Yamila Osorio: “Mi gestión no tiene camiseta política, tiene claro que primero está Arequipa”

El Pueblo.- La gobernadora regional, Yamila Osorio, se muestra optimista por estos días, asegura tener confianza en el gobierno que desarrollará el presidente Pedro Pablo Kuczynski. En esta entrevista, además, defiende la gestión del presidente Ollanta Humala a la que califica de aceptable y también niega cualquier rencilla con el alcalde de Arequipa.

Por: Elizabeth Huanca U.

Arequipa ha respaldado ampliamente al presidente electo PPK, ¿qué expectativas tiene frente a su gobierno?

Lo que esperamos es que exista gratitud con esta región y con el sur. Hay expectativas de descentralización, de recursos, algún mecanismo de compensación, porque la reducción del canon minero, sin duda, pone en riesgo la inversión pública y un mejor nivel de entendimiento entre el gobierno nacional y los subnacionales. Tenemos mucha confianza en su gobierno.

Ha instado a los alcaldes a no “llorar” y a gestionar recursos, han sido declaraciones muy fuertes, ¿no le parece?

No. Yo entiendo la preocupación que nos genera el canon minero, pero hay que ser bien transparentes en las cifras, tenemos que decir que sí hemos recibido menos por canon, pero más por regalías.

Ha cuestionado la marcha que harán los alcaldes para exigir más recursos…

Creo que esa es una manifestación legítima, pero creo que estamos al final de un gobierno y que es difícil, por no decir imposible, que este gobierno haga algo por el tema del canon minero. Sin embargo, sí creo que nuestro enfoque está en plantear una propuesta clara para minimizar los impactos de la reducción del canon, pero para el próximo gobierno.

¿Entonces le parece que esta marcha va a ser en vano?

Lo que pasa es que ya ha habido varias marchas y al final no se han logrado resultados.

Entonces, ¿cómo harán para financiar sus obras, cómo hará usted?

Por gestión, ante los ministerios, ante Salud, Vivienda y Transportes, con el mismo ministerio de Economía. Al final, los alcaldes y gobernadores somos la cabeza de una familia y tenemos que ser creativos para poder sacarla adelante.

¿No va a participar?

No voy a participar porque ese día más bien voy a tener una reunión en el MEF, en la Dirección de Presupuesto Público, para que nos expliquen los motivos por los que el canon ha caído.

Bueno, para pedir mayor apoyo se requiere de unión de las autoridades, se ha notado mala relación entre el alcalde Zegarra y usted.

Lo que yo puedo decir es que las puertas de mi gestión están abiertas para los 109 alcaldes, quizá el de Arequipa sea uno de los pocos que no acude para coordinar un tipo de apoyo del Gobierno Regional, probablemente, es su estilo, no lo sé.

¿Hay enemistad con Zegarra?

De mi parte, yo te puedo asegurar que no hay ningún tipo de rencilla ni resquebrajamiento con ningún alcalde, con ninguno.

Desde la MPA le han pedido que no se meta en los asuntos municipales con el transporte, ¿cómo toma ello?

Mira, los taxistas me han pedido que los ayude para que ellos sean escuchados, yo no estoy proponiendo ninguna ordenanza ni nada que se le parezca. Yo sé cuáles son mis competencias y cuáles no, y si hay 12 mil familias que corren el riesgo de quedarse sin su fuente de recursos, obviamente, pasa a un plano mayor, y si está en mis manos abrir un tipo de camino para que ellos expongan sus problemas (ante el Ministerio) yo me voy a mantener fiel a la causa.

¿Aun así ello le genere más conflictos con la municipalidad?

Si es que los taxistas me han pedido que los ayude, yo no tengo ningún problema. No veo por donde sale el escándalo, si cuando hubo el conflicto con Tía María, que es en otra jurisdicción, el señor alcalde que es de otra jurisdicción fue a la zona para tratar de mediar por el conflicto social, pese a que no era su competencia. No entiendo por qué ahora salta el escándalo de que yo pueda apoyar a un grupo de personas que me lo han solicitado. No voy a emitir ninguna ordenanza que infrinja la ley, porque sé muy bien dónde estoy parada.

¿Y el alcalde sabe bien dónde está parado?

(sonríe) Imagino que sí.

Da la impresión que las rencillas nacen desde la elección regional, ¿si Zegarra no se acerca a usted, no tiene intención de conversar con él para trabajar juntos?

Yo te digo algo, el año pasado me pidieron apoyo para el Barrio de San Lázaro y nosotros le dimos una partida para ello. Hay alcaldes de Arequipa Renace, como de cualquier otro partido que no son del mío, a los que he apoyado. Mi gestión no mira camisetas políticas, mi gestión tiene muy claro que primero está el desarrollo de Arequipa.

No teme que se repita la mala experiencia de gestión que ocurrió por la división de Vera Ballón y Yamel Romero.

