LXG Capital: "Si bien los últimos cinco años han sido sumamente buenos, creemos que los próximos cinco años serán mejores”

«Con respecto al sur, la ventaja que tenemos es que, en primer lugar, hay mayor crecimiento en provincias que en Lima, y la gente al final del día hace mucho M&A para buscar crecimiento.»
ENTREVISTA A MARTÍN FARIÑA VON BUCHWALD, SOCIO FUNDADOR DE LXG CAPITAL

“En la universidad trabajé en econometría para Lawrence Klein, premio Nobel de 1980, y eso fue lo que me permitió pagar mis estudios en Filadelfia”, comenta Martín Fariña. El socio fundador de la boutique financiera LXG Capital continúa: “Luego empecé en el Banco Mundial, específicamente en el IFC (International Finance Corporation), dos años en Washington y un año en Sao Paulo. Después pasé a JP Morgan y estuve quince años ahí, principalmente en Nueva York. Fundé el Grupo de Instituciones Financieras para JP Morgan Latinoamérica y lo manejé muchos años. Después fui managing partner de la oficina de JP Morgan en México y luego, conjuntamente con socios con un perfil similar, comenzamos LXG hace siete años”.

 ¿Dónde opera y cuáles son los servicios de LXG?
En LXG, tenemos oficinas en Lima y en Buenos Aires, y hemos participado muy activamente en toda Latinoamérica. En México vendimos ING Hipotecaria, que era el banco hipotecario más grande de México, a Santander. En Chile asesoramos a BCI (Banco de Crédito de Inversiones) en la compra del banco más grande de Florida. En Perú participamos en la venta de Mibanco y Hermes, y la transacción de farmacias entre Albis y Química Suiza (Mifarma). En M&A (fusiones y adquisiciones) en toda la región hemos estado bastante activos.

Asimismo, tenemos una SAFI (Sociedad Administradora de Fondos de Inversión) donde el primer fondo que tenemos es un fondo de reforestación de la Amazonía, que acabamos de listar en bolsa y cuyo target marketson fondos grandes extranjeros que estén buscando temas medioambientales, o impact investors. En el mundo desarrollado, los institutional investors en Estados Unidos, Canadá, Europa ponen parte de su portafolio —5%, 10%, 15%— en el mundo forestal, porque tiene rentabilidades buenas con bajos niveles de volatilidad.

El nuestro es el primer fondo forestal en Perú. Perú tiene ventajas naturales que no tienen Estados Unidos ni Chile, que es la abundancia de agua, la radiación solar y la superioridad biológica que tiene la Amazonía en especies. El precio de la madera ha subido en los últimos treinta años. Eso te va a llevar a una rentabilidad por encima de las rentabilidades de fondos de real estate o de otros fondos forestales en el mundo. Y obviamente tiene un impacto social importante, particularmente en Madre de Dios, y medioambiental, por el tema del cambio climático y también por el tema de generar corredores biológicos. Entonces, tenemos M&A, banca de inversión, la SAFI y también un multi-family office.

¿Cuáles considera que son los factores de éxito dentro de su empresa?
Los negocios en que estamos no son intensivos en balance (capital patrimonial). Por ejemplo, M&A y levantar capital, particularmente equity y high yield, son negocios intensivos en experiencia y talento, pero no en balance. El asset management para manejar un fondo forestal o manejar un fondo de infraestructura es lo mismo. Para nosotros va a ser imposible competir en negocios donde se necesitan grandes balances; pero, por otro lado, los negocios donde no se necesita mucho balance, pero sí se necesita expertise, son más rentables. Entonces, nos metemos en cosas más complejas de mucha más rentabilidad y mucho más margen.

¿Quiénes serían sus principales competidores en Perú y Latinoamérica?
Hacemos transacciones como la compra de BCI, pero no es nuestro mercado natural. Nuestro mercado natural va entre US$ 100 y US$ 500 millones, en donde los bancos globales no están. Por el lado peruano, en banca de inversión nuestra competencia es Credicorp Capital y Apoyo Consultoría, pero sentimos que hay mercado para todos.

