Yamila Osorio: “El sector público debe tener una alianza estratégica con el sector privado”

“La motivación principal para ingresar a la política en el Perú es mi vocación de servicio. Creo que la experiencia que tengo en el Gobierno Regional, el conocimiento de la región y la capacitación personal son ventajas claras”.

ENTREVISTA A YAMILA OSORIO DELGADO, CANDIDATA A LA PRESIDENCIA REGIONAL DE AREQUIPA

¿Cuál es su motivación principal para lanzarse a la presidencia del Gobierno Regional de Arequipa?
En primer lugar, mi vocación de servicio; la motivación principal para ingresar a la política en el Perú tendría que ser la vocación de servir y de trabajar para mejorar la calidad de vida de la población. Específicamente, me interesa mejorar la gestión pública y gobernabilidad de Arequipa. En segundo lugar, estoy capacitada y tengo experiencia en el cargo; actualmente soy consejera regional y conozco muy de cerca cómo funciona el aparato público. Finalmente, a partir de esta experiencia como consejera, he podido conocer la realidad de las ocho provincias de la región Arequipa y creo que, abonado a ello, hemos hecho un trabajo interesante en el Consejo Regional. En este sentido, tengo ahora una motivación para colaborar desde el ámbito ejecutivo, que es donde se tiene mayor capacidad de decisión para implementar reformas o políticas regionales.

¿En qué se diferencia su propuesta de la del resto de candidatos?
Bueno, quizás reiterando, creo que la experiencia que tengo en el Gobierno Regional, el conocimiento de la región y la capacitación personal son ventajas claras. Por otro lado, al ser joven, tengo un “chip” moderno y abierto a ideas; creo que hay más humildad al momento de recibir aportes. Por ejemplo, tomaré muy en serio las propuestas del estudio de competitividad realizado para la región por el Prof. Michael Porter y su equipo; estoy convencida de que el crecimiento apoyado en altos niveles de competitividad es el único crecimiento sostenible y que brindará a todos los arequipeños un estándar de vida elevado. Creo que estos puntos nos pueden hacer marcar la diferencia; y considero que nuestra candidatura es la candidatura del siglo XXI, porque representamos a un sector juvenil, ávido de aportar en los espacios de poder; y también, evidentemente, hay una inclusión femenina que se torna interesante en este ciclo.

En su opinión, ¿cuáles son los principales problemas que tiene la región Arequipa actualmente?
El caótico servicio de transporte, la inseguridad ciudadana, los servicios de salud y educación de baja calidad, y también la “minero-dependencia”. La minería formal es muy favorable para la región, y apoyaré y fomentaré la inversión nacional y extranjera en este sector; no obstante, la minería no puede ser el único sector dinámico y competitivo, ya que los recursos mineros eventualmente se agotarán. Tenemos que desarrollar otras industrias y capacidades, utilizando eficientemente los recursos que la minería nos brinda actualmente.

¿De qué manera se pueden canalizar estos recursos, desde la minería hacia otros sectores económicos?
De muchas maneras. Por ejemplo, si hablamos de pesca, tenemos el litoral más extenso del Perú y deberíamos enfocar recursos para tener los mejores desembarcaderos y así poder impulsar mejor la pesca artesanal. En cuanto al agro, no olvidemos la importancia que tiene al momento de contribuir a la seguridad alimentaria; sin embargo, el agro se deja muchas veces de lado y debería recibir más apoyo. Además, tendríamos que preguntarnos qué tan competitivo es nuestro agro; en la mayor parte de zonas altoandinas se da un agro de subsistencia, y es allí donde debemos enfocar la inversión en infraestructura que apoye al agro, como pequeños reservorios, represas, etc. Te pongo un ejemplo: en la Joya, donde se está sembrando bastante uva, el Gobierno Regional ha invertido en una fábrica de packing. Hoy en día, esta fábrica ya no se abastece, por la gran cantidad de uvas que procesa para exportación. Son proyectos como estos, que pueden estar vinculados a la agricultura, ganadería o pesca, los que nos permitirían impulsar una mayor competitividad.

Hablando de la ganadería, considerando las zonas lecheras que todavía existen en Arequipa, como Majes y Chuquibamba, debemos favorecer el darle un mayor valor agregado a la actividad lechera, porque prácticamente tenemos un monopolio; si logramos implementar programas de capacitación para los ganaderos, ellos van a poder darle un valor agregado a su leche. Un claro ejemplo es lo que se está haciendo en Chuquibamba con los quesos y yogures.

