Odebrecht: “El Gasoducto Sur Peruano impulsará la industrialización de la región sur”

El Gasoducto Sur Peruano (GSP) es un proyecto emblemático como pocos en la historia de nuestro país y de la región. La administración está a cargo de la concesionaria Gasoducto Sur Peruano, un consorcio constituido por Odebrecht Latinvest y Enagás.

ENTREVISTA A LUIZ CESAR COSTA, GERENTE GENERAL DE GASODUCTO SUR PERUANO.

En términos generales, ¿en qué consiste el proyecto Gasoducto Sur Peruano y cuáles son sus fortalezas?

Inicialmente, el GSP fue concebido para darle una redundancia al sistema de transporte de hidrocarburos central existente, sobre todo para atender la generación eléctrica basada en las afueras de Lima. En el camino, los diferentes actores implicados se percataron de que podrían aprovechar la coyuntura creada por la construcción de esta gran obra y la oportunidad que suponía extenderla hacia el sur. El GSP entonces pasó a representar no solo la descentralización y afianzamiento de la generación termoeléctrica del país, sino también la realidad de suministrar gas a un precio económico y constante a la población sureña e impulsar y consolidar así la industrialización del sur.

¿Quién está a cargo de la administración del Gasoducto?
La administración está a cargo de la concesionaria Gasoducto Sur Peruano, un consorcio constituido por Odebrecht Latinvest –una empresa del grupo Odebrecht, que invierte en negocios de transporte, logística y ductos, y que maneja cerca de US$ 10,000 millones en inversiones en el Perú– y Enagás –de capital privado, es la Empresa Nacional de Gas de España, la más grande operadora de gasoductos en su país desde 1972, la cual recientemente adquirió el 20% de TgP y el 30% de COGA–.

¿El precio internacional del gas constituye un riesgo relevante para el proyecto?
El Perú es un país que sigue políticas de apertura de mercado que, junto al buen manejo económico de sus recursos naturales, han conseguido atraer inversiones sostenidamente, desarrollar rápidamente su consumo interno y liderar el crecimiento de la región en los últimos años. Una consecuencia de esa apertura es que estamos más interconectados con nuestros vecinos, aumentando también nuestra exposición a movimientos en el mercado globalizado.
Siempre las tendencias internacionales de hidrocarburos serán relevantes para cualquier proyecto del rubro interno e influenciarán indirectamente nuestro mercado, porque el Perú no está aislado; pero de ahí a ser un riesgo dependerá de cuán preparados estemos, y ahí el Estado debe actuar en lo que le corresponde para incentivar inversiones y el consumo, y el sector privado debe saber entender los buenos fundamentos del país y apostar por ellos.
El proyecto tiene como objetivo transportar el gas natural del productor para llevarlo al consumidor, es decir, brindamos un servicio de transporte que tiene un precio regulado. En ese sentido, un precio más competitivo del gas natural para los consumidores nacionales generará una mejor competitividad para nuestras industrias y un mayor ahorro para el consumidor residencial.

¿Qué industrias en el sur del país demandarán el gas en mayor medida?
Durante el proceso de licitación del GSP, Proinversión efectuó un proceso para que los consumidores interesados en consumir gas natural presenten sus propuestas. En dicho proceso, se obtuvo una demanda formada principalmente por las empresas generadoras eléctricas, pero con una importante presencia de industrias como la cementera. Es así que la llegada de gas natural genera nuevas oportunidades para las industrias y mayor competitividad para las industrias existentes. Un claro ejemplo fue el desarrollo industrial ocurrido en Lima, con las industrias que producen cerámicos (mayólicas), por ejemplo.
Inicialmente, las que necesitarán el gas son las que ya han manifestado su interés con el Estado, que reflejan el mapa industrial del sur: minería, agro, insumos de construcción y metalurgia. Sin embargo, estas industrias serán acompañadas por las que surjan del propio dinamismo del GSP; además de la propia generación termoeléctrica, está la petroquímica de etano y metano, que deberán ser industrias de gran escala para competir en el mercado interno y externo.

Una vez construido el Gasoducto, ¿aumentará significativamente la demanda por gas?
En los Estados Unidos existe un dicho: “Build it, and they will come” (constrúyelo y vendrán). Nuestra apuesta es por el desarrollo integral de la región sur del Perú con un fuerte impulso hacia la industrialización. En ese sentido, se requiere electricidad y gas a precios que permitan la competitividad de dichas industrias, lo cual genera también un crecimiento indirecto de servicios especializados, técnicos y básicos. La demanda no está oculta. Hay que generarla y despertarla, lo cual sucederá gracias al potencial desarrollo industrial del sur y al empuje de su gente.

Publicado en Mercados & Regiones número 2, agosto de 2014

Sea el primero en comentar sobre "Odebrecht: “El Gasoducto Sur Peruano impulsará la industrialización de la región sur”"

Deje un comentario