Gasoducto Sur Peruano: Enagás y Graña y Montero aumentarán su participación

SEMANAeconómica.- El largo proceso de venta de las acciones de Odebrecht en el Gasoducto Sur Peruano enfrenta una nueva instancia decisiva. Ayer, los ejecutivos de Odebrecht, Enagás, Graña y Montero, Brookfield Asset Management y Techint se debían reunir para definir el acuerdo final del ingreso de estos dos últimos al proyecto. Así lo pudo conocer en exclusiva SEMANAeconómica a través de fuentes relacionadas con la negociación, que prefirieron no revelar su identidad por haber firmado acuerdos de confidencialidad.

Los posibles nuevos socios (Brookfield y Techint) ya aceptaron que no se retire la cláusula anticorrupción estipulada en el contrato. Los 22 bancos que financian el proyecto ya dieron un primer visto bueno al acuerdo y la propuesta deberá, ahora, ser aceptada por el Ejecutivo. A continuación, SEMANAeconómica revela en exclusiva los principales detalles de las negociaciones.

Todos para uno

Si bien en un primer momento se esperaba que Brookfield adquiriera la participación total de Odebrecht en el consorcio operador (55%), la negociación estará sujeta a que los socios actuales —Enagás y Graña y Montero— amplíen su participación. Así, Enagás elevará su participación actual de 25% hasta un 40% —con lo que se convertirá en el socio mayoritario—, mientras que Graña y Montero aumentará su participación desde 20% hasta aproximadamente 30%. Con ello, Brookfield sólo adquirirá cerca del 30% de las acciones del Gasoducto Sur Peruano pertenecientes a Odebrecht.

Por su parte, la ítalo-argentina Techint ya no ingresará al consorcio operador del proyecto, a pesar de haber tenido la intención inicial de adquirir el 5%. Dicha empresa sólo ingresará al consorcio constructor al comprar la participación total de Odebrecht, ascendente al 71%. “Graña y Montero mantendría su participación del 29% en la construcción”, señala una de las fuentes consultadas para este artículo.

No tan rápido

Como comunicó hace unos días el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, Brookfield y Techint han aceptado que no se retire la cláusula anticorrupción estipulada en el contrato de concesión del gasoducto. “Lo mismo ha sucedido —aunque preliminarmente— con los 22 bancos que financian el proyecto”, dice una fuente cercana a las negociaciones.

Sin embargo, ello no significa que los potenciales nuevos socios asumirán los riesgos sin una garantía de por medio. Un ejemplo de ello es que Brookfield pretende que el pago que le debe hacer a Odebrecht por el 30% del consorcio operador se realice una vez que se concluyan las obras. “En ese entonces ya se habrán disipado los riesgos relacionados a posibles actos de corrupción en el proceso de licitación del Gasoducto Sur Peruano“, dice un alto ejecutivo de una de las empresas vinculadas en la negociación. Techint buscaría lo mismo, mientras que Enagás y Graña y Montero sí desembolsarían el dinero de forma inmediata.

Si bien aún no se pudo conocer la cifra por la que se vendería la totalidad de las acciones de Odebrecht en el Gasoducto Sur Peruano, SEMANAeconómica supo que ésta sería similar a la que Odebrecht negociaba con el consorcio Sempra-Techint (US$ 700 millones). Así, el 1% de las acciones estaría valorado en alrededor de US$13 millones. Brookfield pagaría casi US$ 400 millones por el 30%, mientras que Enagás y Graña y Montero pagarían US$195 millones y US$ 130 millones, respectivamente, por aumentar su participación.

¿Final feliz?

De no tener mayor variación, el Ejecutivo logrará que el acuerdo final no condicione la viabilidad del proyecto al retiro de la cláusula anticorrupción, la postergación del plazo de entrega del proyecto o al otorgamiento de garantías financieras. Dichas condiciones habían sido solicitadas anteriormente por el consorcio Sempra-Techint y los 22 bancos que financian el proyecto, como adelantó en exclusiva SEMANAeconómica.

Las negociaciones por la venta de la participación de Odebrecht en el Gasoducto Sur Peruano parecen entrar a la recta final, incluso a pesar de la reciente confesión de ejecutivos de Odebrecht respecto al pago de coimas en el Perú por hasta US$29 millones entre los años 2005 y 2014. Así lo confirmaron a SEMANAeconómica ejecutivos de Techint y Graña y Montero, quienes señalaron que ello no tendrá ningún impacto en las negociaciones. Esta revista también intentó contactarse con Brookfield, pero no obtuvo respuesta.

El tiempo se acaba para concretar la viabilidad de uno de los proyectos de infraestructura más grandes del país: la fecha límite para alcanzar el cierre financiero es el 23 de enero y, de no darse, el Estado revocaría la concesión. Los diversos actores del proceso de negociación correrán contra el tiempo y es de esperarse nuevos anuncios durante los próximos días.

Para ver la noticia original, haga clic aquí.

Sea el primero en comentar sobre "Gasoducto Sur Peruano: Enagás y Graña y Montero aumentarán su participación"

Deje un comentario