El agro agoniza en provincias de Cusco por falta de lluvia

La República.- La falta de lluvias en varias zonas del Cusco ha comenzado a generar daños a la agricultura. Las pérdidas superan el 50%, según Eber Callulla, dirigente de la Federación Agraria Revolucionaria Cusco (Fartac).

No obstante, la Dirección Regional de Agricultura de la Región (DRAC) refiere que el agro ha sufrido un daño en el 20% (más de 16 mil hectáreas de cultivos).

Solo ese 20% de daños a causa de la falta de lluvias y, en algunas zonas, también por las heladas, está valorizado en más de 44 millones de soles.

Saturnino Mesa, responsable del Área de Estadística de la DRAC, refirió que el grueso de los daños se registró en las provincias de Canchis, Quispicanchi, Chumbivilcas, Espinar, Canas y Paruro; todas ubicadas a más de 3 mil 500 metros de altitud.

En esas zonas altoandinas, la agricultura depende de las lluvias porque hay una carencia de sistema de irrigación. En la región imperial hay 180 mil unidades agropecuarias. Solo cuentan con riego el 24% y menos de la tercera parte tiene riego tecnificado. Eso quiere decir que el 76% de tierras cultivables depende de las lluvias.

En las seis provincias se dejarán de cosechar papa, habas, maíz, cebolla, quinua, entre otros productos de panllevar. En consecuencia, los precios de esos productos en los mercados del Cusco se elevarán sustancialmente en 2017.

Además, otra consecuencia inmediata de la falta de lluvias es el trastorno que sufre el año agrícola. Este periodo solía empezar en setiembre y octubre para que las primeras cosechas salgan en marzo y abril. Por el retraso en el inicio de la temporada de lluvias, es posible que las plantaciones recién den fruto a mediados de 2017.

Emergencia hídrica

Ahora que Cusco ha sido incluida en la lista de regiones donde se registra una emergencia hídrica, se activó el Plan de Contingencia Agraria, que cuenta con 3 millones 900 mil soles para atender a este sector.

“Hemos tomado todas las previsiones que el caso amerita para enfrentar la falta de lluvias. Estamos evaluando en cada distrito y provincia los efectos de la ausencia de lluvia para brindarles el apoyo en el más breve plazo posible”, refirió Alfredo Inca Roca Concha, titular de la DRAC.

“En esos 60 días de la emergencia se implementarán acciones para reducir el alto riesgo de perder los campos de cultivo. Además se buscará la rehabilitación de las plantaciones, en caso amerite”.

Por su parte, el alcalde de Chumbivilcas, David Vera Castillo, sostuvo que ahora se hace necesario que el gobierno nacional declare en emergencia el sector agrario, porque “las sequías y las heladas han provocado que muchos productos que estaban germinando mueran”.

Para ver la noticia original, haga clic aquí.