Reitero, las puertas del gobierno (regional) están abiertas para todos los alcaldes que buscan concretar ciertos proyectos.

Sin embargo, los pedidos de presupuesto para la provincia y región salen de manera aislada; el alcalde pidió el año pasado 500 millones a Cerro Verde, ahora usted hace un pedido similar…

Lo que hemos hecho es manifestar que es importante que las mineras den un aporte. Hay una iniciativa muy importante que es constituir un acuerdo regional por Arequipa, donde los movimientos regionales y las principales organizaciones de la Sociedad Civil y del sector empresarial planteen políticas más sostenibles. Este espacio sí sería muy oportuno para avalar los proyectos, que requiere Arequipa, de trascendencia municipal y regional.

Allí forzosamente tendría que trabajar con el alcalde, ¿no?

Esa es la idea y que podamos gestionar los proyectos que tienen en su cartera los alcaldes distritales y provinciales.

Uno de los pedidos que harán los alcaldes al nuevo presidente es la eliminación de la ley que prohíbe la reelección, ¿está de acuerdo?

Yo creo que lo ideal es que el cargo dure cinco años en caso de que no haya reelección, o sino que se permita una sola reelección, porque el período queda muy corto. Por ejemplo, para ejecutar el puente Chilina tuvieron que pasar dos períodos de administración regional; hay proyectos de impacto que trascienden los 4 años.

Bajo ese criterio, ¿teme no poder dejar ninguna obra de trascendencia?

El que mucho abarca, poco aprieta, por eso hemos identificado los proyectos estratégicos que debemos dejar concluidos o bastante avanzados como la Variante de Uchumayo, todas las obras de infraestructura mayor de Majes en marcha, el santuario de Chapi, que lo vamos a entregar al próximo año y un gran hospital para Arequipa

Ya ha pasado un año y medio de su gestión, ¿siente que las cosas comienzan a salir como esperaba o no?

Nos hemos encontrado con una gestión más compleja de la que esperábamos. La coyuntura de hoy es distinta a la de ayer. Creo que el primer año ha servido para saldar las obras de la anterior gestión. Este segundo año es de los proyectos propios, como la Variante de Uchumayo.

Las encuestas no la favorecen, ¿no le preocupa ello?

La última nos da la aprobación de 32%. No me inquieta, porque es un histórico que se da en los gobiernos regionales y de alguna manera son superiores.

¿Siente que hay mezquindad hacia su gestión?

En general, yo creo que hay mezquindades para los políticos, porque tus detractores muy difícilmente van a opinar a favor tuyo. Lo veo en este gobierno, la mezquindad que hay con el presidente Ollanta Humala, que ha podido tener errores, pero yo creo que deja un legado interesante.

¿Siente que Humala ha sido un buen gobierno?

Yo creo que la gran deuda es con la provincia de Arequipa, con el tema de transporte (SIT). Por lo demás, soy fiel testigo de los proyectos que se han iniciado al interior de la región, a nosotros este año nos va a entregar más de 100 millones en transferencias y nos deja 120 millones, aprobados por ley, para el próximo año, para la variante y varios hospitales. Yo creo que ha sido un gobierno aceptable.

Entonces, ¿no comparte que ha sido el peor gobierno de todos los tiempos?

No comparto eso, yo creo que los peores gobiernos son aquellos que generan corrupción y que utilizan recursos del Estado para ello.

Hasta ahora, ¿cuál ha sido el momento más difícil de su gestión?

Sin dudar, el conflicto por Tía María, me sentía algo impotente de las pocas posibilidades de entendimiento entre el gobierno nacional y la población.

El tema de los kits escolares marcó negativamente su gestión. La impresión es que hay corrupción, ¿cómo tomó esa denuncia?

Creo que eso fue positivo por varios temas, porque surge al inicio de la gestión y te permite inmediatamente tomar medidas correctivas, eso rescato.

Su gerente Edmer Trujillo renunció insinuando actos de corrupción.

Yo dudo bastante, porque alguien que renuncia y va directamente a un puesto de trabajo deja mucho que pensar.

¿Cuál ha sido el peor sinsabor en su gobierno?

Siempre hay deslealtades y eso genera sinsabores, nadie es adivino para saber en qué momento te va a fallar o te van a traicionar, lo que hay que hacer es no pecar de confiado. Yo ya no concentro la confianza en una sola persona.

¿Siente que tiene muchos enemigos en política?

Sí claro y quizá de la que tiene cualquier político, porque tengo 30 años, soy la gobernadora más joven del país y porque también soy la única mujer en una sociedad que es realmente machista.

¿Piensa en algún momento reconciliarse con Guillén?

No lo he visto desde que acabó la campaña. Yo no me arrepiento de haber apoyado a su gestión. Lo que sí puedo garantizar es que no hay rencores.