Ampliaciones en TISUR: Entra en operación el Muelle F para atender a Cerro Verde, Las Bambas y Antapaccay

“El Muelle F es una ampliación del puerto de Matarani que está compuesta por un sistema de recepción, almacenamiento y embarque de concentrado de mineral, desarrollado para atender, específicamente, a tres clientes mineros: Cerro Verde, Las Bambas y Antapaccay, que se acercaron a nosotros hace varios años.”

ENTREVISTA A GABRIEL MONGE, GERENTE GENERAL DE TISUR

“Estamos muy orgullosos de iniciar operaciones en el proyecto muelle F. Es un inicio de operaciones que ha sido exitoso y que ha requerido del esfuerzo de muchas personas, muchas de ellas de nuestra organización”, señala Gabriel Monge. El gerente general de Tisur continúa: “En términos de la composición de su fuerza laboral, Tisur es una empresa prácticamente 100% arequipeña; el 83% de nuestra fuerza laboral corresponde a la provincia de Islay, específicamente. Que todos estos profesionales hayan hecho posible esta realidad es algo que nos llena de orgullo y que reafirma nuestro compromiso con la región sur del país y con el desarrollo de la provincia de Islay”.

¿En qué consiste el Muelle F?
El Muelle F es una ampliación del puerto de Matarani que está compuesta por un sistema de recepción, almacenamiento y embarque de concentrado de mineral, desarrollado para atender, específicamente, a tres clientes mineros: Cerro Verde, Las Bambas y Antapaccay, que se acercaron a nosotros hace varios años. Estas conversaciones se iniciaron en el año 2009 y en el camino fuimos desarrollando este proyecto. La construcción se inició en el 2014 y el día de hoy ya es una realidad; en febrero de 2016 atendimos nuestra primera nave.

¿Qué operaciones se pueden desarrollar a través de este nuevo muelle?
Es un muelle dedicado exclusivamente al embarque de concentrado de mineral de las tres minas que mencioné anteriormente. Consta de recepción camionera y recepción a través de vía férrea del mineral. Luego, cada uno de estos edificios de recepción traslada el mineral mediante fajas subterráneas hasta un almacén —cada una de las minas tiene un almacén—. El muelle y el sistema de embarque es uno solo, compartido por las tres empresas mineras. Recibimos la nave y, dependiendo de a quién corresponda esa nave, embarcamos el mineral desde el almacén, todo con los mejores estándares de protección medio ambiental y de eficiencia.

¿Cuál fue el monto de inversión y cómo se financió?
El monto de inversión es de US$ 280 millones. Es un capex (gasto de capital) cuyo riesgo es 100% de Tisur, el concesionario del puerto. Logramos un importante cierre financiero con bancos de Nueva York, dedicados a otorgar préstamos para infraestructura en Latinoamérica, a través del cual se ha apalancado el proyecto.

La Interoceánica no trajo el volumen de carga que se esperaba de Brasil. ¿Qué debe hacerse para que la carga brasilera crezca significativamente en los próximos años?
La Interoceánica fue un primer paso, que creemos ha sido importante, para integrar ambos países. Efectivamente, el volumen de carga importante de la zona limítrofe con el Brasil no sale a través de Perú, sale por la hidrovía brasilera. Ahí tenemos un volumen importante de soya que se exporta desde el estado de Mato Grosso, que colinda con Perú. Para poder viabilizar la salida de carga brasilera a través del puerto de Matarani, sería muy importante contar con un ferrocarril que pueda traer todo ese volumen de soya y hacer que el flete de la soya exportada desde puerto peruano sea más competitivo.

¿Existe por parte de Brasil una demanda para poder exportar por Tisur?
Sí existe interés. De hecho, recibimos una visita importante de una delegación del estado de Mato Grosso, quienes mostraron su interés en poder trabajar con el puerto de Matarani, pero todavía falta desarrollar la logística interna o terrestre que permita que la carga pueda llegar en condiciones competitivas. Nosotros, como Matarani, estamos dispuestos a hacer todos los esfuerzos e inversiones que sean necesarias para atender ese volumen de carga.¿Qué nuevas inversiones tiene Tisur en el horizonte?

En este momento estamos enfocados en estabilizar este nuevo proyecto. Todavía tenemos que terminar de recibir el último almacén que corresponde a la empresa Antapaccay. Luego de eso, tenemos en la mira futuras inversiones, que, si bien no están confirmadas, tendrían que ir de la mano con el desarrollo de la industria petroquímica en Matarani, para lo cual tendríamos que desarrollar la infraestructura portuaria necesaria para atenderla. También estamos interesados en seguir de cerca el desarrollo de la carga de la soya brasilera y tenemos proyectos de expansión que van a responder a una eventual salida de esa carga por el puerto.

¿Por qué aún una parte considerable de las exportaciones de Arequipa salen por el Callao?
Principalmente estamos hablando de carga contenerizada, que se encuentra muy atomizada. Tenemos muchos importadores y exportadores que envían su carga por vía terrestre hacia el Callao para ser embarcada. El hecho de que no exista un gran importador o exportador de contenedores hace un poco complicado que las líneas navieras recarguen en Matarani para atender a ese cliente específicamente, lo cual jalaría adicionalmente a toda la exportación y la importación. Entonces, al ser una importación o exportación muy atomizada, los que tienen más poder de negociación son las líneas navieras. A eso obedece que los exportadores o importadores vayan al puerto del Callao.

¿Cuál es su opinión sobre un eventual puerto de Corío?
Sabemos que hay muchos agentes involucrados e interesados en desarrollarlo, al menos en tenerlo como un proyecto en cartera. De acuerdo con nuestra experiencia, tener un puerto requiere, básicamente, que exista la carga necesaria que lo sustente. Tisur se mantiene enfocado en ser el puerto de salida y entrada para la región.

¿Cuáles son sus principales líneas de negocio?
Podríamos dividir los segmentos que atendemos de la siguiente manera: concentrado de mineral, el más relevante; después, también por importancia, los graneles limpios, como pueden ser el trigo, la soya y el maíz; los fertilizantes; y luego la carga suelta, incluyendo fierro, nitrato de amonio para la industria minera, cátodos y también contenedores.

Ustedes reciben la llegada de grandes cruceros. ¿Qué tan importante es para ustedes?
Específicamente para el puerto, los cruceros son una línea de negocio menor, porque no hay una transferencia de carga. Básicamente, los pasajeros bajan y visitan las zonas turísticas aledañas. Para nosotros, la línea de cruceros viene a ser enfocada como una forma de promocionar mejor el turismo de la región sur del país y eso es algo con lo que estamos definitivamente comprometidos al 100%.

Sea el primero en comentar sobre "Ampliaciones en TISUR: Entra en operación el Muelle F para atender a Cerro Verde, Las Bambas y Antapaccay"

Deje un comentario