El aumento en la tasa del impuesto a la renta y la estabilidad jurídica

Cabe preguntarse qué sucederá con las empresas que suscribieron un Convenio de Estabilidad Jurídica (CEJ) con el Estado a partir del 2015 y que, por lo tanto, han estabilizado el régimen tributario del IR de acuerdo con las tasas aplicables en ese momento.

En el año 2014, dentro de las medidas adoptadas por el anterior gobierno para reactivar la economía, se emitió la Ley N° 30296, que, entre otros aspectos, dispuso una reducción gradual de la tasa del Impuesto a la Renta (IR) aplicable a las empresas: del 30% al 28%, en el 2015 y 2016; a 27%, en el 2017 y 2018; y a 26%, a partir del 2019. Por otro lado, y con la finalidad de mantener la tasa efectiva del IR en 32.8%, se dispuso un aumento progresivo en la tasa aplicable a los dividendos percibidos por personas naturales o personas jurídicas no domiciliadas: de 4.1% a 6.8% en el 2015 y el 2016, a 8% en el 2017 y el 2018, y a 9.3% a partir del 2019.

Recientemente, en el marco del pedido de facultades legislativas de este gobierno al Congreso, se anunció, a raíz de la propuesta para reducir el IGV a 17%, que, para compensar la disminución en la recaudación que dicha medida generaría, se estaría planteando paralelamente un aumento en la tasa del IR al 30% y consecuentemente, una disminución de la tasa aplicable a los dividendos, para regresar al 4.1%.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

En este contexto, cabe preguntarse qué sucederá con las empresas que suscribieron un Convenio de Estabilidad Jurídica (CEJ) con el Estado a partir del 2015 y que, por lo tanto, han estabilizado el régimen tributario del IR de acuerdo con las tasas aplicables en ese momento. Como se sabe, la estabilidad otorgada por los CEJ difiere en caso se trate de empresas receptoras de inversión o inversionistas. En el primer caso, la estabilidad tributaria abarca la totalidad del régimen del IR y, por lo tanto, dichas empresas habrían estabilizado la tasa del IR con la reducción gradual aprobada por la Ley N° 30296 y, en el supuesto que se apruebe su aumento al 30%, dichas empresas no se verían afectadas y continuarían aplicando la tasa del 28% por el plazo de vigencia del CEJ. En el segundo caso, la estabilidad tributaria se limita al régimen aplicable a los dividendos que dichos inversionistas perciban; consecuentemente, la reducción de la tasa aplicable a dichos dividendos tampoco le correspondería y, durante la vigencia del CEJ, tendrían que seguir aplicando la tasa del 6.8%.

Síganos en Facebook

Ahora bien, la pregunta se plantea porque, cuando se publicó la Ley N° 30296 en el 2014, se incluyó una disposición complementaria final, en la que se dispuso que, para que las empresas receptoras de inversión que hubieran suscrito un CEJ puedan renunciar a este —y beneficiarse de la reducción en la tasa del IR—, era necesario que sus accionistas o inversionistas renuncien previamente a cualquier CEJ que hubieran suscrito; de esta forma, se buscó evitar que se afecte la tasa efectiva del IR. Sin embargo, muchas empresas receptoras de inversión renunciaron efectivamente a los CEJ que tenían suscritos sin que previamente lo hayan hecho sus inversionistas; el Estado, entendiendo la ilegalidad de dicha disposición y el hecho de que aplicarla hubiera supuesto la posibilidad de enfrentarse a un sinfín de demandas, se hizo de la vista gorda.

De aprobarse la modificación en las tasas del IR, nos encontraríamos ante un escenario similar, es decir, las empresas receptoras de inversión mantendrían una tasa del IR estabilizada en 28%, pero sus inversionistas tendrían la posibilidad de renunciar a sus CEJ y aplicar la tasa del 4.1% sobre los dividendos que perciban, sin que el Estado pueda condicionar tal renuncia, como pretendió hacerlo anteriormente, aunque sin éxito, ya que ello vulneraría las propias disposiciones que regulan los CEJ y contraviene lo establecido en el propio CEJ, que el Estado ha suscrito válidamente y que está obligado a respetar.

Be the first to comment on "El aumento en la tasa del impuesto a la renta y la estabilidad jurídica"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*