¿Cómo protegerse ante un fraude con tarjetas de crédito?

Los robos de tarjetas de crédito o débito, las clonaciones de tarjetas, entre otros tipos de fraudes que afectan a nuestro historial crediticio y a nuestros bolsillos se han vuelto cosa de todos los días, pero ¿podemos hacer algo para evitarlos?

Las tarjetas de crédito son uno de los principales medios de pago en la actualidad. Debido al auge del comercio electrónico (E-Commerce), compañías como Flipkart, Snapdeal, Amazon, Alibaba y JingDong, que dominaban más del 70% del mercado chino en 2016, han hecho que los pagos electrónicos lleguen a un número cada vez mayor de consumidores. Nilson Report informa que, solamente en 2015, se generaron US$ 31,000 billones (miles de millones) en todo el mundo a través de pagos con tarjetas, superando en 7.3% lo generado en 2014.

Sin embargo, este auge no viene sin pérdidas. Según otro reporte de Nilson, en 2016 las pérdidas mundiales por fraude de tarjetas de crédito ascendieron a más de US$ 22,800 millones, superando el monto del año 2015, que fue de US$ 21,000 millones. Para el 2021, se estiman pérdidas de US$ 33 millones.

En la actualidad, existen dos tipos de fraude con tarjetas de crédito: los presentes y los no presentes. Los primeros ocurren cuando un vendedor pasa la tarjeta por un dispositivo que almacena su información y luego la utiliza para cargarle otras compras no realizadas. Por su parte, los no presentes ocurren cuando la información del titular de la cuenta bancaria es robada y utilizada sin tener la tarjeta de crédito en mano, siendo esta la modalidad más común. Este tipo de estafas normalmente ocurre por internet, al caer en correos de phishing o suplantación de identidad.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja 

Para evitar algún tipo de pérdida, el BBVA Continental brinda algunas sugerencias.

En primer lugar, se sugiere nunca perder de vista la tarjeta al momento de realizar transacciones, salir a la calle portando solamente las tarjetas que vayamos a utilizar y, si no hay POS inalámbrico, acercarnos personalmente a hacer el pago. De la misma forma, nunca escribir el número de tarjeta en lugares o papeles a los que tenga acceso alguien más; por consiguiente, es recomendable tener la tarjeta en un lugar distinto de la billetera.

Revisar siempre el estado de cuenta al detalle, con el objetivo de detectar compras que no hayamos realizado, para lo cual es necesario guardar todos los recibos y compararlos con el estado de cuenta. Debemos reportar cualquier cargo sospechoso que aparezca en el estado de cuenta y no dejar espacios vacíos en los recibos, tachando aquellos espacios en blanco que estén encima del monto total.

Síganos en Facebook

Otra forma de evitar fraudes consiste en mantener un alto grado de comunicación con el banco, avisándole al momento de cambiar de dirección o al salir de viaje. Conviene recordar que el banco nunca nos pedirá información de la tarjeta por teléfono.

Al momento de hacer compras por internet, se recomienda lo siguiente: nunca hacer clic en enlaces de un correo electrónico donde nos soliciten información personal o detalles de la tarjeta de crédito, comprobar que la página web sea segura (en otras palabras, que comience con https://) y averiguar más sobre los vendedores antes de realizar cualquier transacción.

Una última forma de contrarrestar un fraude consiste en adquirir un seguro que brinde cobertura ante este riesgo, mediante el pago de una mensualidad o una anualidad.

Sea el primero en comentar sobre "¿Cómo protegerse ante un fraude con tarjetas de crédito?"

Deje un comentario