es decir, se puede hacer que el pastel sea más grande para todos, más trabajo para todos, agricultores y mineros.

Síganos en Facebook

El proyecto Tía María es un gran proyecto y se espera, por el bien del país, que salga adelante, pero no se sabe si Southern es  apto para ejecutar este proyecto. Lo que se recomendaría es que otro grupo minero, como, por ejemplo, Free Port McMoran, quien opera la mina Cerro Verde, sea quien lo ejecute. Ellos son por lejos los que tienen las mejores relaciones con la comunidad y saben hacer bien las cosas. Es un tema complicado poder vender el proyecto tal como está, pero no imposible. Podría haber varios interesados al precio correcto. El presidente del Ejecutivo debería persuadir a Grupo México que venda el proyecto.

En resumen, los pasos para ver una posible salida al proyecto:

1.- Reconocer y pedir perdón por la contaminación de los humos de la Fundición de Ilo y un compromiso de parte de los directos en el cuidado medio ambiental: no olvidar el desastre ecológico en Sonora, México, por parte del Grupo México, principal accionista de la mencionada empresa. Sin directivos comprometidos con un liderazgo claro en generación de valor, es difícil.

2.- Entender al pueblo. Son gente inteligente y buena, no son terroristas. Es gente que tiene miedos razonables. Hay que escucharlos activamente, y también ver, entender y sentir su realidad. Conocer de cerca sus motivadores, públicos y privados.

3.- Reconocer a sus reales representes.

4.- Recordar que lo que parece totalmente irracional para uno puede ser totalmente racional para otro; hay que tener empatía y ponerse en la posición del otro.

5.- Invitar a un mediador para ayudar en el tema.

6.- La población ha expresado que tienen una aspiración de tener un reservorio para garantizar la cosecha por todo el año e incluso aumentar el volumen de agua que le permitiría una mayor actividad agrícola mayor área cultivable. Esto puede ser un punto de partida. “Agro sí, mina también”. Tía María puede apoyar en gran medida al desarrollo del agro. ¿Por qué no hacer el Ica de Arequipa? Todo el valle es tan grande como Ica, el líder de agroexportación.

7.- Restablecer la confianza y la credibilidad de la empresa. Si esto es imposible, buscar a otro grupo minero que lo pueda hacer.

La mina es de interés de todos. El gobierno deberá buscar que se realice el proyecto, con Southern o no, pero la única forma es que el proyecto sume valor al Valle de Tambo, a su gente, a la empresa privada, y a la sociedad en general.

El estado tiene una caja, como las personas o familias, y no podemos gastar más de lo que ganamos. Varios gremios tienen justos reclamos de aumento salariales, mejorar en infraestructura, con el fin de elevar la calidad de vida de los peruanos. Pero el Estado vive de los tributos; no podemos darnos el lujo de botar un proyecto como Tía María, sobre todo en el escenario actual donde presión tributaría ha caído fuertemente en términos de PBI, con una economía que no crece y gastos fiscales que van aumentado. Entonces, se necesita más tributos.

¿Qué hacer para mantener el crecimiento de Arequipa?

Arequipa tiene que seguir vendiéndose como una región pro negocios. El mensaje de la gobernadora en los últimos años ha sido ese. Se espera que el próximo gobernador de la región siga con esta política. Debemos de reducir las vallas burocráticas, crecer en competitividad; la carretera Yura – La Joya es vital.

Se tiene que trabajar en equipo, los alcaldes distritales y provinciales; y los congresistas tienen que dictar normas que favorezcan los negocios y que no los entorpezcan, siempre que generen valor para la sociedad. Se pude crear normas que protejan al ciudadano y que ayuden en la competitividad de los negocios.

EY, junto al gobierno regional, tuvieron una excelente iniciativa en crear una cartera de proyectos de inversión y salir a venderlos. Eso hay que seguir haciendo; se tiene que salir a traer inversionistas que apuesten por Arequipa

 

Sea el primero en comentar sobre "Situación macroeconómica 2017, entrevista a Luis Casabonne Gutiérrez, director comercial de la revista Mercados & Regiones"

Deje un comentario