Gobernadores del sur se quejan de centralismo fiscal

La República.- El presupuesto de 2018 será centralista. La cifra global asciende a más de 157 mil millones de soles. Con un cálculo matemático, a un habitante de Lima le corresponde S/. 10,050.00 al año.

Sin embargo, para un puneño S/. 2,972.00, a los tacneños S/ 3.500.00, mientras que a un moqueguano y a un ayacuchano S/5.000.00.

El cálculo lo efectuó el congresista puneño Alberto Quintanilla Chacón, quien participó en la I Sesión Descentralizada de la Comisión de Presupuesto y Cuenta General de la República. El evento se llevó a cabo en el Teatro Municipal de Puno. Estuvo presidido por Karina Beteta, presidenta de la comisión de Presupuesto del Parlamento.

Asistieron además los gobernadores Juan Luque Mamani (Puno), Wilfredo Oscorima Nuñez (Ayacucho), Jaime Rodríguez Villanueva (Moquegua) y Omar Jiménez Flores (Tacna). Estuvieron presentes además los congresistas por Puno, Oracio Pacori Mamani, Lucio Ávila, Moisés Mamani, Edilberto Curro, entre otros.

Quintanilla señaló que dependerá de la mayoría fujimorista en el Parlamento corregir tamaña desigualdad durante el debate del proyecto de ley, antes de someterlo a votación para aprobarlo.

Juan Luque, en su intervención, señaló que de los 4,162,598 del presupuesto global que le corresponde a Puno, el 54 % será invertido por los diversos sectores del Estado. Alegó que hay recentralización. “Por eso nos falta dinero para invertir en más proyectos”, aseveró.

Wilfredo Oscorima, por su parte, reconoció que las regiones ahora tienen más competencias pero no presupuesto. “Por eso Ayacucho es una de las regiones más pobres. Tenemos múltiples necesidades pero cada vez menos presupuesto”, alegó.

Priorizan gasto

Jaime Rodríguez precisó que el panorama en su región es similar. Sostuvo que sus presupuestos son mínimos frente a las múltiples necesidades. Se priorizará salud y educación.

Por su parte, Omar Jiménez también criticó la política centralista del presupuesto. Dijo que la realidad de su región es similar. Alegó que por esa razón está abocado a invertir en salud y educación. “El 70 % del presupuesto está destinado para ambos rubros”, aseguró.

Karina Beteta alegó que sesionar en Puno le ha permitido confirmar que el gobierno está dirigiendo el país, en materia fiscal, de espaldas de a las regiones. Dijo que eso explica por qué los alcaldes están todos los días en la puerta de los ministerios haciendo cola por presupuesto para sus proyectos.

Por su parte, el parlamentario Sergio Dávila alegó que cada ministerio cumple su labor. “Si se conociera mejor su función, no podría señalarse que está centralizado“.

Todos los alcaldes buscan presupuestos, pero tenemos diferentes competencias. De esa manera se evitará duplicidad de proyectos”, continuó Sergio Dávila.

De otro lado, aseguró que el gobierno pondrá su mejor esfuerzo para hacer realidad la construcción de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR).

 

Para ver la noticia original, haga clic aquí. 

Sea el primero en comentar sobre "Gobernadores del sur se quejan de centralismo fiscal"

Deje un comentario