En lo que se refiere a fondos, el tema forestal es algo que nadie ha hecho. No nos metemos a competir en fondos mutuos, plain vanilla, commodities, pero sí en algo especializado de alto margen.

¿Cómo son las inversiones en este fondo?
El modelo de negocio del fondo es comprar pastizales, principalmente en Madre de Dios, la zona de la selva de Pasco y Puerto Inca, y sembramos high yield timber, árboles de muy alto rendimiento o con superioridad biológica —principalmente con superioridad biológica, como pueden ser la marupa, la bolaina o, en ciertos segmentos como el de alto lujo internacional, la teca—.

El plazo de retorno depende de la especie. Para la bolaina, son siete años; para la marupa, doce; y para la teca, veinte años. Es un solo fondo que va creciendo y, al listarlo en bolsa, la posibilidad de que la gente salga y entre se facilita. Y no tienes que esperar veinte años: aprovechas el incremento de la biomasa sin tener que esperar hasta la cosecha.

¿Cómo ve las perspectivas para la industria de fusiones y adquisiciones en los próximos años para Latinoamérica, Perú y el sur?
Para el Perú lo veo muy positivo. El negocio de M&A se activa cuando hay visibilidad, buenas expectativas, baja volatilidad. Si bien los últimos cinco años han sido sumamente buenos, creemos que los próximos cinco años serán mejores.

Otro factor es que hay un flujo importante de inversionistas y empresas chilenas que están buscando una diversificación hacia Perú.

El otro tema que estamos viendo es que los fondos se han sentido forzados a incrementar o normalizar su portafolio en Latinoamérica, y ellos contaban con Brasil. Brasil desaparece y, por lo tanto, ese incremento en los fondos destinados a Latinoamérica se ha tenido que concentrar en México, Perú, Chile y Colombia.

Con respecto al sur, la ventaja que tenemos es que, en primer lugar, hay mayor crecimiento en provincias que en Lima, y la gente al final del día hace mucho M&A para buscar crecimiento. Otro tema interesante es que una empresa en provincias que compra otra empresa en otra provincia está culturalmente más adaptada que una empresa limeña comprándose una empresa en provincias. Albis es un ejemplo, con su expansión en el norte del Perú y en la selva. Se les hace más fácil entender el mundo de provincias y hay más receptibilidad.

Un tema que encuentro fascinante es el de energía solar. Arequipa es uno de los lugares más atractivos en el mundo en energía solar y un sector relevante va a ser infraestructura M&A o inversión directa en infraestructura solar. Otro tema es en el sector industrial, porque el costo de la energía es menor en el Perú, relativo a Chile, Colombia y Brasil.

¿Hay suficientes empresas con dueños que estén dispuestos a vender?
Acá y en todas las partes del mundo, en empresa familiares el tema de sucesión es complejo de manejar; y muchas veces eso lleva a querer vender. Ahora los precios son buenos, el nivel de liquidez está bueno y hay interés de extranjeros. En la medida en que las empresas familiares estén aprovechando el crecimiento pero no puedan resolver su tema de sucesión, eso naturalmente los lleva a una posible venta.

Yo quisiera pensar también que, en el próximo gobierno, las privatizaciones deberían ser relevantes. Por ejemplo, si creemos que dentro de cinco años se cuestionará la viabilidad de las empresas petroleras, vender ahora una empresa como Petroperú tiene todo el sentido del mundo.

¿De qué te sientes orgulloso entu carrera?
En LXG nos sentimos orgullosos de todas las transacciones que hemos hecho, pero más del impacto social que hemos tenido. Somos un negocio de atraer talento; y el talento de los jóvenes de hoy se atrae no solamente pagándoles, sino creando algo que es más grande que hacer plata. Por el lado de los clientes, también la gente se quiere ir con una entidad que trate de tener un impacto positivo en la sociedad. Nos sentimos orgullosos de ese factor; está muy metido en nuestro ADN. Si ves los estatutos de LXG, todas las empresas que tenemos dicen que nuestra misión es “hacer el bien, bien hecho”.

Publicado en Mercados & Regiones número 16, junio de 2016

Be the first to comment on "LXG Capital: "Si bien los últimos cinco años han sido sumamente buenos, creemos que los próximos cinco años serán mejores”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*