El valor agregado de las exportaciones mineras en Arequipa

En el año 2014, el 91.3% del total de productos exportados de Arequipa fueron del sector minero; al parecer esta tendencia no variará mucho en el 2015, ya que entre enero y junio esta categoría de productos alcanzó el 92% del total de bienes exportados. En el primer semestre de 2015, las exportaciones arequipeñas de minerales alcanzaron los US$ 1,043 millones, en valores FOB.

ESCRIBE ERICK SILVA CHÁVEZ, ANALISTA DE AURUM CONSULTORÍA Y MERCADO

Dentro de las exportaciones mineras, en el año 2014, los minerales de cobre y sus concentrados –que representan
el rubro más significativo de las exportaciones de la región– registraron un total de US$ 2,204 millones a valores FOB, aproximadamente un 3% menos que en 2013 y un 42% más que en 2007. Por su parte, las exportaciones de cátodos de cobre se redujeron de US$ 556 millones en el año 2007 a US$ 134 millones en el 2014.

Por lo que se refiere a otros minerales, entre los años 2007 y 2014, las exportaciones de minerales de plata y sus
concentrados se incrementaron en un 139%, pasando de US$ 55 millones en 2007 a US$ 132 millones en 2014. Las
exportaciones de molibdeno y sus concentrados, sin tostar, pasaron de US$ 15 millones en 2007 a US$ 99 millones en 2014, con un pico en el año 2011, en el que se exportaron US$ 153 millones. En cuanto a las exportaciones de oro
y sus concentrados, en 2007 solo se exportó US$ 1 millón que pasó a US$ 4 millones en 2014, también con un pico en el año 2011, en el que se exportaron US$ 60 millones.

En las exportaciones mineras, la mayor participación corresponde a minerales de cobre y sus concentrados, con 85.6% en 2014 y 86.7% en el primer semestre de 2015. En un lejano segundo lugar se ubican los cátodos y secciones de cátodos de cobre refinado, con una participación de 5.2% en 2014 y de 4.7% en el primer semestre de 2015.

Otros minerales exportados desde Arequipa –entre ellos minerales de plata y sus concentrados, minerales de molibdeno y sus concentrados (sin tostar), minerales de oro y sus concentrados, minerales de cinc y sus concentrados, desperdicios y desechos (de cobre), minerales de antimonio y sus concentrados– incrementaron su participación en las exportaciones mineras de Arequipa, pasando de 3.3% el 2007 a 9.2% al 2014. En lo que va de 2015, tienen una participación de 8.6%.

Mejorando la competitividad minera en Arequipa

La European Copper Institute señala cuatro etapas en la cadena de valor del cobre: la primera es la concentración de cobre presente en yacimientos naturales, la segunda es la producción de cátodos de cobre mediante fundición y refinado, la siguiente etapa es la transformación en productos terminados que pueden ser usados directamente, como es el caso de tuberías o cables, o productos semitransformados que requieren un proceso adicional, y la última
etapa es el uso de estos materiales por los consumidores finales.

Una acepción común del concepto valor agregado sugiere la transformación de un producto intermedio en algo más valioso mediante la actividad productiva. Como señala Rómulo Mucho, ex viceministro de minas, para generar valor sobre el material del subsuelo, no solo debe existir alguien que esté dispuesto a extraer y procesar el mineral, sino que debe haber alguien que tenga los recursos y esté dispuesto a comprarlo luego de un proceso de transformación.

En este sentido, si se quisieran exportar productos manufacturados de insumos mineros, como cátodos de cobre o productos terminados, se debe ser competitivo en la industria metalúrgica, tanto en el aspecto económico como en el aspecto ambiental. En el aspecto económico, el principal factor que impulsa la demanda de cobre es el proceso de industrialización de China, de manera que la mayor parte de empresas prefundidoras y fundidoras se ubican en ese país, logrando economías de escala por el alto volumen de producción, como señala Joan Torre, en la revista
Perú Económico. En el aspecto ambiental, la industria siderúrgica emite diversos gases que deben ser controlados. La eficiencia económica permitiría vender estos productos a precios atractivos para el mercado mundial y la eficiencia ambiental permitiría evitar conflictos sociales como los ocurridos en Tía María.

En Perú no existe la capacidad de planta que ha logrado china para conseguir eficiencia económica. Al no contar con una industria siderúrgica ampliamente desarrollada, tampoco se cuenta con el conocimiento y tecnología
necesaria para lograr la eficiencia ambiental, de manera que Perú no está en capacidad de producir de manera competitiva bienes de consumo final para la exportación.

La mayor parte de exportaciones mineras realizadas desde Arequipa son concentrados de minerales, de manera que pasan por una corta cadena de valor agregado. El verdadero valor agregado que deriva de la minería, según señala la PUCP en su blog institucional, está en la generación de encadenamientos productivos basados en la atención de la propia industria. Se debe buscar un “clúster minero”: un conjunto de pymes que logren atender con mayor eficiencia la demanda de bienes y servicios del sector, pequeñas empresas especializadas que no solo se limiten al sector minero de Arequipa o Perú, sino que busquen nuevas oportunidades de negocio en el extranjero, ofreciendo sus productos y servicios en otros mercados.

Publicado en Mercados & Regiones número 12, octubre de 2015

Sea el primero en comentar sobre "El valor agregado de las exportaciones mineras en Arequipa"

Deje un comentario