Emilio Moro: tradición, innovación y responsabilidad social

“Emilio Moro es una bodega tradicional que pretende tener presencia a nivel mundial y que está buscando una variedad que expresa España”, señala José Moro. El presidente de Bodegas Emilio Moro continúa: “Año tras año, hemos sido nominados entre los 10 mejores vinos del mundo en uno de nuestros vinos. Este año también hemos sido nominados por la revista americana Wine Enthusiast como Mejor Bodega Europea”.

ENTREVISTA A JOSÉ MORO, PRESIDENTE DE BODEGAS EMILIO MORO

¿Qué presencia tienen en Perú?
Llevamos siete años trabajando en el Perú, trabajando cada año para que la marca tenga mayor presencia y mayor conocimiento. Lo que hacemos es vender nuestra identidad, nuestra tradición, nuestra tecnología, nuestra forma de ser, y expresarla en unos vinos con carácter y con personalidad. La calidad del vino es bastante alta. Y, aunque el precio es competitivo en España, el traer el vino al Perú, con lo que implica de impuestos y aranceles, eleva el precio. Por eso, el segmento al que nos dedicamos es más un segmento medio-alto. En España es más versátil. Puedes encontrar una botella del vino más joven a un precio muy asequible, como pueden ser € 6 o € 7, hasta los vinos de más alta gama,

¿Tienen presencia en Arequipa?
No. Mi distribuidor, que es Panuts, está ahora intentando que los vinos lleguen también a esa maravillosa ciudad, en la cual he estado hace poco. Esperemos que el próximo año podamos tener también presencia en Arequipa.

¿Cómo describiría los vinos de Emilio Moro?
En la Ribera del Duero solo trabajamos una variedad que se llama Tempranillo. Nosotros la llamamos Tinto Fino, porque tiene una morfología muy especial y porque es un clon que hemos injertado desde que mi abuelo plantó las primeras cepas a finales de 1800. Es una variedad muy versátil y que se expresa de la mejor manera posible en España y, concretamente, en la Ribera de Duero.

Lo que describe a Emilio Moro es personalidad, identidad propia, la expresión de una variedad en una tierra y en unas condiciones climatológicas determinadas. Son vinos melosos, cálidos, pero a la vez con mucha personalidad.

¿Cuál es su percepción sobre la calidad de los vinos peruanos?
Los vinos peruanos que he probado tienen una calidad muy buena; técnicamente están muy bien elaborados. Cuando estos viñedos tengan más años, podrán expresar mucho mejor el terroir que se puede conseguir en el Perú.

¿Qué han logrado en temas de responsabilidad social?
La filosofía de Emilio Moro está basada en tres pilares fundamentales. Primero, la tradición; estamos hablando de una bodega familiar con tres generaciones detrás de nosotros y una distribución internacional en más de sesenta países. Segundo, somos una bodega innovadora, que está en constante colaboración con universidades para elaborar un vino de más calidad. Y tercero, la responsabilidad social corporativa, que llevamos a cabo básicamente a través de la fundación Emilio Moro. Trabajamos bajo el eslogan “El vino ayuda al agua” y también financiamos otros proyectos de carácter solidario. Hemos financiado proyectos en Sri Lanka, Nicaragua y España. Elaboramos un vino cuyo precio es elevado —son € 200— y todos los recursos que salen de este vino los dedicamos a la fundación.

¿En qué consiste su responsabilidad social en Arequipa?
En el caso de Arequipa, financiamos un proyecto de formación de jóvenes que comprende un curso de enología y viticultura dentro de sus estudios de gastronomía.

Publicado en Mercados & Regiones número 14, febrero de 2016

Sea el primero en comentar sobre "Emilio Moro: tradición, innovación y responsabilidad social"

Deje un comentario