Los logros económicos en el primer año de gobierno de Trump

El Comercio.- A pesar de las polémicas generadas por el mandatario, la economía de Estados Unidos ha tenido un desempeño notable. La reforma fiscal es su principal apuesta.

Donald Trump, el presidente número 45 de Estados Unidos, cumple esta semana el primero de los cuatros años de su mandato. Las constantes polémicas durante su gobierno devinieron en que sea el presidente con la popularidad más baja en 71 años al cierre de su primer año.

No obstante, durante el 2017 la economía estadounidense tuvo un desempeño notable, gracias en buena cuenta a la recuperación del mercado laboral. Asimismo, la reforma fiscal y algunas medidas de política exterior tendrían importantes consecuencias para lo que resta de su gobierno.

MERCADO LABORAL SÓLIDO
Según la Reserva Federal (FED), los indicadores positivos del mercado laboral son una clara señal de la recuperación económica.

Durante el último año se crearon 1,9 millones de puestos de trabajo y el salario por hora aumentó en 2,3%. Con ello, el mercado laboral acumula ocho años consecutivos con mayor número de empleos y de incremento de los salarios.Por otra parte, la tasa de desempleo en el 2017 fue de 4,4%, la más baja de los últimos 18 años. Además, las solicitudes de seguro de desempleo en el 2017 fueron de solo 245 mil, el nivel más bajo de los últimos 45 años, y resulta menos de la mitad de las solicitudes del 2009 (574 mil) en un contexto de crisis económica. En general, es razonable sostener que la administración Trump heredó un mercado laboral en proceso de recuperación.

CRECIMIENTO SOSTENIDO
El crecimiento real de EE.UU. en el tercer trimestre del 2017 fue de 2,3%, el más alto en dos años. El consumo privado –que representa aproximadamente el 70% del PBI– continúa siendo el principal motor de crecimiento, debido a la solidez del mercado laboral.

Por otro lado, destaca el repunte de la inversión privada, la cual acumula un crecimiento de 3,5% al tercer trimestre de 2017. La inversión privada sin incluir el sector inmobiliario creció 4,1% acumulado al tercer trimestre, luego de haber caído 0,6% en el 2016.

BOLSA EN MÁXIMOS
El mercado bursátil de EE.UU., aproximado a través del desempeño del índice Dow Jones, registró al cierre del 2017 una cotización de 24.719 puntos, la más alta de su historia. Con ello, el Dow Jones logró un incremento anual de 4.956 puntos en relación al 2016 (19,763 puntos), lo que indica un crecimiento de casi 25%, el segundo mayor aumento anual de los últimos quince años.

Según Goldman Sachs, este resultado se explica, en mayor medida, por factores no asociados a las políticas del presidente Donald Trump. En ese sentido, resulta consistente que, en el último año, las bolsas de Tokio, Londres y la Eurozona también hayan registrado notables ganancias de 19%, 8% y 7%, respectivamente.

Entre dichos factores destaca la aceleración del crecimiento global, la adecuada gestión de la FED para el incremento de la tasa de interés de política como parte del proceso de retiro del estímulo monetario, la consolidación del crecimiento económico de la Eurozona que alivió la incertidumbre sobre su recuperación, y los buenos resultados de las empresas tecnológicas. Sobre estas últimas, las acciones de Amazon, Facebook y Apple registraron incrementos de 46%, 54% y 56%, respectivamente.

Pero sí hay dos medidas de política de Trump que incidieron de manera positiva sobre el rendimiento del Dow en el 2017: por una parte, la reforma fiscal caracterizada por el recorte de los tributos corporativos y, por otra parte, una política regulatoria más laxa, principalmente en los sectores de banca, industrial y energético.

REFORMA FISCAL
Una de las medidas más controversiales y con mayores consecuencias económicas del primer año de la administración Trump es la reforma fiscal. Aprobada en diciembre, el cambio baja la tasa de impuesto a la renta de empresas de 35% a 20%, reduce los tramos de impuesto a la renta de las personas, incrementa las deducciones fiscales para familias con hijos, elimina el impuesto a las sucesiones, entre otros.

La propuesta se sustenta en la teoría popularizada por el economista Arthur Laffer, la cual sostiene que reducir la tasa de impuestos puede conllevar a mayores ingresos fiscales, debido a que las menores tasas incentivan la actividad económica. No obstante, si bien esta teoría es bastante conocida, en la práctica la evidencia sobre su impacto es mixta. Según un estudio del 2014 de The Brookings Institution, la evidencia empírica señala que reducir la tasa de impuestos tiene efectos inciertos sobre el crecimiento.

Para ver noticia original, haga clic aquí. 

Sea el primero en comentar sobre "Los logros económicos en el primer año de gobierno de Trump"

Deje un comentario