MEF prevé crecimiento de inversión pública en 17% para 2018; ¿cómo se logrará?

Gestión.-La economía viene mejor; sin embargo, los años dorados de crecimiento económico, con una década de 6%, parecen haber quedado atrás.

Se necesitan Elementos catalizadores, medidas normativas para generar una mayor inversión y articulación para impulsar la competitividad.

Hay que hacer un llamado de atención al alcalde de Lima

No hay credibilidad de que la senda de disminución del déficit fiscal hacia el 2021 sea factible sin subir las tasas impositivas.

Debido a los desastres naturales y a otros eventos, el Perú va a tener que dejar esa consolidación fiscal para el 2021, lo que puede conspirar contra el propio objetivo que el MEF, que es dar a los mercados seguridad.

Las medidas propuestas por el MEF son de mejoras en procesos de manejo en la administración tributaria. Las medidas que se dieron respecto a la pequeña empresa parecen haber generado más costos que beneficios y no porque no estuvieran bien enfocadas sino porque no han sido acompañadas. El tema de informalidad no es por impuestos, es un tema de maraña tributaria.

De otro lado, nadie puede explicar cómo hemos pasado de un crecimiento potencial de 6% a 3.5%; no podemos seguir atribuyendo todo eso al precio internacional de los metales.
Con las medidas que se han expuesto, el crecimiento para el próximo años de 4% está casi garantizado; sin embargo,no vemos un horizonte hacia los años siguientes.

La inversión pública enfrenta un gran problema en el tema de reconstrucción. Acaban de empezar las obras y ya se nota un malestar.

Se hace necesario que la inversión pública tenga un componente de asesoramiento, de mayor confianza a los gobiernos regionales; hay que darles confort y estandarización. En la inversión privada hay que empoderar al buen funcionario, como el que tenemos en ProInversión, para que interactúe con los bancos de inversión de primer nivel y que los contratos salgan, en la medida de lo posible, predecibles; que no sean lo que han sido en el pasado.

Hay varios proyectos de inversión privada que no requieren de cofinanciamiento y ahí hay que hacer un llamado de atención al alcalde de Lima Metropolitana.

Impulso fiscal genera crecimiento pero hay que controlarlo en el 2019

Hay un consenso en las medidas de corto plazo propuestas por el MEF. Se tendrá una recuperación en la última parte del año vinculada por el lado del gasto a la demanda interna, sobre todo por el impulso fiscal que empieza a mostrar cifras de crecimiento de inversión pública importantes, al que se sumó el dato de la inversión privada que luego de 14 trimestres consecutivos de contracción muestra signos positivos.

Se tiene esa sensación térmica de que las cosas empiezan a mejorar y esto va a tener una influencia positiva sobre la parte de expectativas.
El próximo año se tendrá un crecimiento garantizado de 4% y me atrevería a decir que no será muy difícil tener una cifra similar en el 2019, con el retorno del Gasoducto Sur Peruano y de otros megaproyectos mineros que están próximos a evaluarse.

Pero más allá de estos elementos aceleradores de crecimiento, destaco lo que menciona la ministra Claudia Cooper en que la parte del impulso fiscal hay que empezar a controlarlo y desmantelarlo en el 2019; y ahí una primera cuestión es el tema de los ingresos, que es uno de los retos del MEF.

Al hacer números no nos sale que la trayectoria de consolidación fiscal se pueda cumplir en los próximos años, a menos que se quiera generar una desaceleración del gasto público importante.
Otra alternativa es que haya una recuperación de la recaudación para lo cual se han dicho algunas medidas interesantes.

Con respecto a cómo darle un mayor impulso a la inversión privada, siendo un país con una economía emergente pareciera que los números que se están esperando fueran poco ambiciosos. Con un 5% nuestro ratio de inversión interna se quedará en 22%. Hay que generar más inversión en el sector privado.

¿Qué hacer para sentar el crecimiento a mediano plazo?

Hay un aumento importante en nuestra deuda neta (como porcentaje del PBI) y la caída en la recaudación fiscal es dramática. Coincido con Roberto Abusada en que tenemos que hablar de tasas. A ningún ministro de Economía le gusta hablar del tema porque no lo hace popular, pero no están para ser populares.

Más importante que el crecimiento de nuestra economía para el 2018-2019, que pinta razonablemente bien, es preguntarse qué está haciendo el MEF para que al 2021 estén sentadas las bases para que en el siguiente Gobierno se pueda crecer más.

El MEF prevé un crecimiento de 17% para la inversión pública para el 2018, pero con los problemas institucionales que tenemos y con las elecciones regionales en noviembre es pecar de optimistas. La realidad institucional nos va a pegar un frenazo.

¿Qué reformas se podría hacer con apoyo del Congreso? Solo para avanzar en formalización tendríamos que reducir el costo de contratar de manera formal.

 

Para ver la noticia original, haga clic aquí.

Sea el primero en comentar sobre "MEF prevé crecimiento de inversión pública en 17% para 2018; ¿cómo se logrará?"

Deje un comentario