Suspensión del proyecto Pampa de Pongo afecta economía regional

El Pueblo.- En enero del año pasado, el proyecto de hierro Pampa de Pongo, en la provincia arequipeña de Caravelí, obtuvo luz verde para comenzar, con la aprobación de su Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Sin embargo, actualmente, los trabajos se encuentran paralizados y existe incertidumbre sobre el reinicio.

Pampa de Pongo es uno de los seis proyectos más esperados por el sector minero, ya que significaría una inversión  de US$ 1,840 millones en la construcción de una mina y un puerto en Pampa de Pongo.

Adicionalmente, demandaría la contratación de 3 mil 294 personas para la etapa de construcción, y mil 256 en la etapa de operación. El terminal portuario demandaría 450 trabajadores en la etapa de construcción y 50 durante la operación y mantenimiento.

Según información divulgada en Lima, la empresa china Nanjinzhao, promotora del proyecto, afronta una etapa de quiebra. Afectada por la crisis internacional del sector siderúrgico y el descenso del precio del hierro. La empresa Jinzhao Mining Peru S.A. (fundición de Nanjinzhao) también está en problemas por “la burbuja de bonos corporativos chinos”.

Nanjinzhao planeaba producir un promedio de 15 millones de toneladas anuales de hierro en Pampa de Pongo. El proyecto es considerado uno de los más grandes de su tipo en Latinoamérica.

Impacto

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, Diego Muñoz Nájar, manifestó que la suspensión del proyecto es una mala noticia porque afecta a la economía regional.

El perjuicio es para Arequipa, porque no recibirá en dos o tres años como estaba previsto, el canon minero y regalías producto de la operación del proyecto minero. Los proveedores de insumos, maquinarías tendrán que esperar más tiempo y la mano de obra buscará otras actividades. “El impacto económico es considerable, considerando que es una inversión que supera los mil 800 millones de dólares”, sostuvo.

Muñoz confía que el proyecto se concrete, aunque probablemente demore algún tiempo, considerando que depende de los precios del mineral, y de la solvencia de la nueva empresa que sea elegida.

Alternativas

El viernes último, la gobernadora de Arequipa, Yamila Osorio Delgado, se reunió en privado con los representantes de la empresa Jinzhao Mining Perú S.A. En la cita, informaron que el proyecto ahora está en manos de Zhongrong Xinda Group (Shandong Coking).

El asesor principal de la gobernación, Juan Carlos Agramonte, manifestó que los nuevos responsables están evaluando alternativas para reanudar el proyecto. Esto estaría supeditado a la mejora de los precios en el exterior del mineral de hierro.

Según información que circula en Lima, una de las opciones es que no se construya el puerto en Lomas como parte del proyecto. Optarían por invertir en la mina y sacar el mineral por el puerto de Marcona.

El gerente regional de Energía y Minas, Roger Vladimir Bustinza Camapaza, comentó que la empresa que promovió Pampa de Pongo fue afectada por los precios internacionales del mineral. El hierro actualmente está en 51.36 dólares la tonelada, cuando los inversionistas hicieron sus estimaciones pensando en 70 dólares. En enero de este año estuvo 41.28 dólares la tonelada. Con el precio actual, sostuvo que existe un periodo de incertidumbre sobre la continuidad del proyecto.