Acuicultura: una oportunidad para la diversificación productiva

La “siembra de peces” o acuicultura es una actividad que tiene gran potencial en nuestro país; en un corto a mediano plazo, puede generar numerosos empleos y puede convertirse en una de las actividades principales de la economía peruana.

La acuicultura es la actividad que consiste en el cultivo de plantas acuáticas y la cría de especies hidrobiológicas. Si se la potencia, puede generar muchos empleos a lo largo de toda la cadena productiva de manera descentralizada en las regiones donde se desarrolle.

Según el documento sobre el Estado de la Pesca y la Acuicultura 2016 (SOFIA) de la FAO, el desarrollo sostenible de la acuicultura puede ayudar a la sociedad a erradicar rápidamente el hambre; actualmente, la acuicultura suministra el 50% de todo el pescado que se consume, proporciona ingresos a pequeños productores y permite a los acuicultores y empresas a gran escala, generar miles de empleos. En consecuencia, la inversión en acuicultura puede impulsar la economía, incrementar la seguridad alimentaria y nutricional y reducir la pobreza, en los países que la desarrollen.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

En los últimos años, en Perú, dicha actividad ha tenido un crecimiento significativo, pues la demanda y la producción de productos hidrobiológicos altamente nutritivos se incrementó; algunas especies ya se han consolidado en el mercado, entre ellas la trucha y la tilapia, mayormente demandas en el mercado nacional, mientras que especies como las conchas de abanico y el langostino son exportadas casi en su totalidad a países como Estado Unidos, Francia, Italia, España y Países Bajos, según el Ministerio de la Producción.

Según la Sociedad de Comercio Exterior del Perú, COMEXPERU, a nivel nacional, existen 12,000 lagos y lagunas, la mayor parte de ellos ubicadas en la sierra peruana, y que son aptas para el desarrollar la actividad acuícola.

La acuicultura en nuestro país requiere de un trato especial en los ámbitos laborales como tributarios, para que así se puedan superar algunas limitaciones en temas de control burocrático y el otorgamiento de derechos de control y uso sobre las áreas que se tienen disponibles.

Síganos en Facebook

Desde 2008 también se viene impulsando la acuicultura marina a lo largo del litoral peruano, principalmente para el cultivo de conchas de abanico; sin embargo, aún existen áreas disponibles para el cultivo de otras especies, como algas marinas y crustáceos, en las zonas costeras de los departamentos de Tumbes, Piura, La Libertad, Ancash, Lima, Ica, Moquegua y Tacna. En la amazonia peruana, la acuicultura presenta muchas posibilidades de aplicación, tanto para especies introducidas, como para especies nativas.

Actualmente, Perú cuenta con un CITE (Centro de Innovación Tecnológica) acuícola, ubicado en el departamento de San Martín. Dicho CITE brinda asistencia técnica y asesoría especializada para la adopción de nuevas tecnologías para la actividad acuícola, con el fin de incrementar la competitividad de las empresas, fomentar la innovación y generar mayor valor en la cadena productiva acuícola, lo que permitiría una oferta mucho más atractiva, tanto para el mercado local como para el mercado externo.

En el año 2015, el Ministro de la Producción, Piero Ghezzi, anunció la creación de un moderno CITE acuícola en el departamento de Puno. Dicho departamento cuenta con un gran potencial para la acuicultura, incluyendo la crianza de truchas y de otras especies ictiológicas.

Be the first to comment on "Acuicultura: una oportunidad para la diversificación productiva"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*