En Arequipa el agro va en picada

La República.- No solo se pierde la papa. El zapallo alimenta a las vacas y la cebolla ni se cosecha por los bajos precios. Lo increíble es que en los mercados de la ciudad los precios sigan siendo altos.

En la Pampa de Majes, a hora y media de la ciudad de Arequipa, don Venancio Colque mira con tristeza lo que pasa en su chacra. Sus papas comienzan a podrirse. Igual las cebollas. Los zapallos se convirtieron en comida para vacas. Nadie los compra. En el campo, el kilo de papa se cotiza a la mísera suma de 0.20 y 0.28 céntimos. Los zapallos a 0.25. Y la cebolla a 0.20 y 0.30 en el mejor de los casos.

A varios kilómetros de aquellos campos de cultivos, en los centros de abastos de Andrés Avelino Cáceres (Arequipa), esos precios no se reflejan a la hora de hacer la plaza. Las amas de casa, por estos productos, pagan por encima de 1.00 y 1.40 el kilogramo.

Ronny Portillo es intermediario, comprador de la chacra para llevarlo a los mercados de Arequipa u otras regiones. Es mediodía del miércoles en Majes y espera su carga de papas de la producción de Venancio Minaya.

Cuenta que pagará 0.30 céntimos por kilo. Por qué tan poco, preguntamos. Dice, tajante, que hay sobreproducción no solo en la Pampa de Majes, sino en todo el país. Él fija el precio. La campaña anterior pagaba entre 0.60 y 0.70 por kilo. “Así es la ley de la oferta y la demanda; a más oferta, menos precio. En el 2016 la producción de papa alcanzó los 4 millones de toneladas”.

INVERSIÓN AL AGUA

Después de la alfalfa y el maíz forrajero, en la Pampa de Majes se siembra cebolla, papa y zapallo. La alternativa para el próximo año es reducir la producción para elevar los precios, dice Julio Herrera Banda, gerente de la Junta de Usuarios de Pampa de Siguas.

El vicepresidente de la Junta, Sixto Paredes Chávez, estima que la mitad de los 2 716 usuarios perdieron su inversión.

Reclama protección para el agricultor abusado por el intermediario que coloca ese producto en el mercado con un adicional de 80% más. “Ellos imponen sus precios y no existe un regulador como hace años”, evoca.

Don Venancio Colque, presidente de la Comisión la Comisión de Usuarios E-3, precisa que esta última campaña sembró una hectárea de cebolla, dos de zapallo y tres de papa. Invirtió 100 mil soles. De todo eso no vio un sol.

Hace días logró que un intermediario le compre el kilo de cebollas a S/ 0.15 el kilo. Peor a nada. Le pagará S/ 2 500 a su retorno. Así de mal están las cosas.

Está quebrado. Además de no tener dinero, deberá ir al banco a negociar sus deudas.

Además de evitar la sobreproducción, los agricultores plantean varias medidas para quitarse de encima a los intermediarios, tildados de “usureros del campo”. Por ejemplo, se sugiere que el Ministerio de Agricultura tenga una flota de camiones para llevar sus productos a los mercados. Tendrían a mejores precios.

Los intermediarios encarecen el flete, siendo ellos los propietarios de los camiones. Ellos ponen las reglas de juego.

ESCENARIOS

Para los agricultores, la crisis tiene tres razones. El cierre de la frontera de Bolivia a productos peruanos, la importación de papa extranjera y, aunque lo lamentan, también lo reconocen, la sobreproducción.

Nicólas Luque (72) pide capacitación para los agricultores, pero también exige que las autoridades planifiquen anualmente el agro.

En el campo las decisiones se toman con intuición. Si un agricultor nota que a su vecino le va bien, lo imita. Y esa repetición en masa genera la sobreproducción.

Mercedes Pacheco, presidenta del Frente de Defensa de Majes, pide a las Agencias Agrarias tener información de lo que se siembra. Con esa información se evitará la sobreproducción. “Se requiere conocer no sólo sobre la producción de Arequipa, sino de las regiones vecinas”.

Venancio Minaya fracasó con las papas. Con tres hijos a cuestas y una deuda encima, ha vuelto a ser jornalero de chacra. También se ha propuesto reducir los intereses. Estos alcanzan el 35%.

Ser agricultor es muy bonito, pero nunca sabes cuándo vas a perder o ganar”, dice don Venancio Colque preocupado, mientras arrastra los pies en la tierra con las manos en los bolsillos.

Para ver noticia original, haga clic aquí.

Sea el primero en comentar sobre "En Arequipa el agro va en picada"

Deje un comentario