Alfredo Torres: “Hemos organizado el CADE a partir de las preocupaciones ciudadanas”

“Hay todo un día dedicado a educación, salud, seguridad y corrupción, y luego, otro día que está más enfocado a cómo hacer para que el país crezca, mejore la calidad de vida de los peruanos, los ingresos y los recursos fiscales.”

ENTREVISTA A ALFREDO TORRES, PRESIDENTE DE IPSOS Y DE CADE EJECUTIVOS 2016

¿Cuáles son los objetivos clave de esta edición de CADE Ejecutivos? 

Este CADE tiene una mirada al 2021 como un desafío, y es el de ser un país más moderno y más justo en el año del bicentenario. Entonces, es una llamada al sentido de urgencia y por eso le hemos puesto como subtítulo “La oportunidad es ahora”, porque no queremos seguir hablando a mediano plazo sin aterrizar también en el corto plazo. El CADE ha sido organizado con esa idea global y lo hemos aterrizado en los distintos sectores que nos parecen clave para que el país se desarrolle.

Esta vez hemos organizado el CADE a partir de las preocupaciones ciudadanas. Por eso, hay todo un día dedicado a educación, salud, seguridad y corrupción, y luego, otro día que está más enfocado a cómo hacer para que el país crezca, mejore la calidad de vida de los peruanos, los ingresos y los recursos fiscales. Entonces, vamos a hablar, el día viernes, de economía, infraestructura, minería y producción —estos sectores donde hay muchas oportunidades—, y hasta de industria cultural, como uno de los más novedosos.

¿Por qué contemplar como invitados a los expresidentes Sebastián Piñera y Felipe Calderón? ¿Qué se quiere recoger de esas experiencias de gobierno?

México y Chile son dos países de la Alianza del Pacífico que comparten con el Perú no solamente estar en esta asociación, sino una orientación económica similar, de economía del mercado abierta al mundo, y también problemas similares. En el caso de México, por ejemplo, la inseguridad ciudadana, el narcotráfico y la corrupción son problemas agobiantes. En el caso de Chile, tenemos que ya están cuestionando los avances que han logrado en educación o el sistema de pensiones, que son temas donde nosotros estamos siguiéndole los pasos. Entonces, nos parece que la experiencia de estos dos expresidentes, que además tienen la formación política similar a la de PPK, puede ser muy útil para nosotros, por sus aprendizajes y sus frustraciones.

¿Cuál es la percepción del empresariado respecto al primer trimestre de PPK?

El empresariado ha recibido el nuevo gobierno con mucha expectativa. Pero también, como el resto de la ciudadanía, pasado el momento inicial ha empezado a encontrar algunas sorpresas desagradables, que si bien es cierto han sido resueltas, dejan un mal sabor, como el caso que hubo en Palacio de Gobierno, el conflicto social en Las Bambas, los incendios y los problemas de la bancada oficialista. Entonces empieza a haber, en algunos empresarios, una sensación de impaciencia, porque sienten que no hay un cambio suficiente.

En general, la sensación es que hay un buen gabinete, pero también se observa que estos ministros cuentan con pocos colaboradores. Hay algunos ministros que han logrado convocar buenos viceministros, pero en otros casos han tenido que continuar con los viceministros del gobierno anterior; ni qué decir del resto de la administración pública. Es difícil cambiar al Estado cuando los recursos humanos con los que se cuentan son limitados. Hay personas que quieren colaborar con el Estado, pero después no les parecen atractivos los sueldos en relación con lo que habían estado ganando en el sector privado. Además, el ambiente laboral, la infraestructura, la contraloría, el temor a que después cualquier decisión que tomen sea materia de investigación, eso frena algunas veces las decisiones.

¿Cómo ve el empresariado la diversificación productiva? ¿Qué oportunidades tiene Arequipa?

La diversificación productiva es una aspiración de todos. El ministro de la Producción anterior hizo un esfuerzo en ese campo y el Produce actual también está de acuerdo con la diversificación productiva, sólo que están usando otras herramientas. Tanto la industria como la agroexportación han venido creciendo en los últimos quince años de manera muy significativa, incluso por encima de la minería.

Arequipa es una de las regiones más completas del Perú, porque tiene agricultura de primera calidad, tiene una ganadería muy fina, una gran e importante minería —además, muy bien llevada, como es el caso de Cerro Verde, y con oportunidades adicionales, como el caso de Tía María—, tiene turismo, cultura e industria. Arequipa es una de las regiones que más han crecido en el Perú en los últimos quince años y debería seguir haciéndolo. Un problema que Arequipa tiene que resolver es cómo aprovechar la riqueza de Tía María al mismo tiempo que mantiene el desarrollo agrícola del valle del Tambo. Todos los estudios técnicos aseguran que esto es posible, pero lamentablemente hay una politización muy grande, además de la desconfianza histórica que hay en la población respecto a la empresa Southern.

Sea el primero en comentar sobre "Alfredo Torres: “Hemos organizado el CADE a partir de las preocupaciones ciudadanas”"

Deje un comentario