“Errores” en una entrevista que la gente piensa que le costarán el trabajo, pero no es así

Teniendo en cuenta todos los consejos sobre las entrevistas de trabajo, es posible que sienta que tiene que caminar sobre cáscaras de huevos cuando está siendo entrevistando. Sin embargo, hay bastantes cosas que usted podría pensar que le costarían el trabajo que, en realidad, no lo harán. 

A continuación una lista de algunas de ellas publicadas por Business Insider.

Pedir reprogramar

Antes de obtener una entrevista en persona, es probable que hable con un reclutador o gerente de contratación por teléfono como parte del proceso preliminar de investigación. Si recibe esta llamada en un mal momento, no tiene que hacerlo bien entonces.

“He entrevistado a muchos candidatos que simplemente respondieron su teléfono y estaban distraídos, desprevenidos, y más… No es su culpa”, dice Vicki Salemi, experta en carrera de Monster. “¿Estoy diciendo que no conteste su teléfono? No. Pero cuando lo haga, simplemente puede decir: “Me encantaría hablar con usted, pero ahora estoy en medio de algo. ¿Podemos agendar esta conversación?”. El empleador no piensa menos de usted por hacer esto, dice Salemi.

Lo mismo ocurre si está enfermo o por algo tiene que reprogramar su entrevista en la oficina. Salemi dice que sólo tiene que avisar al empleador con suficiente tiempo. Lo recomendable es 48 horas; sin embargo, si usted está enfermo, a veces 24 horas está bien.

Preguntar por qué trabajo está siendo entrevistado

“Cuando trabajaba en reclutamiento corporativo, era frecuente que los candidatos postularan a más de un trabajo en la empresa”, dice Salemi. “Cuando se le cite para una entrevista, pregúntele específicamente de qué puesto están hablando, lo necesitará para comercializar sus habilidades y experiencias hacia ese trabajo en lugar de otro si varían ligeramente”.

Suscríbase a nuestro boletín diario, el mejor resumen de noticias sobre Arequipa y el sur, directo a su bandeja

Llegar tarde

“En un mundo ideal, todos llegaríamos diez minutos antes para nuestras entrevistas”, dice Vicky Oliver, autor de “301 respuestas inteligentes a preguntas difíciles de entrevistas”. “Desafortunadamente, el mundo ideal es un mundo aparte del tráfico”.

Si se retrasa, Oliver dice que debe llamar con antelación. “Usted recibe mucha más simpatía si llama con 20 minutos de anticipación y dice: “He estado sentado en un taxi por 40 minutos y estoy aterrorizado de que voy a llegar tarde a nuestra reunión de hoy”. Nunca simplemente llegue tarde sin una excusa.

Espacios en blanco

“El momento incómodo en el que va por el pasillo con su entrevistador y no tiene nada que decir”. Lo más importante es no entrar en pánico. Un poco de silencio durante una entrevista de trabajo es normal.

Olvidar la pregunta

Oliver dice que es normal estar nervioso durante una entrevista de trabajo, y los entrevistadores tienen esto en cuenta. “Si olvida la pregunta que se le hizo, sólo sonría y pregunte a su entrevistador si le importaría repetir la pregunta”, dice Oliver. “Nos pasa a todos.”

Síganos en Facebook

Hablar mucho

“Quiere sacar el máximo provecho del tiempo de su entrevistador, así que quiere ser lo más conciso posible, pero eso no es lo mismo que hablar lo menos posible”, dice Haefner. “Cuanto más diga, más oportunidades tendrá para mostrar sus habilidades comunicativas, y su experiencia.”

Hacer demasiadas preguntas

“Tiene que hacer preguntas, esto es su derecho como candidato. Está entrevistando al empleador tanto como lo están entrevistando a usted”, dice Salemi.

La entrevista es su oportunidad de entrar en la organización, ver cómo el jefe potencial se comunica con usted y habla con posibles colegas. Sus entrevistadores esperan que usted haga preguntas, así que asegúrese de hacerlo.