El sur del Perú prefiere ahorrar en un banco que bajo el colchón

En una entidad financiera miembro del FSD, su dinero no sólo genera intereses, sino que también está cubierto y de forma gratuita. Anímese y haga de las bóvedas de las entidades financieras su nuevo colchón.
La crisis financiera de los años 1930 en Estados Unidos y la reciente crisis financiera de 2008, originada también en dicho país, acompañadas de desinformación y pánico llevaron a los ciudadanos de varios países a desconfiar del sistema financiero y, en especial, de los bancos. Perú no es una excepción, más aún en una economía que vivió el intento de la estatización de la banca en el primer gobierno de Alan García Pérez y que, además, como reveló la Encuesta de Medición de Capacidades Financieras de la Corporación Andina de Fomento, del año 2014, registra pobres indicadores de educación financiera: según la encuesta en mención, solo el 17% de los peruanos puede calcular una tasa de interés y solo el 19% tiene una cuenta de ahorros.
La situación del sur del Perú se detalla a continuación:
49

Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado.
Fuente: Superintendencia de Banca, Seguros y AFP del Perú (SBS).

Perú: Participación porcentual de los depósitos de la zona sur en el total de depósitos
a
nivel nacional, por tipo de empresa del sistema financiero
(participación %)

48

Elaboración: Aurum Consultoría y Mercado.
Fuente: Superintendencia de Banca, Seguros y AFP del Perú (SBS).

El departamento de Arequipa representa el grueso de depósitos en el sistema financiero, si bien Cusco es el líder para el caso específico del Banco de la Nación. A pesar del desarrollo económico que ha tenido la Macrorregión Sur la proporción de depósitos totales entre PBI es significativamente menor a la del país: en 2014, el ratio depósitos totales/ PBI para el sur del Perú fue de 20.1%, mientras que el valor nacional fue 47.3%, más del doble. No cabe duda que queda aún un gran camino por recorrer en la zona sur. Los mayores temores del peruano en general que respaldan estas cifras y las de inclusión financiera se pueden dividir en dos: (1) la estatización de la banca y (2) la quiebra del banco donde tiene su dinero. Pero, ¿estos temores están bien fundados? Veamos.
Una estatización del sistema financiero hoy en día es prácticamente nula. El gobierno que tomará el poder en julio de 2016 seguirá el modelo económico de los últimos años, buscando garantizar un ambiente económico sano y estable para los peruanos y el país; ciertamente el estatizar el sistema financiero no será algo que pase por la cabeza de nuestras autoridades. Por otro lado, la quiebra de una entidad financiera como un banco no debería preocupar al ahorrador actual o potencial, ya que sus fondos están cubiertos parcial o totalmente gracias al Fondo de Seguro de Depósitos (FSD).
Es muy probable que personas ajenas al sistema financiero no sepan de este fondo y de su objetivo como tal. El FSD fue creado mediante la Ley General de Instituciones Bancarias, Financieras y de Seguros, aprobada en 1991 mediante Decreto Legislativo Nº 637. Según su sitio web, el FSD vela “por el mantenimiento de un sistema financiero sólido y confiable, a través de mecanismos modernos para la cobertura de depósitos asegurados y para la rehabilitación de empresas del sistema financiero que son miembros de éste”. A continuación se detallan las principales características de este fondo:
– Miembros: Empresas bancarias, empresas financieras, cajas municipales de ahorro y crédito, cajas rurales de ahorro y crédito, y edpymes autorizadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) a captar ahorros del público.
– Monto de cobertura: El fondo cubre, a mayo de 2016, por persona hasta S/. 96,571 en cada entidad donde dicha persona tenga depósitos (este monto es actualizado trimestralmente en función al Índice de Precios al por Mayor).
– Depósitos cubiertos: Cuentas Corrientes, Cuentas a Plazo, Cuentas de Ahorro, Depósitos CTS, Certificados de Depósito No Negociables, Depósitos en Garantía, Depósitos para Cuotas Iniciales, Plan progresivo de Depósitos, Retenciones Judiciales, Intereses por Depósitos, Depósitos con contratos Swaps y/o compra futuro Moneda Extranjera (ME), Depósitos a la Vista Inactivos, Depósitos de Ahorro Inactivos, Depósitos a Plazo Inactivos, entre otros.
– Fuentes de recursos: Sus principales recursos son el aporte inicial efectuado por el Banco Central de Reserva (BCR), primas de los miembros, ingresos de multas impuestas por la SBS o el BCR, rendimiento de activos propios del FSD, entre otros. En caso el fondo se quede sin liquidez, también cuenta con líneas de crédito del Tesoro Público aprobadas mediante decreto de urgencia. El fondo no hace uso del fisco (impuestos) para cubrir los depósitos de las personas.
– Portafolio de inversión: El FSD invierte en el BCR (depósitos y certificados de depósitos), letras del Tesoro Público, bonos locales y depósitos a plazo en el exterior (Corporación Andina de Fomento y Fondo Latinoamericano de Reservas).
– Casos atendidos: Desde 1991 a la fecha, el fondo ha atendido 15 resoluciones bancarias, siendo los últimos casos la Caja Municipal de Pisco (2014) y la Caja Rural Señor de Luren (2015).
En resumen, si usted cree que su dinero está mejor y a salvo bajo su colchón, está totalmente equivocado. En una entidad financiera miembro del FSD, su dinero no sólo genera intereses, sino que también está cubierto y de forma gratuita. Anímese y haga de las bóvedas de las entidades financieras su nuevo colchón.

Be the first to comment on "El sur del Perú prefiere ahorrar en un banco que bajo el colchón"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*