Empleo formal e informal en el sur de Perú

En el año 2015, la informalidad en el sur se elevó en 2.5 puntos porcentuales en comparación con el año 2014, de manera que, en el año 2015, el 79.9% de la PEA ocupada en la Macrorregión Sur laboraba en condiciones de informalidad, mientras que solo el 20.1% eran trabajadores formales.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) considera en el empleo informal a todos los patronos y trabajadores por cuenta propia del sector informal, a los asalariados con empleo informal, tanto en el sector formal como en el sector informal, y a los trabajadores familiares no remunerados, independientemente de si están en el sector formal o en el sector informal.

Según datos del INEI, en el año 2015 la PEA ocupada en el sur de Perú fue de 2 millones 810 mil personas, con un crecimiento de 0.2% en comparación con el año 2014, donde la PEA ocupada fue 2 millones 805 mil personas. En la Macrorregión Sur, en el año 2015, Puno fue la región que tuvo el mayor número de personas en la PEA ocupada, con 776 mil personas; le siguió Cusco, con 753 mil personas; Arequipa, con 666 mil personas; Apurímac, con 264 mil personas; Tacna, con 173 mil personas; Moquegua, con 100 mil personas; y finalmente Madre de Dios, con 79 mil personas.

En lo que se refiere a la PEA ocupada por empleo formal, en comparación con el año 2012, las regiones Arequipa, Cusco, Madre de Dios, Moquegua y Tacna registraron descensos para el año 2015, mientras que Apurímac y Puno presentaron incrementos. En el año 2015, el porcentaje de la PEA ocupada ubicada en el sector formal en el sur de Perú se repartió de la siguiente manera: Moquegua, 35.1%; Arequipa, 32.8%; Tacna, 28.3%; Madre de Dios, 24.0%; Cusco, 17.0%; Apurímac, 11.7%; y finalmente Puno, 10.7%.

Población ocupada por empleo formal en el sur, 2012-2015
(porcentaje de la PEA ocupada)

41

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática.
Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado.

Por su parte, el empleo informal sigue presentándose como un reto por superar, debido a que en todas las regiones del sur existe un alto porcentaje de la población que pertenece a este sector. Puno y Apurímac son las dos regiones que mantienen el mayor número de personas que se encuentran laborando en condiciones de informalidad; sin embargo, las demás regiones del sur aún mantienen altos niveles de informalidad.

En el año 2015, el porcentaje de la PEA ocupada ubicada en el sector informal en el sur de Perú se repartió de la siguiente manera: Puno, 89.3%; Apurímac, 88.3%; Cusco, 83.0%; Madre de Dios, 76.0%; Tacna, 71.7%; Arequipa, 67.2%; y Moquegua, 64.9%.

Población ocupada por empleo informal en el sur, 2012-2015
(porcentaje de la PEA ocupada)

40

Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática.
Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado.

Según el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), los cambios demográficos representan un desafío en el aspecto laboral, pues se requerirá de una adecuada asignación productiva para el nuevo contingente de personas que ingresarán al mercado laboral con la finalidad de evitar incrementos en el desempleo o en la informalidad1.

Los altos costos laborales son un factor que genera obstáculos para que las empresas tomen la decisión de insertar a sus trabajadores en la formalidad; por ello es importante que, sobre todo las microempresas y pequeñas empresas, cuenten con facilidades para su registro, acceso al crédito, regulaciones laborales, etc. Asimismo, una mejor educación permitirá que los jóvenes próximos a insertarse en el mercado laboral se encuentren debidamente calificados y accedan a puestos laborales en condiciones formales.

1 Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (2016). Economía informal en Perú: Situación actual y perspectivas. 

Sea el primero en comentar sobre "Empleo formal e informal en el sur de Perú"

Deje un comentario