También hay que trabajar para reducir las brechas de infraestructura. Es importante invertir en una verdadera integración regional y macrorregional. Lamentablemente, no todas las provincias están articuladas; hay provincias a las que no se puede llegar por una vía asfaltada, u otras a las que atraviesa la Panamericana y no logramos implementar en ellas autopistas adecuadas o vías de evitamiento.

En términos generales, debemos usar los recursos de la minería para mejorar las bases, el ambiente de negocios de Arequipa, para que las personas y empresas de los demás sectores puedan desarrollar sus actividades de una manera más productiva. Esto finalmente traerá crecimiento, mejores empleos y mejores condiciones de vida para los arequipeños.

¿Cuál es su percepción del sector privado en la región?
El sector público debe tener una alianza estratégica con el sector privado. El Gobierno Regional de Arequipa, en la próxima gestión, tiene que garantizar la estabilidad social para que los inversionistas sigan viendo Arequipa como una región atractiva. Como hemos visto a nivel nacional, no basta con que exista un potencial o ventaja comparativa en una región; deben existir también las condiciones sociales, y este es un primer enfoque que tiene que tener el Gobierno Regional. Asimismo, tampoco debemos desaprovechar las asociaciones público-privadas y las obras por impuestos. Por ejemplo, la construcción de la autopista Arequipa-La Joya, en mi opinión, debió concesionarse desde un inicio. De esta manera, también podríamos ahorrar recursos públicos que pueden ser focalizados en asuntos específicos que requieren prioridad.

Entiendo que se buscaría facilitar de alguna manera estos mecanismos de obras por impuestos y asociaciones públicoprivadas…
Sí, y algo más: los Gobiernos regionales tenemos las OPIP (Organismo Promotor de la Inversión Privada). En los últimos años, lamentablemente, hemos visto que la OPIP está adscrita a la Gerencia de Comercio Exterior y Turismo, y los resultados que han tenido han sido muy deficientes. Hemos visto iniciativas privadas con procesos de evaluación que han durado de 4 a 5 años, para luego recién pasar por Consejo Regional. Hay varios casos, como el proyecto energético Condoroma, o el proyecto de la Cementera Otorongo, en La Joya. En este sentido, nuestra propuesta es que la OPIP sea fortalecida por técnicos de nivel, que no solo asuman un rol pasivo, sino que salgan activamente a buscar inversionistas y muestren en qué áreas de la región se puede invertir.

¿Se tienen los medios para poder atraer estos profesionales idóneos a la OPIP?
Sí. Por ejemplo, cabe la posibilidad de que, a través de SERVIR, se pueda atraer a gerentes públicos previamente capacitados; SERVIR ha implementado un programa de gerentes públicos, que
lamentablemente los Gobiernos regionales no han sabido aprovechar.

La pregunta del millón: ¿cómo podemos reducir la corrupción en el sector público?
Como hemos visto en el último índice de competitividad, Arequipa es una de las regiones que tiene mayor percepción de corrupción a nivel nacional, y la corrupción hace que finalmente el Estado no funcione de manera eficiente. Entonces, primero debemos hacer partícipe a la ciudadanía, para que esta sea más vigilante. Nosotros estamos proponiendo un programa de Corrupción Cero, que va vinculado a crear mecanismos eficientes para que la población pueda hacer llegar sus denuncias. Un rol importante lo cumple también el Consejo Regional de Arequipa; tenemos un Consejo Regional dependiente del Ejecutivo, a diferencia del Congreso, que tiene su propio presupuesto para investigar. Por ejemplo, la Megacomisión ha gastado ya más de S/. 5 millones en la investigación al gobierno de Alan García. Sin embargo, en el Consejo Regional de Arequipa no sucede lo mismo; tenemos que estar de alguna manera a la voluntad de lo que el Ejecutivo regional pueda facilitar, en cuanto a técnicos o especialistas que asistan en las investigaciones. Nosotros proponemos la autonomía del Consejo Regional, para que pueda trabajar con un presupuesto propio y que pueda, a su vez, articularse con la Contraloría de la Republica.

¿Cómo puede lograr que estas metas sean monitoreadas de una manera transparente?
Aquí es importante la labor de la ciudadanía, pero debemos asegurar que tenga medios accesibles para hacer llegar sus denuncias. Por otro lado, el Consejo Regional, que es el ente fiscalizador, debe cumplir su trabajo y estar potenciado para procesar las denuncias de los ciudadanos. Finalmente, es evidentemente que la Contraloría de la República debe cumplir también su labor.

Publicado en Mercados & Regiones número 2, agosto de 2014

Sea el primero en comentar sobre "Yamila Osorio: “El sector público debe tener una alianza estratégica con el sector privado”"

Deje un comentario